Las divisiones de la oposición en Venezuela: 4 de sus 5 gobernadores electos se juramentan ante la controvertida Asamblea Constituyente

Gobernadores electos de la oposición juramentándose ante la Constituyente. Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Los gobernadores electos juraron sus cargos ante la directiva de la Constituyente.

La oposición en Venezuela dejó en evidencia este lunes su división.

Cuatro de los cinco gobernadores no oficialistas que resultaron electos en los pasados comicios regionales del 15 de octubre en Venezuela juraron sus cargos este martes ante la controvertida Asamblea Constituyente (ANC), controlada por el oficialismo y desconocida por la propia oposición y por numerosos países extranjeros.

Al tomar posesión ante la ANC, los gobernadores recién electos por los estados Táchira (Laidy Gómez), Mérida (Ramón Guevara), Nueva Esparta (Alfredo Díaz) y Anzoátegui (Antonio Barreto Sira) rompieron con la línea oficial que había fijado la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

La MUD había asegurado que ninguno de los candidatos opositores que resultaran electos como gobernadores acudirían a juramentarse ante la ANC, instancia que la oposición considera ilegal y cuya elección en julio boicoteó.

Desde entonces, la oposición venezolana se ha negado a reconocer la Constituyente, algo en lo que ha contado con el respaldo de numerosos países de América Latina, así como de Estados Unidos y de la Unión Europea.

Pese a ello, los cuatro gobernadores, todos postulados por el partido Acción Democrática (AD), uno de los que forman la MUD, acudieron este lunes a juramentarse ante la directiva de la ANC, un requisito que el gobierno del presidente Nicolás Maduro les había impuesto para que pudieran tomar posesión de sus cargos.

Juan Pablo Guanipa, el líder opositor que resultó electo como gobernador del estado Zulia de acuerdo con los resultados del Consejo Nacional Electoral (CNE), anunció, sin embargo, que no se juramentará ante la Constituyente.

"Por amor al Zulia y Venezuela, con coherencia y dignidad no nos juramentaremos ante la fraudulenta ANC", escribió Guanipa en su cuenta en la red social Twitter.

"Buscan en nosotros quien convalide su inconstitucional ANC. El Zulia no se doblegará jamás ante la dictadura. ¡Seguimos de pie!", agregó.

¿El fin de la MUD?

Análisis del corresponsal de BBC Mundo en Venezuela, Daniel García Marco

"Sin duda vamos hacia una nueva unidad". Las palabras de Henrique Capriles, uno de los referentes de la oposición, avanzan cambios significativos en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), una coalición de partidos y personalidades de diferentes ideologías que desde 2008 se forjó con un punto en común: vencer al chavismo.

Desde entonces, la coalición ha tenido problemas para armonizar el discurso y para presentar un líder único que simplificara el duelo con el oficialismo. Muchos componentes veían en esa diversidad una fortaleza.

Pero las diferencias parecen haber llegado a un punto de no retorno este lunes con la decisión de los gobernadores, que forman parte del partido Acción Democrática (AD), de prestar juramento ante la Constituyente, algo que la MUD había rechazado.

El partido Primero Justicia, el de Capriles y uno de los más poderosos de la MUD, emitió un comunicado en el que pide a la coalición "tomar decisiones".

Otro de los partidos de mayor peso en la coalición, Voluntad Popular, del líder Leopoldo López, que cumple una polémica condena de casi 14 años, afirmó que es una "acción de traición y engaño".

Una salida o expulsión de Acción Democrática cambiaría la cara de la MUD y dividiría a la oposición a pocos meses de las presidenciales, previstas para dentro de un año.

El poder aún del viejo partido AD quedó de manifiesto en las regionales. Cuatro de los apenas cinco triunfo opositores fueron de la organización que durante años se alternó en el poder con el partido Copei hasta la llegada de Hugo Chávez al poder en 1999.

Su líder, Henry Ramos Allup, un veterano de la política, nunca ocultó sus deseos de pelear por la presidencia de Venezuela. El presidente, Nicolás Maduro, ya lo señaló en los últimos días como "líder de la oposición" y posible rival.

