"No está en el plan de la naturaleza que el hombre sea feliz": el psicoanalista argentino Andrés Rascovsky responde las preguntas de los lectores de BBC Mundo

Andrés Rascovsky Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Andrés Rascovsky, expresidente de la Asociación Psicoanalítica Argentina, psicoanalista e hijo de uno de los padres de esta ciencia en Argentina.

"El que necesite puede pedirme una cita por Skype", anota Andrés Rascovsky, uno de los psicoanalistas más prestigiosos de Argentina.

Desde su consultorio de Buenos Aires, Rascovsky se toma el tiempo de pensar una a una algunas de las preguntas de los lectores de BBC Mundo.

En ninguna ciudad del mundo hay tantos psicoanalistas como en la capital argentina.

Acá está una de las corrientes de psicoanalistas más importantes del mundo, en parte inaugurada por Arnaldo Rascovsky, el padre de Andrés.

Hace un par de semanas, la Asociación Psicoanalítica Internacional (IPA por sus siglas en inglés) nombró como presidenta a la también argentina Virginia Ungar, primera mujer en ocupar el distinguido cargo.

"En Argentina, el psicoanálisis tuvo un desarrollo intelectual propio, sin depender de la psicología, la psiquiatría o la medicina, buscando la identidad del sujeto y la libertad individual", explica Rascovsky.

De ahí que en Buenos Aires haya un barrio repleto de psicoanalistas conocido como Villa Freud, en referencia al famoso pensador Sigmund Freud.

En el marco del 50º Congreso de la IPA, que se realizó a fines de julio en la capital argentina, BBC Mundo le pidió a sus lectores que mandaran su preguntas a Virginia Ungar. Por motivos de agenda, ella no pudo responder y se disculpó con nosotros. Pero la convocatoria fue tan exitosa que no pudimos dejarlas sin respuesta. Acá, entonces, algunas de ellas.

Derechos de autor de la imagen iStock
Image caption El psicoanálisis tiene en Argentina una de sus mecas mundiales.

¿Qué piensa sobre nuestros jóvenes y su creciente apatía y por qué siguen fracasando las políticas para reducir el número de jóvenes que ni estudian, ni trabajan? ¿Acaso nuestros jóvenes, como planteó en algún momento Erich Fromm, han perdido la esperanza en el futuro y se esconden en el narcisismo materialista?

Edixon Herrera, Maracaibo, Zulia, Venezuela

La problemática no es de la subjetividad de los jóvenes, sino una consecuencia de la cultura, las pocas oportunidades que tienen, los desajustes sociales y familiares y los conflictos y las consecuencias sobre ellos mismos, los cuales son difíciles de resolver.

La desadaptación cultural termina en problemáticas narcisistas como drogadicción o problemas que van más allá de la neurosis, como la psicosis.

La sociedad actual avanza a un ritmo vertiginoso y las estructuras de los sujetos cambian de manera dramática. Ya no impera la histeria y la represión de principios del siglo XX, tal como la vivió Freud. Así que ¿cómo podría entenderse el malestar en la cultura del siglo XXI?

Christian Galeano, Belén de Umbría, Colombia

Es cierto, como dice Christian, que el malestar en la cultura se ha incrementado por las exigencias socioculturales y la dificultad para encontrar un lugar en la cultura en el cual mantenerse.

La desestructuración de la familia es más frecuente ahora.

No está en el plan de la naturaleza que el hombre sea feliz. Es más fácil experimentar el sufrimiento, el desamparo y la falta de protección, que es creciente.

Ahora, indudablemente, para aquellos que no han tenido la suerte de tener una infancia sana como para tener una estructura de base sólida (sobre todo en la infancia temprana) pueden tener un hándicap para el trabajo, para sostener su personalidad y deben recurrir a drogas para mantener su integridad.

Derechos de autor de la imagen iStock
Image caption Rascovsky asegura que las drogas, prohibidas y no, son el sustituto de una ausencia profunda.

La oferta de drogas, ya sea de laboratorio o prohibidas, es consecuencia de esa falta de integración del sujeto temprano.

¿Cómo ayudaría el psicoanálisis a disminuir las conductas delictivas en Latinoamérica?

Laura Paola Netzahual Lira, Tlaxcala, México

Es un tema muy difícil de resolver, porque el psicoanálisis, si bien permite sostener ideales valiosos y tener un espacio donde se dialogue con un terapeuta para no repetir conducta masoquistas o sociópatas, que por más que se les castiguen van a seguirlas teniendo, requiere de un espacio de tiempo prolongado.

Freud pensaba que la contribución importante (del psicoanálisis) era que se extendiera la noción del psicoanalista, brindando explicaciones a las conductas.

Este conocimiento iba a contribuir a que la gente supiera más de su subjetividad.

Aquel violento le es más difícil sostener el dolor que implica conocerse.

Uno a menudo encuentra en los pacientes graves que no soportan el dolor del conocimiento de sí mismo ya que a menudo implica enfrentarse a las tragedias personales o de la familia.

Vivo en Venezuela y la crisis del país me produce ansiedad. ¿Cómo la puedo controlar? A veces, afecta mi sueño. Mi psiquiatra dice que todos los venezolanos estamos ansiosos. ¿Hay alguna manera de evitarlo?

Ale, Venezuela

La manera no es evitándolo, sino siendo crecientemente conscientes de lo que implica estar en una situación que genera inestabilidad política y personal.

Los problemas sociales suelen ser un disparador de los conflictos infantiles. La situación actual rebota en conflictos emocionales de la infancia.

Nadie vive solo en el presente, decía Freud. El presente actúa sobre el pasado de uno.

Así que trabajar en la inestabilidad familiar e infantil, colabora a bajar la ansiedad.

Derechos de autor de la imagen iStock
Image caption El psicoanálisis sostiene que la vida depende de la manera como se da la infancia.

¿Es posible que alguien que ha sufrido abuso en la niñez supere totalmente los traumas y/o complejos que le dejan esas experiencias con terapia psicoanalítica?

Wilfrido Rivas Toledo, Quit, Ecuador

Depende lo que llamemos "superar". Las huellas y el dolor que reaparece de lo acontecido no desaparecen.

Pero superar, de alguna manera, se logra. En el sentido de los síntomas, las inhibiciones y las angustias.

Quizá colabore tomar las mejores medidas y trabajar en estos temas para que no reaparezcan de forma inconsciente.

¿Por qué es tan complicado callar la mente y dejar de prestarle atención, especialmente durante ataques pronunciados de ansiedad, cuando el cuerpo ya está físicamente experimentando los efectos de la ráfaga de pensamientos y todo parece avanzar en efecto bola de nieve? ¿Cuál es la manera más adecuada de manejarlo durante el momento y a futuro?

Cami, Bogotá, Colombia

La mejor manera es no querer callar la mente. La mente es una parte esencial de nosotros. Es nuestra objetividad. Es conocernos y comprendernos. No solo somos seres para ejercer una función en la realidad.

Vivimos en nuestra historia, en nuestro presente. Y la angustia no miente. Nos lleva a una situación dolorosa que hemos vivido.

Si tratamos de callar la mente, no pensar, de anestesiarla, no vamos a poder resolver nada.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Rascovsky le dijo a BBC Mundo que, si alguien quiere consulta con él, que lo busquen y lo hace por Skype.

¿Cree usted que la sociedad actual vive en un estado de histeria colectiva?

Kris

El diagnostico completo de una sociedad es imposible. Pero sí, tendemos a aumentar nuestra religiosidad.

Esto es positivo porque genera logros y objetivos, pero problema al generar una figura idealizada que nos hace huir del presente.

Eso da con un proceso de heterodestrucción, de masoquismo, de goce del mal.

Hoy vemos una confrontación de las religiones más importantes, siendo que todas son muy similares y monoteístas.

Querer formar parte de un Dios da una potencia narcisista, y eso evade la realidad.

Probablemente lo que vemos ahí es la ausencia de un padre.

Vivimos en un delirio religioso destructivo.

Contenido relacionado