"La cárcel o la tumba": la dura advertencia del presidente Juan Manuel Santos a los disidentes de las FARC en Colombia

Euclides Mora Derechos de autor de la imagen Ministerio de Defensa de Colombia
Image caption Las autoridades colombianas creen que alias Euclides Mora participó en varias de las acciones más sangrientas de las FARC.

Era uno de los jefes más temidos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Su alias: Euclides Mora.

Y resultó abatido por una operación de la Fuerzas Aérea colombiana en el departamento del Guaviare.

Las autoridades lo acusaban de haber participado en algunas de las acciones más sangrientas que el grupo guerrillero ejecutó en sus más de 50 años de actividad, incluyendo la toma de una base de la policía antidrogas, en 1998, que dejó como resultado 9 militares muertos, 10 heridos, 22 desaparecidos y más de 120 secuestrados.

Mora fue expulsado de las FARC en diciembre pasado, junto a otros cuatro jefes guerrilleros, por negarse a aceptar el acuerdo de paz negociado entre el grupo y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, gracias al cual los insurgentes dejaron las armas para incorporarse a la vida política democrática.

"FF.AA. abatieron a Euclides, disidente de FARC, en Guaviare. Mensaje es claro: entréguense, de lo contrario les espera la cárcel o la tumba", escribió el miércoles por la noche el mandatario colombiano en su cuenta de Twitter al anunciar la muerte de Mora.

Las autoridades estiman que Mora encabezaba un grupo de unos 25 guerrilleros, a quienes responsabilizan de gran parte de las actividades delictivas en la zona, incluyendo secuestros, reclutamiento de menores y producción y tráfico de cocaína.

Los demás grupos disidentes de las FARC se encuentran activos además de en Guaviare, en las provincias de Guainía, Vichada y Nariño.

Acuerdo histórico

Gracias al acuerdo entre las FARC y el gobierno de Santos en noviembre de 2016 se puso fin a un conflicto armado que se extendió durante más de medio siglo y que dejó más de 220.000 muertos y millones de afectados.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El presidente Santos y el líder de las FARC, alias Timochenko, fueron los responsables de la firma del acuerdo de paz.

Tras la firma, las FARC abandonaron completamente las armas este año y acordaron transformarse en la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, un partido legal que disputará curules en las elecciones legislativas de 2018.

Este proceso ha estado envuelto en la polémica y no ha contado con un respaldo unánime entre los colombianos.

Hay un importante sector de ciudadanos que cuestiona que los exguerrilleros vayan a ser beneficiados con penas limitadas, cuando les sean aplicables, y que garantice a las FARC un número mínimo de curules en el Parlamento, independientemente de los resultados que consigan en las próximas elecciones.

Temas relacionados

Contenido relacionado