Pero sin el respaldo (e incluso el repudio) de los otros partidos de oposición, perdería muchas chances de batir a Maduro. Al mismo tiempo, su presencia en una lucha a tres también haría daño a la MUD y beneficiaría sobremanera al chavismo para prolongar su dominio por seis años más.

Fraude y "prostituyente"

Desde que Maduro anunció la convocatoria a la Constituyente, hace unos cinco meses, la oposición la catalogó de ilegal, inconstitucional y fraudulenta, y aseguró que no la reconocería.

Tras su elección a finales de julio, la empresa Smartmatic -la responsable del software con el que funciona el sistema de votación electrónica en Venezuela- denunció que el CNE había inflado en, al menos, un millón de votos la cifra de participación en la escogencia de la ANC.

Entonces, las autoridades electorales negaron que hubiera habido algún tipo de irregularidad, pero la oposición dio por confirmadas sus denuncias de fraude.

Pese a ello, en una decisión que dividió las filas opositoras, la mayor parte de los partidos de la MUD decidieron acudir a las elecciones a gobernadores del pasado 15 de octubre que, de hecho, debieron haberse realizado en el año 2016.

Uno de los impulsores de la participación de la oposición en esos comicios fue Henry Ramos Allup, uno de los principales dirigentes de la oposición en su condición de secretario general de AD, quien antes de que la MUD fijara una posición unitaria sobre los comicios regionales anunció que su partido postularía candidatos.

Ramos Allup ha sido uno de los críticos más duros de la ANC, a la que llama "prostituyente" en lugar de "constituyente", y apenas la semana pasada ratificó que los gobernadores electos no tenían que juramentarse ante esa instancia.

Dilema

La oposición acudió a las elecciones del pasado 15 de octubre animada por unas encuestas que le indicaban que lograría hacerse con la mayoría de las 23 gobernaciones en disputa.

Sin embargo, los resultados oficiales anunciados por el CNE solo le otorgaron cinco.

En respuesta a ello, la MUD cuestionó la limpieza del sistema electoral, al que ha caracterizado como fraudulento y se encuentra en estos momentos recopilando los elementos con los que espera soportar sus denuncias de fraude.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Maduro dijo que los gobernadores que no se sometieran a la ANC no podrían tomar posesión de sus cargos.

Adicionalmente a eso, la semana pasada, el presidente Nicolás Maduro anunció que aquellos gobernadores que no acudieran a juramentarse ante la ANC no podrían tomar posesión de sus cargos y serían inhabilitados políticamente.

Así, los gobernadores electos se hallaban ante el dilema de mantener la promesa hecha por la oposición de que sus líderes no se juramentarían ante la ANC pero correr el riesgo de perder entonces esos cargos o juramentarse y ocupar esas gobernaciones.

Finalmente, la decisión tomada este lunes por los cuatro gobernadores de AD ha sido objeto de fuertes cuestionamientos dentro de las filas opositoras.

Andrés Velásquez, quien era candidato por la oposición a la gobernación del estado Bolívar y asegura tener pruebas para confirmar que hubo fraude en su región, cuestionó duramente a los cuatro dirigentes que se juramentaron ante la Constituyente.

"Gobernadores que se arrastraron ante ilegitima e inconstitucional ANC, merecen el mayor repudio nacional", dijo en su cuenta de Twitter.

Más comedido fue el excandidato presidencial opositor Henrique Capriles Radonski, quien no cuestionó a los gobernadores de AD pero celebró la decisión tomada por Juan Pablo Guanipa, que pertenece a su mismo partido Primer Justicia, de no juramentarse diciendo que había actuado con "principios y coherencia".

La presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez, ya avanzó este lunes que la decisión de Guanipa tendrá consecuencias.

Los cuatro gobernadores en entredicho convocaron para el martes a una rueda de prensa para explicar su decisión.

Temas relacionados

Contenido relacionado