Disturbios y destrozos en Chile durante el paro contra el sistema privado de pensiones

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El paro nacional fue convocado por diferentes organizaciones en el aniversario 36 de la creación del sistema de pensiones privado.

Decenas de miles de personas tomaron las calles de las principales ciudades de Chile para protestar en contra del sistema privado de pensiones vigente en el país.

Algunos manifestantes protagonizaron destrozos y enfrentamientos con la policía, que respondió usando con gases lacrimógenos y cañones de agua.

El paro nacional fue convocado por diversas organizaciones sociales, encabezadas por la Coordinadora "No+AFP".

Las manifestaciones se produjeron al cumplirse 36 años desde que el gobierno militar de Augusto Pinochet (1973-1990) emitió un decreto que estableció un sistema de pensiones basado en la capitalización individual de un fondo de jubilaciones, administrado por empresas privadas denominadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Valparaíso fue una de las ciudades en las que se registraron enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas del orden.

En la actualidad, según un estudio de la Fundación Sol, el 90,75% de los jubilados chilenos reciben menos de US$233 al mes, casi la mitad del sueldo mínimo establecido en ese país, mientras los aportes mensuales de los trabajadores activos se invierten en la capitalización de grandes empresas.

Unas 10.000 personas se reunieron en la Plaza de Armas de Santiago y marcharon algunos kilómetros.

Manifestaciones similares tuvieron lugar en distintas ciudades de todo el país.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption En Santiago, los manifestantes respondieron con piedras y pintura a los camiones cisterna.

Dos autobuses quemados, colegios ocupados, bloqueos de calles y enfrentamientos entre manifestantes y la policía en distintos puntos de Santiago y otras ciudades marcaron la jornada.

Millones de personas tuvieron problemas para desplazarse a sus actividades diarias en Santiago, pues el metro suspendió momentáneamente algunos de sus servicios.

Las protestas más violentas se registraron en la capital chilena y Valparaíso.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, condenó el vandalismo a través de su cuenta de Twitter, en la que escribió: "Las marchas pacíficas por mejores pensiones hacen más clara la voz ciudadana. La violencia no es el camino para un gran acuerdo nacional".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption También gases lacrimógenos se usaron para dispersar las marchas en Santiago.

Minutos más tarde, Bachelet publicó un nuevo mensaje, en el que sostuvo que "un acuerdo nacional para las pensiones requiere aunar muchas voluntades para que sea sustentable".

"Eso toma tiempo y diálogo", señaló.

Hasta ahora, el Gobierno ha ofrecido crear una AFP estatal que regule mejor el sistema y un aumento de las cotizaciones de entre el 10 y el 15 % a cargo de los empleadores.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Los manifestantes hicieron fogatas para cerrar las principales calles de Valparaíso.
Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El gobierno chileno ofreció crear una administradora de pensiones estatal.
Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La presidenta de Chile condenó la violencia durante la jornada.
Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Un camión cisterna de la policía fue alcanzado por las molotov de los manifestantes, informó Reuters.
Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Las fuerzas de seguridad chilenas utilizaron gases lacrimógenos en las principales avenidas de Santiago.

Temas relacionados

Contenido relacionado