“¡Es terrible! ¿Cómo pueden hacer esto?”: las reacciones frente al video de realidad virtual de la mujer que es traficada y convertida en esclava sexual en México

Escena del video en 360 grados
Image caption Esta es la historia de María, una madre soltera que fue traficada desde Nicaragua a México.

En los primeros 4 minutos Arturo Fourcans cierra las manos con fuerza y aprieta las mandíbulas.

Se recarga incómodo en el respaldo de la silla, mientras voltea a un lado y otro.

Tiene puestos unos lentes de realidad virtual y un par de audífonos. Al paso de los minutos cambia su postura.

Ahora está encorvado, con las manos entreabiertas. Sigue tenso.

Arturo es médico jubilado, pero en ese momento ha entrado en el cuerpo de María, una madre soltera de Nicaragua que fue secuestrada y después convertida en esclava sexual.

A través de "Traficada", una historia de realidad virtual que la BBC presentó en el encuentro 100 mujeres de Ciudad de México, el médico se traslada a la habitación de la joven.

Una mazmorra oscura, sólo un catre y una puerta de metal. Escucha a la mujer:

"Ocho años de burdeles y prostíbulos. Ocho años de hombres y violencia", dice.

"Al principio contaba los días y las noches, pero después de tantos años, ¿tú, llevarías la cuenta?".

Image caption En los casi siete minutos del video puedes ponerte en la piel de María y experimentar parte de su terrible historia.

Fourcans camina después por el lugar donde María es obligada a prostituirse. Escucha las conversaciones de otras esclavas sexuales, las amenazas de los traficantes de personas.

En los zapatos de ella vive su secuestro y la violencia cotidiana que enfrenta. Cuando el doctor se quita los lentes está desconcertado.

"¡Qué terrible!”, le dice a BBC Mundo. “¿Cómo es posible que alguien pueda hacer esto?".

Y confiesa: "Sentí que me habían secuestrado, mucho miedo, temor, coraje, odio por las personas que hacen eso".

"Es fácil perder tu libertad"

Traficada es la primera historia noticiosa en realidad virtual que produce la BBC.

Fue realizada a partir de una serie de entrevistas a mujeres víctimas de explotación, aunque el caso de la protagonista es real.

La idea es que los espectadores sientan lo más cercano posible la experiencia de ser una persona traficada para convertirse en esclava sexual.

La tecnología de realidad virtual es una buena forma de conseguirlo, le dicen a BBC Mundo Charlie Newland y Owain Rich, los creadores de la experiencia.

El proyecto se concretó después de varios meses de investigación y ensayos, dice Owain.

Derechos de autor de la imagen BBC Mundo
Image caption "¿Cómo es posible que alguien pueda hacer esto?", dijo Arturo Fuourcans después de ver el video.

"Lo hacemos con herramientas muy experimentales, eso toma mucho tiempo, se cometen errores porque nuestra experiencia es en filmaciones", explica.

"Deben compartirse muchos elementos como audio, drama de radio, teatro. Es un medio diferente en sí mismo".

Pero la tecnología es una parte. "La historia de María es horrorosa", explica Newland.

"Lo más importante que quisimos mostrar es el poder que algunos pueden tener sobre tu vida".

"Con esta pieza quisimos hacer sentir lo fácil que es perder tu libertad, poner a la gente en los zapatos de María de una forma que quizá nunca puedas sentir. Para eso sirve esta tecnología".

Y parece que lo consiguieron, al menos así fue con las personas que observaron Traficada durante el encuentro 100 Mujeres.

Derechos de autor de la imagen BBC Mundo
Image caption Charlie Newland y Owain Rich, productores de Traficada.

En una habitación de la iglesia de Corpus Christi en el centro de la capital mexicana, Owain y Charlie colocaron un par de sillas y un camastro junto con su equipo:

Lentes de realidad virtual, audífonos, computadoras y una pantalla. En ese escenario se vivió la experiencia. Fuerte para algunos.

