La caída de Washington Prado Álava, "el Pablo Escobar de Ecuador" que fue extraditado de Colombia a Estados Unidos

Washington Prado Álava, escoltado por dos policías, durante una conferencia de prensa en abril de 2017. Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Prado Álava fue arrestado en Colombia en abril de 2017.

Conocido en Colombia como "Gerard" o como el "Pablo Escobar ecuatoriano", Washington Prado Álava fue extraditado a Estados Unidos desde Colombia este sábado.

La justicia de EE.UU. buscaba al ecuatoriano por supuestamente traficar más de 250 toneladas de cocaína en la última década.

Prado Álava está acusado de operar en toda América y de ordenar asesinatos de jueces, fiscales y policías en Ecuador, según la Fiscalía colombiana.

"Washington Prado Álava es considerado uno de los mayores capos de los últimos años y se había convertido en un objetivo importante para EE.UU.", señaló la Fiscalía en un comunicado.

"Se le atribuye poder y capacidad de sobornos muy altos", agrega el mensaje.

¿Cómo cayó, entonces, en manos de las autoridades?

Máximo control

Prado Álava controlaba "todos los eslabones de la cadena (de tráfico de drogas), como estructuras de producción, logística, ruta marítima, despachos y comercialización de sus cargamentos de cocaína", dijo la Policía de Colombia en abril de 2017, cuando lo detuvo.

De esta manera, Prado no dependía de otras "organizaciones".

"Lo interesante de su historia es que fue un narco como los de 'los viejos tiempos' (que se ocupaba de todo el proceso)", dijo Boris Miranda, corresponsal de BBC Mundo en Colombia. "De ahí la comparación con Escobar, que controlaba toda la cadena. Ahora por lo general cada capo se ocupa de un segmento del circuito".

Aunque "Escobar llegó a controlar el 80% de la cocaína que llegaba a EE.UU.", aclara Miranda, y Prado, un porcentaje "mucho menor".

El supuesto narco tenía una flotilla de "lanchas rápidas" y algunos barcos de bandera ecuatoriana, detalló la Policía, con los que "llegó a transportar más de 250 toneladas de cocaína".

Esta mercancía llegaba a Centroamérica y México, y, desde allí, a EE.UU., según la Fiscalía.

El director de la Policía colombiana, Jorge Hernando Nieto Rojas, dijo en abril de 2017 que "sin duda alguna, este delincuente lideraba la organización mafiosa más sofisticada y tecnificada del Pacífico colombiano".

Pero desde inicios de 2015, aproximadamente, los grandes envíos y los lujos que había acumulado, cuenta Semana, llamaron la atención de la Agencia Antidrogas de EE.UU. (DEA) y de las autoridades colombianas.

Arresto

Desde entonces, las autoridades le incautaron "150 toneladas de cocaína" y capturaron a unos 100 integrantes de la organización del ecuatoriano, señala la Policía colombiana.

Ante estas operaciones, Prado Álava intentó evadir a la justicia.

Aún en Colombia, quiso unirse a las FARC antes de que la guerrilla firmara un acuerdo de paz en 2016, para aprovechar la Jurisdicción Especial para la Paz, sistema que ofrece penas mucho más benignas que las de la justicia ordinaria para los exmiembros del grupo armado.

La intención de Prado Álava era evitar que lo extraditen. Pero no lo logró y regresó a su país, Ecuador, según cuenta la revista colombiana Semana, citando fuentes de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol de la policía de Colombia.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El operativo que culminó con la muerte de Pablo Escobar se llevó a cabo en diciembre de 1993.

Para llevarlo de vuelta a ese país, enviaron a una agente encubierta a Ecuador, que finalmente logró llamar la atención del capo y hacerse su amiga, asegura este medio y el diario ecuatoriano El Universo,

"Tras varios meses la agente encubierta le dijo (a Prado Álava) que debía regresar a Cali por un tema familiar. Desde allí siguieron conversando telefónicamente. Con el paso de los meses ella finalmente lo convenció de visitarla para irse de paseo en Semana Santa", detalla Semana.

El presunto narcotraficante fue capturado en abril de 2017 mientras iba a encontrarse con la agente en Cali.

Junto a Prado, cayeron el también ecuatoriano Leonardo Adrián Vera, alias "Thiago", y los colombianos Robinson Alberto Castro, alias "Rocho", y Diego Fernando Arizala, alias "Zorro", según informa la agencia de noticias EFE.

El sábado, Prado salió de la cárcel la Picota de Bogotá, donde estaba detenido, y abordó un avión para enfrentar la justicia en EE.UU.

En la extradición participaron 50 agentes de seguridad, según las autoridades colombianas.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado