¿Qué significa la aprobación del llamado "fast track" que acelera los acuerdos de paz en Colombia?

Hombre con bandera colombiana. Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La implementación del nuevo acuerdo de paz de nuevo enfrentó al oficialismo y a la oposición en Colombia.

El acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC superó este martes un gran obstáculo cuando la Corte Constitucional de ese país avaló el llamado "fast track", un mecanismo excepcional que permitirá aprobar rápidamente en el Congreso las reformas pactadas.

La decisión fue tomada por ocho votos a favor y uno en contra.

La Corte Constitucional avaló la vía rápida que había aprobado el Congreso hace seis meses y que permitirá reducir a la mitad los tiempos para tramitar las reformas legales y constitucionales que deberán hacerse para implementar el acuerdo con las FARC.

De ese paquete de reformas hacen parte varios proyectos, como los de amnistía, indulto, justicia transicional y la posibilidad de que las FARC se conviertan en un partido político legal.

El gobierno confía en que antes de terminar el año el Congreso, donde tiene mayoría, apruebe la ley de amnistía e indulto.

La vía rápida también garantiza que el acuerdo con las FARC sea cumplido en el futuro por otros gobiernos y le da facultades al presidente colombiano Juan Manuel Santos para expedir decretos con rango de ley.

La Corte consideró que el "fast track", aprobado por los congresistas colombianos en junio, no está reñido con la Constitución.

Derechos de autor de la imagen Corte Constitucional de Colombia
Image caption La Corte Constitucional avaló las atribuciones especiales a favor del Congreso de Colombia.

Juan Manuel Santos y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, firmaron el 24 de noviembre un nuevo pacto después de que el original fuera rechazado en un plebiscito.

"Este acuerdo, renovado, ajustado, precisado y aclarado debe unirnos, no dividirnos", dijo Santos en aquella oportunidad.

El "fast track"

La decisión de la Corte Constitucional, compuesta por nueve magistrados, significa un gran alivio para el proceso de paz y despeja el camino para que las FARC continúen con su proceso de desarme y desmovilización, y luego se conviertan en un movimiento político.

La "vía rápida" no había empezado a operar antes porque estaba ligada a la refrendación popular de los acuerdos de paz, algo que no pasó el 2 de octubre cuando el No se impuso en un plebiscito.

El triunfo del No obligó al gobierno y a las FARC a negociar el nuevo acuerdo que fue refrendado por el Congreso hace dos semanas.

El gobierno consideró que se trataba de una refrendación popular indirecta, mientras que la oposición alegó que se trataba de una trampa.

Por su parte, la Corte Constitucional señaló que la refrendación que hizo el Congreso del nuevo acuerdo es válida, teniendo en cuenta que ese es un órgano elegido mediante votación popular.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption En la mañana de este martes, grupos de personas se aproximaron a la Corte Constitucional para demandar la aprobación del "Fast Track"

Siguientes pasos

El nuevo acuerdo de paz se negoció en 40 días, después de que el primero fuera derrotado en el plebiscito.

Incluye una amnistía para rebeldes que no estén implicados en crímenes de guerra ni en delitos de lesa humanidad, uno de los aspectos más cuestionados por los detractores del pacto.

La decisión de la Corte es considerada una gran noticia para el gobierno, pues ya comenzó la movilización de algo más de 5.000 miembros de las FARC a unas zonas rurales donde estarán ubicados durante seis meses y donde se producirá su desarme y su desmovilización.

En las próximas horas el gobierno presentará al Congreso los proyectos de ley de amnistía e indulto para los guerrilleros procesados por delitos de tipo político y que no hayan cometido crímenes de guerra ni de lesa humanidad.

Con la "vía rápida" el Congreso solo se limita a aprobar o rechazar las leyes o reformas constitucionales.

Cualquier modificación que pretenda hacerle a los proyectos, deberá tener la aprobación del gobierno.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La Corte Constitucional se pronunció a favor del mecanismo rápido después de una votación de 8 contra 1.

Para las FARC es vital que el Congreso apruebe el resto de las reformas en el primer semestre de 2017, que será un año preelectoral, pues en marzo de 2018 habrá elecciones legislativas y en mayo de ese mismo año se elegirá un nuevo presidente.

La decisión de la Corte Constitucional se produce tres días después de que el presidente Juan Manuel Santos recibió el Premio Nobel de Paz 2016

Reacciones

Mauricio Lizcano, presidente del Senado colombiano, señaló que el "fast track" permitirá poner en marcha al acuerdo de paz en un margen de seis meses.

Lizcano afirmó que el primer proyecto a ser tratado será la Ley de Amnistía.

Se espera que en los próximos días el Congreso colombiano envíe la propuesta legislativa para implementar la amnistía política y otras iniciativas como el proyecto para la puesta en marcha de la Jurisdicción Especial de la Paz.

"El Congreso se declara en sesión permanente hasta implementar los acuerdos", dijo Lizcano.

Temas relacionados

Contenido relacionado