¿Cómo puede influir en las relaciones de México con Donald Trump el nombramiento de Luis Videgaray como ministro de Exteriores?

La misión de Luis Videgaray es construir una buena relación con Trump. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La misión de Luis Videgaray es construir una buena relación con Trump.

México tiene un nuevo canciller. Se trata del exsecretario de Hacienda Luis Videgaray, que salió del gobierno después de organizar en 2016 un polémico encuentro entre el entonces candidato a la presidencia de EE.UU. Donald Trump y el presidente Enrique Peña Nieto.

El nombramiento se realizó este miércoles. Peña Nieto dijo que la instrucción del nuevo funcionario es “acelerar el diálogo y los contactos” con el próximo gobierno del magnate estadounidense.

“Que desde el primer día de la nueva administración se puedan sentar las bases de una relación de trabajo constructiva”, insistió.

El nuevo secretario de Relaciones Exteriores había renunciado al gabinete presidencial en septiembre del año pasado, tras la controversia que causó la visita de Trump.

El encuentro fue severamente criticado en México y Estados Unidos.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Trump visitó a Peña Nieto el pasado mes de agosto.

La reunión incluso provocó un distanciamiento del gobierno mexicano con el equipo de campaña de la candidata demócrata Hillary Clinton.

Tras la renuncia de Videgaray, el candidato Trump elogió su trabajo.

“México ha perdido a un brillante secretario de Hacienda y a un hombre maravilloso”, dijo el magnate en su cuenta de Twitter.

"Química personal"

El nombramiento de Videgaray en la Secretaría de Relaciones Exteriores causó polémica.

Algunos especialistas creen que, con esta designación, el presidente Peña Nieto pretende aprovechar la cercanía personal que el nuevo funcionario mantiene con el magnate.

Pero no es suficiente, dice a BBC Mundo Soledad Loaeza, investigadora del Colegio de México.

"No creo que tenga la menor incidencia, es una mala lectura de lo que se puede conseguir", advierte.

Una muestra es la reciente decisión de la empresa Ford de cancelar la construcción de una armadora de autos en San Luis Potosí.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La promesa de Trump de construir un muro en la frontera ha generado enorme controversia y protestas.

También la advertencia por Twitter del presidente electo hacia la compañía General Motors, para que suspendan la fabricación de uno de sus modelos en México.

"Ya tomó dos decisiones comerciales que nos afectan profundamente", insiste la investigadora Loaeza.

"No entiendo por qué si Trump crea los problemas, creen que él los va a resolver".

Difícil relación

Pero otros como Gabriela Cuevas, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, creen que organizar el encuentro de Trump y Peña Nieto en 2016 puede servir a Videgaray.

"La química personal que tengan el nuevo secretario y el futuro presidente de Estados Unidos puede ser importante, al final la diplomacia tiene una dosis importante de componente personal", dice a BBC Mundo.

"Lo importante es cómo evoluciona la relación en las próximas semanas, revisar la agenda de Trump y entonces ver si la química personal es normativa o no para México".

Por lo pronto, en medios locales destacan que la designación del nuevo canciller es un intento del gobierno mexicano para congraciarse con el magnate estadunidense.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La visita de Donald Trump a México en agosto de 2016 desató diversas protestas en el país latinoamericano.

Y además que la cercanía personal podría ayudar a cambiar el discurso y acciones de Trump hacia México.

Algo difícil de conseguir, coinciden las especialistas. "La diplomacia no se hace por correos electrónicos o por teléfono", subraya Gabriela Cuevas.

La investigadora Soledad Loaeza concluye: "Lo importante es cómo vamos a enfrentar las agresiones que seguramente va a tomar el presidente Trump con respecto a México".

Uno de los más cercanos al presidente

Luis Videgaray es uno de los hombres más cercanos al presidente Enrique Peña Nieto, a quien ha acompañado en distintos cargos desde hace más de una década.

Según analistas era también uno de los personajes más poderosos del gobierno e incluso algunos lo perfilaron como posible candidato a la presidencia del país en 2018.

La carrera pareció concluir en septiembre pasado, cuando renunció al gabinete.

Peña Nieto dijo que el escándalo por la visita de Trump “provocó un gran desgaste” para su colaborador.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Luis Videgaray es uno de los hombres más cercanos al presidente Enrique Peña Nieto.

El regreso de Videgaray al gabinete empezó a mencionarse en medios locales desde el 9 de noviembre, cuando se concretó la victoria del magnate en las elecciones de Estados Unidos.

La versión cobró fuerza a finales del año pasado y no estuvo exenta de polémica.

Varios analistas y algunos medios señalaron, desde entonces, que la designación de Videgaray sería “el primer nombramiento de Trump” en el gobierno de México.

Temas relacionados