El Tribunal Superior Electoral de Honduras declara al presidente Juan Orlando Hernández ganador de las polémicas elecciones mientras la OEA pide repetir los comicios

Hernández Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Hernández fue declarado vencedor tras un polémico proceso electoral.

El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Honduras declaró el domingo al presidente Juan Orlando Hernández ganador de las polémicas elecciones celebradas hace 21 días, que la oposición denunció e impugnó por supuestas irregularidades.

Según el TSE, Hernández, representante del Partido Nacional, ganó los comicios con un 42,95 % de los votos contra el 41,24 % de Salvador Nasralla, candidato de la Alianza de Oposición Contra la Dictadura.

Al realizar el anuncio, el presidente del TSE, David Matamoros, aseguró que la declaración del ganador se realizaba tras efectuar dos recuentos y cumplir con "todo lo que solicitó la OEA", uno de los organismos que observó y cuestionó el proceso.

Pero tras el pronunciamiento de Matamoros, el organismo internacional pidió llamar a nuevas elecciones generales en el país, al argumentar que "no puede dar certeza respecto al resultado", según dice un comunicado difundido en su sitio web.

La OEA dijo que el proceso presentó diversas irregularidades que "hacen imposible determinar con la necesaria certeza al ganador".

Entre ellas citó "intrusiones humanas deliberadas en el sistema informático, eliminación intencional de rastros digitales, imposibilidad de conocer el número de oportunidades en que el sistema fue vulnerado y valijas de votos abiertas o sin actas".

"El ciclo electoral que el TSE dio por cerrado hoy, claramente no lo ha sido", añadió el escrito.

Muertes y protestas

La misión de observadores de la Unión Europea, por su parte, anunció que no encontró inconsistencia entre las actas presentadas por la oposición y las del TSE.

Las protestas por los supuestos fraudes han dejado al menos 16 muertos y más de 1.600 heridos, según datos oficiales, además de actos de violencia y vandalismo en las principales localidades del país.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Un camión de policías fue incendiado por los manifestantes.

Camiones incendiados, comercios saqueados, carreteras tomadas, barricadas en llamas y enfrentamientos con la policía han sido comunes durante los últimos días en el país centroamericano, uno de los más violentos de la región.

La oposición asegura que en la votación del 26 de noviembre los partidarios del presidente Hernández hicieron fraude para impedir la victoria de Nasralla y acusan al Tribunal Electoral de no ser neutral, por lo que solicitaron un recuento total de los votos.

Sin embargo, el TSE descartó esta solicitud y declaró finalmente a Hernández como ganador.

Tras el anuncio, el expresidente Manuel Zelaya, coordinador de la Alianza, convocó en Twitter a movilizaciones en las plazas públicas y aseguró que se estaba violando "la voluntad del pueblo".

Honduras celebró hace tres semanas elecciones presidenciales para definir quién gobernará el país por los próximos cuatro años, pero por primera vez desde el regreso de la democracia, los resultados de los comicios se conocieron 21 días después.

Los dos principales candidatos, Hernández y Nasralla se declararon vencedores desde el mismo día, incluso sin que el TSE hubiera informado del primer corte de los conteos.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Nasralla y Zelaya aseguran que hubo fraude electoral.

La controversia estuvo presente desde antes de los comicios, por la polémica candidatura de Hernández en un país donde la Constitución prohíbe la reelección presidencial, pero que finalmente fue aprobada por el Tribunal Supremo Constitucional.

Desde 1982 la Carta Magna hondureña prohíbe este procedimiento y un supuesto afán reeleccionista se utilizó incluso para justificar el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya en 2009.

Consecuencias

Además de los muertos ,las protestas y la inestabilidad política, la crisis postelectoral ha generando importantes pérdidas económicas.

El Consejo de la Empresa Privada anunció el viernes que en el país se han perdido unos 4.000 empleos por la crisis política y que las compañías no prevén contratar nuevos trabajadores por las pocas ventas que se registran en vísperas de la fiestas navideñas.

Según estimaciones empresariales publicadas esta semana, la situación provocó, además, el cierre de gran cantidad de negocios y pérdidas económicas diarias por unos US$50 millones.

La crisis ha ocasionado también un desabastecimiento de combustible en ciertas zonas que podría extenderse en un corto plazo a nivel nacional, según la Asociación Hondureña de Distribuidores de Productos del Petróleo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado