Tiroteo en Cancún desató el pánico entre habitantes del popular balneario de México

La policía detuvo a 5 personas por el ataque a las oficinas de la Fiscalía General en Cancún. Derechos de autor de la imagen AFP/Getty
Image caption La policía detuvo a 5 personas por el ataque a las oficinas de la Fiscalía General en Cancún.

Cancún, Quintana Roo, el principal destino turístico de México, vivió este martes una jornada de pánico.

Un grupo armado atacó las oficinas de la Fiscalía General y el centro operativo y de comunicaciones de la policía local, conocido como C-4.

Al repeler el ataque ocurrió una persecución que alarmó a cientos de personas en el centro de la ciudad.

Varios centros comerciales fueron evacuados, además del Palacio Municipal y otras oficinas de gobierno.

El acceso a la zona hotelera fue restringido por la policía.

Las autoridades establecieron el llamado Código Rojo, una estrategia de seguridad que activa a unidades militares y policías locales y federales.

El saldo del enfrentamiento fue de 4 personas muertas y 5 detenidas, confirmó el gobernador de Quintana Roo Carlos Joaquín González.

Aunque el incidente ocurrió a las 16:00 (hora local), la alerta de seguridad se mantuvo hasta la medianoche.

El ataque ocurrió un día después del tiroteo en la discoteca Blue Parrot de Playa del Carmen, a 50 kilómetros de Cancún.

El incidente, ocurrido en la madrugada del lunes 17 de enero, provocó la muerte a 5 personas y heridas a otras 15.

Pánico

En el ataque en Cancún participó una veintena de personas en motocicletas y camionetas, según datos oficiales.

Algunos testigos señalaron a medios locales que los agresores dispararon contra las oficinas de la Fiscalía y el C-4, que forman parte del mismo conjunto de edificios.

Derechos de autor de la imagen AFP/Getty
Image caption Soldados evacuaron varios centros comerciales como medida preventiva.

Los agentes de la Policía Ministerial que cuidaban la zona repelieron el ataque, y luego persiguieron a los agresores.

La zona donde se encuentran las instalaciones policíacas es una de las más concurridas de la ciudad.

Además en el momento de la agresión muchos trabajadores de las oficinas de gobierno concluían su jornada laboral.

El enfrentamiento y la persecución de los agresores causaron pánico.

En redes sociales de internet se difundieron videos donde se escucha un intenso tiroteo. Otros muestran a personas en un autobús de transporte público que se tiran al suelo, asustadas.

Derechos de autor de la imagen AFP/Getty
Image caption El Código Rojo de seguridad se mantuvo por la noche en Cancún.

También se difundieron reportes de supuestos ataques a centros comerciales, y hasta hubo un anuncio de un toque de queda en la ciudad. Las autoridades desmintieron esas versiones.

Remberto Estrada, alcalde de Benito Juárez como se llama el municipio donde se encuentra Cancún, pidió a los habitantes del balneario no hacer caso de rumores.

Pero el mensaje de las autoridades no tranquilizó a la población. En medios locales y televisoras de Ciudad de México se presentaron testimonios de personas asustadas que decidieron encerrarse en sus casas.

"Hay mucho miedo, dicen que si no tenemos una emergencia que no salgamos a la calle", contó una mujer a la televisora Televisa.

Refuerzo federal

Hasta el momento no se conocen las razones del ataque, pero la Fiscalía interroga a los 5 detenidos.

Mientras el gobernador, Joaquín González, aseguró que fue una respuesta a su programa contra la corrupción que dejó su antecesor, Roberto Borge.

En un mensaje por la televisora del estado dijo que las agresiones del martes “se enmarcan en este contexto de combate a la impunidad”.

"Los delincuentes estaban acostumbrados a que sus fechorías no sólo no tenían castigo, sino que eran toleradas", insistió.

Por lo pronto la Secretaría de Gobernación anunció que se enviará un refuerzo de la Policía Federal a Cancún.

"El objetivo es mantener el orden y la seguridad de toda la ciudadanía", insistió Joaquín González.

Temas relacionados

Contenido relacionado