"Nunca pensé que fuera así"

"Todavía me tiemblan las piernas", le dice a BBC Mundo Francisco Suárez, empleado de una farmacia tras los 8 minutos que dura la historia de realidad virtual.

"Yo sabía que a muchas mujeres las obligan a vender su cuerpo, pero nunca pensé que fuera así. Y estar en sus zapatos es muy, muy triste, desolador".

Lo mismo piensa Pedro Gutiérrez Lozano, estudiante de 16 años de edad.

"Me impactó porque es algo que le pasa a muchas mujeres a diario. Sentí horrible, que era ella y algo muy malo me iba a pasar", le dice a BBC Mundo.

Su hermano Joaquín, de 17 años, también quedó impresionado. “Es algo muy difícil, extremadamente traumático lo que viven”, explica a BBC Mundo.

Pero lo que muestra Traficada es una parte de la realidad que viven las esclavas sexuales.

Derechos de autor de la imagen BBC Mundo
Image caption Lentes de realidad virtual, audífonos, computadoras y una pantalla. En ese escenario se vivió la experiencia de "Traficada".

"No puedo ponerme en sus zapatos, esto te pone en su perspectiva pero aún así nunca vas a lograr entender lo que es estar allí", dice Joaquín Gutiérrez.

"Es dramático, te cambia la vida por completo. Se me hace tremendo, horrible".

El papel de los hombres

Los principales clientes de las redes de esclavitud sexual son hombres.

Organizaciones civiles como la mexicana Unidos contra la Trata creen que una forma efectiva de combatir el negocio, es reducir la demanda.

Para esta parte de la historia BBC Mundo conversó sobre todo con los hombres que probaron la experiencia de realidad virtual.

Una de las preguntas fue: ¿ayudaría en algo que más de ellos se pusieran en los zapatos de las mujeres esclavas, como pretende conseguir la historia de "Traficada"?

"A lo mejor no se termina con el negocio, pero si más hombres vivieran el miedo de María lo pensarían dos veces", le responde a BBC Mundo Víctor Robles, contador privado.

Image caption "Traficada" es la primera experiencia de video en 360 grados de la BBC.

José Luis Leone, camarógrafo, coincide: vivir la experiencia de ser explotada sexualmente "da escalofrío, miedo".

"Si uno dijera esto que viven ellas habría una solución, pero a veces la gente se queda callada por dinero".

Pero el empresario Alberto Ruiz cree que eso no basta.

"No se trata de hombres o de mujeres, se trata de seres humanos", le dice a BBC Mundo.

"Que ocurran estas cosas es incomprensible e inaceptable. La gran pregunta es que como sociedad no estamos haciendo algo mucho más activo al respecto".

El shock de un periodista

Durante casi 20 años he contado historias parecidas a las de María. Muchas víctimas tuvieron la confianza de recordar conmigo el infierno de la esclavitud sexual.

Pero no es lo mismo escuchar a vivir. O al menos, mirar la vida con sus ojos, como se ve en la realidad virtual de "Traficada".

Los sentimientos de la experiencia son distintos en cada persona. Para mí lo más impactante fue los minutos en lo que le llaman "zona de tolerancia".

Derechos de autor de la imagen BBC Mundo
Image caption El camarógrafo José Luis Leone dijo que vivir la experiencia de ser explotada sexualmente "da escalofrío, miedo".

La escena muestra una calle sin pavimento, con casas de madera iluminadas con luces de colores. Las mujeres de pie, a la espera de clientes que pasan en automóviles.

He visto lugares como éste en Chiapas, en la frontera sur de México, y en Tamaulipas, al norte, en zonas controladas por el cartel de Los Zetas.

Las mismas calles en Guatemala y El Salvador. Casi iguales.

Sacude verlas en "Traficada" porque además del shock de ser María por 8 minutos, aparece una nueva muestra del profundo y complejo problema de la esclavitud sexual.

Caminé por una calle como la que ahora recorro de forma virtual. Dos décadas de distancia. La misma terrible historia.