Los principales partidos de oposición de Venezuela rechazan participar en las elecciones municipales "por falta de garantías"

Julio Borges Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Los principales partidos de oposición quieren pelear por obtener mejores condiciones para las presidenciales.

El chavismo tiene vía libre para seguir acumulando poder en Venezuela.

Los tres principales partidos de la oposición anunciaron este lunes que no participarán en las elecciones municipales, que se celebrarán en diciembre.

De esta forma, el oficialismo, que hace dos semanas ganó 18 de 23 gobernaciones en las elecciones regionales, podría copar el poder en los 335 municipios del país.

Los partidos Primero Justicia, de Henrique Capriles, doble candidato presidencial; Voluntad Popular, de Leopoldo López, quien cumple una pena de casi 14 años de cárcel; y Acción Democrática, que logró cuatro de los cinco triunfos opositores en las regionales, consideran que las condiciones no están dadas para acudir a los comicios.

Argumentan que el 15 de octubre hubo irregularidades en el proceso e incluso falsificación de actas, como ha denunciado Andrés Velásquez, candidato opositor a la gobernación en el estado Bolívar, en el sureste del país.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El chavismo puede concentrar más poder y convencerse de que debe adelantar las presidenciales para batir a su rival.

Julio Borges, dirigente de Primero Justicia y presidente del Parlamento, de mayoría opositora, aseguró que su partido se quiere centrar en "dar la lucha por las garantías electorales para obtener un nuevo gobierno".

En similares términos se expresó Freddy Guevara, portavoz de Voluntad Popular.

"Nuestro planteamiento es que debemos enfocar todas las energías en conseguir las condiciones necesarias para la elección presidencial. Si participamos en las municipales, estaríamos aceptando las condiciones electorales fraudulentas para las presidenciales", dijo Guevara.

Oposición dividida

La oposición, reunida en la coalición de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), se encuentra en proceso de reestructuración tras la inesperada derrota del 15 de octubre atribuida a irregularidades y a la abstención.

La MUD perdió más de dos millones de votos respecto al claro triunfo en las parlamentarias de 2015.

Otros partidos más pequeños han manifestado su intención de participar.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La oposición venezolana busca reestructurarse, pero dispone de poco tiempo.

A la división ayudó que los cuatro gobernadores de oposición que ganaron, que forman parte de AD, aceptaran juramentarse ante la Asamblea Nacional Constituyente, un ente plenipotenciario que desconoce la MUD y buena parte de la comunidad internacional.

El gobernador electo en el estado Zulia, Juan Pablo Guanipa, fue destituido por negarse a juramentarse ante la ANC.

AD sorprendió y también renunció este lunes a participar en las municipales.

"Para estas elecciones no es viable la participación electoral", dijo el máximo responsable de ese partido, Henry Ramos Allup.

¿Como en 2005?

La decisión de los principales partidos de la oposición se asemeja a la no participación en las legislativas de 2005, lo que permitió que el chavismo copara el Parlamento.

Desde las filas opositoras hay cierto nivel de consenso en que aquella medida fue un error. Además de la pérdida de espacio institucional le siguió un claro triunfo de Hugo Chávez en las presidenciales de 2006.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Los principales partidos de la MUD coinciden en no participar en las municipales.

El chavismo consolidó su dominio, algo que puede suceder de nuevo ahora si se adjudica todas o casi todas las alcaldías, incluidas las de municipios tradicionalmente opositores.

Pese a la crisis que atraviesa el país con la mayor inflación del mundo y escasez de alimentos, medicinas y otros productos básico, el oficialismo se impuso claramente en las polémicas regionales en medio de acusaciones de fraude.

Para aprovechar el viento a favor y la desunión de la oposición, se apresuró a convocar para diciembre las municipales a través de la Asamblea Constituyente. Y es posible un adelanto de las presidenciales, previstas para finales de 2018.

Borges, sin embargo, rechazó este lunes cualquier comparación con la situación de hace 12 años.

"En el 2005, fui el abanderado en decir que no votar era un error porque éramos una minoría. Hoy las personas que quieren un cambio son mayoría y el gobierno lo que ha hecho es robarle esa mayoría. Le han robado a todos los zulianos el voto soberano, eso es un golpe de Estado", dijo sobre el caso de Zulia, donde se repetirán los comicios también en diciembre.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Jorge Rodríguez tiene vía libre para volver a ser el alcalde del municipio Libertador, del que forma parte el centro de Caracas, si decide presentarse.

"Autodestrucción"

Los partidos buscarán presionar con la comunidad internacional para lograr mejores condiciones para las futuras presidenciales, pero rechazaron decir si se presentarán aunque no cambien.

El presidente, Nicolás Maduro, consideró incoherente que estos partidos no vayan a participar en las municipales y sí estén dispuesto a hacerlo en las presidenciales, y criticó que la oposición haya renunciado a la vía electoral para las municipales.

"La oposición ha tomado el camino de la autodestrucción", dijo Maduro, que pronto puede ver extendido su poder pese a la crisis económica y a pocos meses de las elecciones presidenciales.

Contenido relacionado