La caída en desgracia de Eike Batista, el magnate que fue el hombre más rico de Brasil y que terminó tras las rejas

Eike Batista Derechos de autor de la imagen Reuters

Eike Batista fue el hombre de negocios más rico de Brasil pero hoy está detrás de las rejas.

El magnate se entregó a la policía la pasada semana después de aterrizar en Río de Janeiro en un vuelo desde Nueva York.

La policía había emitido una orden de arresto contra Batista, luego de no haberlo encontrado en su mansión de ese distrito brasileño.

Este miércoles fue acusado formalmente de pagar sobornos a funcionarios del gobierno estatal de Río de Janeiro, algo que él niega.

Antes de viajar la semana pasada a su país, Batista dijo que quería limpiar su nombre.

"Estoy a disposición de los tribunales", le dijo al diario O Globo en Nueva York.

"Como brasileño, estoy cumpliendo con mi deber."

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El caso "Lava jato" (lavado de autos) salpicó a empresarios y políticos en Brasil.

Bajo la ley brasileña, Batista hubiera sido enviado a un ala especial de la prisión en la que está recluido si tuviera un título universitario.

Pero abandonó Alemania antes de terminar su carrera en ingeniería, por lo que fue internado en una celda común con otros seis presos en la penitenciaría de Bangu.

Muchas cárceles brasileñas están superpobladas y controladas por pandillas criminales.

Las autoridades de Río de Janeiro dicen, sin embargo, que no es el caso en Bangu.

Batista fue declarado prófugo por las autoridades brasileñas después de que la policía allanó su propiedad en Río de Janeiro y descubrió que se había ido a Nueva York apenas horas antes.

El corresponsal de negocios de la BBC para América del Sur, Daniel Gallas, dijo que había mucha especulación sobre si Batista volvería a Brasil o usaría su pasaporte alemán para huir a Europa.


¿Quién es Eike Batista?

Derechos de autor de la imagen AFP
  • Para muchos es considerado el rostro del capitalismo brasileño
  • Audaz, extravagante y carismático, hizo la mayor parte de su fortuna durante el auge de las materias primas que trajo gran riqueza a Brasil
  • Según el listado de la revista Forbes, en 2012 era el séptimo hombre más rico del mundo, con una fortuna estimada de US$35.000 millones
  • Su Grupo EBX abarcó la minería, la explotación del petróleo, la construcción naval y la logística
  • Después de que EBX se derrumbara tras un colapso de la demanda de materias primas, su fortuna cayó a menos de US$ 1.000 millones.

Batista está acusado por su presunta participación en un escándalo de corrupción en el que participaron poderosos empresarios e influyentes políticos del estado de Río de Janeiro.

Los investigadores le acusan de pagar al entonces gobernador del estado, Sergio Cabral, US$16,5 millones en sobornos para obtener contratos del gobierno.

Cabral, quien también fue acusado formalmente este miércoles, fue arrestado en noviembre como parte de la investigación de corrupción más grande en la historia de Brasil llamada Operación "Lava Jato" (lavado de autos).

Como resultado de la investigación, más de 100 personas, entre ellas el más poderoso constructor de Brasil, Marcelo Odebrecht, fueron condenadas por delitos como soborno, chantaje y lavado de dinero.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Batista enfrenta dos procesos judiciales, ambos por corrupción.

La pesquisa también salpicó al expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y a varios funcionarios del gobierno brasileño.

El otro juicio

Pero estas acusaciones de corrupción no son las primeras que recaen sobre el magnate brasileño.

En 2014, se le inició un juicio a Batista por uso de información privilegiada.

Se trata de un proceso largo y de ser encontrado culpable, Batista sería la primera persona en el país que va a prisión por este delito.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption En diciembre de 2016, miles de personas salieron a las calles de Brasil para protestar en contra de la corrupción.

Al empresario se lo acusa de usar información para vender las acciones de su petrolera OGX antes de que quebrase.

Pero a meses de iniciado el juicio, el juez que seguía la causa, Flávio Roberto de Souza, fue suspendido.

El magistrado del juzgado Criminal Federal Nº3 de Río de Janeiro fue descubierto circulando por las calles de esa ciudad con un auto Porsche Cayenne que se le había incautado a Batista semanas antes, según denunció el diario brasileño O Globo.

El juicio por uso de información privilegiada contra Batista continúa y ahora se le suma la imputación por cargos de corrupción en el caso del lavado de autos en Brasil.

*Esta nota se publicó originalmente el 31 de enero de 2017 y fue actualizada con motivo de la imputación de Batista.

Temas relacionados

Contenido relacionado