Elecciones en Chile: el expresidente Sebastián Piñera y el oficialista Alejandro Guillier van a segunda vuelta en diciembre

Piñera y Guillier
Image caption Piñera y Guillier deberán disputarse la presidencia en diciembre próximo. (Fotos: Guillier; Reuters; Piñera: AFP)

Chile va a segunda vuelta para elegir a su presidente.

El exmandatario Sebastián Piñera y el candidato oficialista Alejandro Guillier se tendrán que volver a ver en las urnas el 17 de diciembre, luego de que ninguno obtuviera una mayoría de votos en los comicios de este domingo.

Según datos del Servicio Electoral, Piñera, líder de la nueva coalición de centroderecha Chile Vamos, y Guillier, representante de la agrupación oficialista de centroizquierda Nueva Mayoría, encabezan la lista de los ocho candidatos que se presentaron a los comicios, pero sin obtener la cantidad de sufragios necesarios.

Piñera, quien gobernó Chile entre 2010 y 2014 y que las encuestas daban como potencial ganador, s'olo obtuvo el 36,64% de los votos, mientras Guillier alcanzó el 22,70%.

De acuerdo con el enviado especial de BBC Mundo a Chile, Daniel Pardo, pese a liderar la votación y seguir como favorito para diciembre, el resultado obtenido por el expresidente podría verse como una derrota, pues se esperaba que alcanzara un 44% de los sufragios.

La gran sorpresa de la jornada fue la candidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, quien se colocó en tercer lugar (20,27%) y cuyos seguidores, en su mayoría jóvenes, podrían decidir quién será el nuevo presidente de Chile.

Sánchez representa a una coalición de izquierda lanzada con el respaldo de exlíderes estudiantiles en enero de 2017, que tiene la intención de renovar la política y superar la histórica dicotomía entre las dos principales fuerzas del país.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Las elecciones de este domingo transcurrieron con normalidad, sin notables incidentes.

Sánchez y Guillier resultaron también los principales ganadores del voto en el extranjero, en la primera vez que se ejerce este tipo de sufragio entre los chilenos residentes en el exterior.

La colaboradora de BBC Mundo en Chile, Paula Molina, asegura que el número de votos obtenidos por el Frente Amplio se encuentra entre lo más significativo de la votación,porque escapa de la "lógica binominal" que imperó en las elecciones en Chile desde el fin del gobierno de Pinochet.

"Una de las cuestiones más interesantes es con quién negociarán a partir de ahora los candidatos ganadores. Frente Amplio está contra ese tipo de cabildeos y el número notable de votos con el que cuenta puede ser decisivo", afirma.

Alta abstención

Las encuestas previas a la votación no fueron capaces de dar cuenta del estado de ánimo político de los votantes: la mayoría daba a Piñera como ganador en la primera ronda y aseguraban que el Frente Amplio no superaría el 10% de los votos.

Si en algo no fallaron las predicciones fue en estimar un bajo número de participantes: de acuerdo con los conteos, solo acudió a las urnas el 46% de la población apta para votar, menos de la mitad del padrón electoral.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La elevada abstención marcó la jornada electoral.

Para las elecciones de este domingo estaban llamados a votar de forma voluntaria 14.308.151 electores dentro de Chile y 39.137 en el exterior.

De ellos, sólo acudieron a las urnas en el país alrededor de 6.686.000 y 22.990 desde el exterior.

En las elecciones de 2013, cuando el voto en Chile ya era voluntario, se registró una participación del 49,3% en la primera vuelta, mientras en la segunda fue de 58,21%.

Una cifra récord de ocho candidatos participaron en estos comicios para reemplazar a la presidenta socialista Michelle Bachelet, en la que también se votó para renovar la mitad de los senadores y la totalidad de diputados.

Bachelet, la primera mujer que gobernó en Chile, no pudo presentarse nuevamente a las elecciones por estar prohibido en la Constitución.

Las celebraciones

El enviado especial de BBC Mundo, Daniel Pardo, cuenta que aunque en la sede de la campaña de Piñera muchos de sus seguidores celebraban, el ambiente general era de desconcierto.

En un discurso tras conocerse los resultados, el exmandatario se mostró confiado en ganar en la segunda vuelta y, pese a que no alcanzó el número de votos esperado, aseguró que había logrado "un gran resultado electoral".

Por su parte, los seguidores de Guillier festejaron con himnos, banderas y consignas el paso de su candidato a la segunda vuelta.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Piñera se mostró confiado en la victoria en diciembre.

"Chile quiere otro camino y lo ha expresado en el voto", aseguró en una alocución después de conocer los resultados el senador independiente, quien se presentó a estos comicios con una candidatura ciudadana respaldada por seis de los siete partidos de la coalición gobernante.

Consideró, además, que la votación significativa obtenida por tres candidatos del sector progresista (Sánchez, de Frente Amplio, la democristiana Carolina Goic y el progresista Marco Enríquez-Ominami) haría posible superar a Piñera el 17 de diciembre.

Al pronunciarse sobre los resultados, la presidenta Michelle Bachelet llamó a los chilenos a la unidad y a continuar reforzado el progresismo que, en su opinión, ha ayudado a consolidar los logros sociales de la nación.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El número de votos obtenido por Beatriz Sánchez, de Frente Amplio, fue la gran sorpresa de la noche.

Criticó, además, la baja participación y llamó a los ciudadanos a acudir a las urnas de forma masiva en diciembre próximo.

La representante de Frente Unido, Beatriz Sánchez, se mostró conmovida por los resultados y, aunque no adelantó a quién apoyará su partido, aseguró que Piñera sería un "retroceso para Chile".

Las elecciones transcurrieron sin graves incidentes. Solo se reportó una protesta de jóvenes y el incendio de un autobús que debía transportar votantes en una zona en el sur del país.

Pero, ¿quiénes son los candidatos que pasan a segunda vuelta?

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Piñera, aunque favorito, no obtuvo la mayoría de votos esperada.

Sebastián Piñera (Chile Vamos)

Al mando de una nueva coalición de derecha el exempresario -la tercera persona más rica de Chile, según la revista Forbes- ha prometido separar la política de los negocios y ha sido uno de los críticos más fuertes de los escándalos de corrupción que sacudieron al actual gobierno.

No obstante, sus adversarios resaltan que él también fue salpicado por los llamados casos Penta y SQM, entre otros, y lo acusan de defender a sus exministros imputados en estas causas. El exmandatario también ha sido criticado por realizar comentarios machistas.

Para este segundo período presidencial Piñera promete mejorar la seguridad ciudadana, la salud, la educación, el transporte y "mejorar la calidad de vida".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Guillier alcanzó cerca del 22% de los votos.

Alejandro Guillier (Nueva Mayoría)

El famoso sociólogo, periodista y expresentador de televisión ingresó a la política hace sólo cuatro años, como senador independiente por Antofagasta, tras tres décadas de exitosa carrera en los medios de comunicación chilenos.

Guillier, de 64 años, es el candidato de la coalición oficialista de centroizquierda, pero también genera desconfianza, incluso dentro de Nueva Mayoría, donde muchos hubieran preferido tener como candidato a algún referente histórico de la centroizquierda.

Si gana finalmente en diciembre, propone reformar la salud, el sistema privado de pensiones y profundizar la reforma educativa iniciada por Bachelet.

Análisis de las elecciones, por Daniel Pardo, enviado especial de BBC Mundo a Chile

Si bien Piñera aún es el favorito para ganar las elecciones, en su comando se notaba el desconcierto por no haber llegado al 40% cuando se esperaba un 44%.

Por otro lado, en el comando de Guillier se celebró que pasara a una segunda vuelta y entienden que salieron favorecidos con estos resultados, ya que por descarte pueden ganar las elecciones.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Los seguidores de Piñera celebraron en un céntrico hotel de la capital.

En la celebración del Frente Amplio, que es en la mitad de un barrio de clase media baja, la gente está celebrando en la calle. Se ve una festividad increíble (a diferencia de las otras dos campañas que eran hoteles céntricos y muy lujosos),

Y si bien saben que no van a pasar a una segunda vuelta, se sienten satisfechos de convertirse en la tercera fuerza más importante del país cuando hace dos años, nadie daba un peso por ellos, porque no se consideraba un partido político armado con maquinaria política sólida.

Pero esto muestra que hay un apoyo a las reformas de Bachelet, que hay una población que está harta del bipartidismo tradicional.

Temas relacionados

Contenido relacionado