"Los obreros indios tienen un rendimiento 3 o 4 veces superior": la declaración del gobierno cubano que indigna a sus trabajadores

Hotel Manzana Derechos de autor de la imagen Will Grant
Image caption El icónico centro comercial Manzana de Gómez, en el Paseo del Prado de La Habana, está siendo transformado en un hotel 5 estrellas.

Si caminas por el frondoso Paseo del Prado en La Habana Vieja, encontrarás difícil escapar de los ruidos de la construcción.

Al menos tres grandes proyectos de hoteles están en marcha a lo largo de ese tramo de la capital cubana.

Uno de ellos es la renovación del icónico Manzana de Gómez, un antiguo centro comercial que será convertido en un hotel 5 estrellas.

Con el récord de turistas que han llegado a la isla en 2016, la necesidad de nuevos hoteles es evidente.

Sin embargo, en los últimos días el proyecto de construcción "Hotel Manzana" ha causado polémica. No por su estilo arquitectónico, que se mantiene fiel a sus influencias europeas de inicios del siglo XX. Tampoco por su presupuesto o plazos, ya que debe estar terminado para la primavera del próximo año.

Lo es por las diferencias salariales entre los distintos empleados del lugar.

Sueldo 10 veces mayor

Según informó la agencia de noticias Reuters en junio, la compañía francesa Bouygues, a cargo de la construcción del hotel de lujo en asociación con el Estado cubano, trajo entre 100 y 200 obreros indios a Cuba para trabajar en el proyecto.

Las estrictas regulaciones sobre el salario que las empresas extranjeras pueden pagar a los empleados cubanos hicieron que el sueldo de los albañiles indios, entre 1.200 y 1.600 euros al mes, sea hasta diez veces más de lo que ganan los locales.

Derechos de autor de la imagen Will Grant
Image caption Otro de los grandes proyectos de construcción es el hotel Packard.

"Es una práctica normal para nosotros, llevar nuestros propios equipos para trabajar en obras de construcción en todo el mundo", dijo un representante de la compañía francesa, que solo puede ser identificado como "Franco".

Agregó que había viajado mucho con la empresa, especialmente en Medio Oriente, y casi siempre acompañado de un equipo propio de obreros.

Pero en América Latina, el empleo de mano de obra extranjera es raro y en Cuba es casi desconocido.

¿Mejores trabajadores?

Inicialmente ni la presencia de los empleados de la India o de la diferencia de salarios se consideraba especialmente controvertida. Pero fue la explicación del gobierno, que tomó varios meses para difundirse, la que al parecer enfureció a los cubanos.

En una entrevista publicada en el diario oficial Juventud Rebelde, el director adjunto de la compañía inmobiliaria cubana Almest, José Martínez, vinculó los salarios más altos con la productividad de los indios.

"El nivel de eficiencia de los indios en los trabajos de construcción es tres o cuatro veces mayor que el promedio nacional en Cuba. Su trabajo siempre da resultados de muy alta calidad... sacan el máximo provecho a su día de trabajo, lo que se traduce en una mayor productividad", dijo.

Como era de esperarse, la declaración fue recibida con indignación por numerosos obreros cubanos trabajadores.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El paseo del Prado es uno de los puntos más turísticos de La Habana.

"Si nos pagaran 1.500 euros al mes, le construimos la Manzana de Gómez cuatro veces", dice el obrero cubano Yanquiel Jardines, mientras almorzaba en una construcción en el barrio de Vedado de La Habana. Le pregunté al trabajador de 25 años de edad y a sus colegas mayores sobre el artículo de Juventud Rebelde, mientras fumaban y bebían refrescos en su descanso del mediodía.

No les molesta el hecho de que los trabajadores indios ganen salarios más altos. Ellos valoran la estabilidad de sus empleos estatales por encima de empleos con sueldos elevados, pero más "esporádicos", del sector privado.

"Estoy aportando a mi pensión y sé que trabaja de nuevo mañana", dice Rolando, que ha pasado más de 20 años en obras de construcción.

"Pero esos tipos en las 'brigadas' (proyectos del sector privado), no saben lo que sucederá cuando el proyecto actual termine. Ellos podrían no trabajar de nuevo durante meses".

Lo que les molestó fue la sugerencia de que no son tan eficientes como sus homólogos de India o de cualquier otra nacionalidad.

Incertidumbre

Para muchos cubanos, la cuestión del empleo con empresas extranjeras llega al fondo de sus preguntas acerca de cómo el acercamiento con Estados Unidos -y en consecuencia, el auge del turismo- los beneficiará a ellos.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los trabajadores cubanos se preguntan si el acercamiento entre los gobiernos de Barack Obama y Raúl Castro los beneficiará.

¿Se les permitirá a los inversores extranjeros contratar a los trabajadores cubanos directamente en vez de hacerlo a través de la agencia estatal de empleo? ¿recibirán sueldos establecidos de acuerdo a una tasa de mercado "internacional"?

El historiador Eusebio Leal es el hombre detrás de la renovación de gran parte de La Habana Vieja. En una entrevista reciente con la BBC habló sobre el tema de pago del hotel Manzana:

"130 o 140 obreros que traiga esa compañía no van determinar la realidad del mercado laboral interno de Cuba. No la van a determinar", dijo.

Mientras tanto la empresa constructora e inmobiliaria de Cuba, Almest, dice que está realizando un estudio para crear un nuevo sistema de pagos, más relacionado con la productividad.

Sin embargo, eso puede no tranquilizar a algunos trabajadores de construcción del Estado. Además de que ganan menos que sus compañeros, ahora su orgullo también está golpeado.

Temas relacionados

Contenido relacionado