Perú: renuncia el presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) entre acusaciones de corrupción y sobornos

Kuczynski Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Kuczynski anunció su renuncia a través de un mensaje grabado en el Palacio de Gobierno en el que estaban sus ministros en el fondo.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, presentó renuncia este miércoles a su cargo en medio de acusaciones de sobornos y corrupción.

La grave crisis política que vive el gobierno peruano desde hace meses se agravó este martes luego de que la oposición fujimorista publicara unos videos y audios que muestran a Kenji Fujimori y otros congresistas intentando comprar el voto de algunos parlamentarios para evitar la destitución del mandatario.

"Frente a esta difícil situación que se ha generado y se me hace injustamente aparecer como culpable de actos que no he cometido, pienso que lo mejor es que renuncie", anunció Kuczynski este miércoles en una alocución televisada.

El mandatario -que ha ocupado la presidencia peruana durante 20 meses- informó que envió su carta de dimisión al Congreso que, tras recibirla, deberá votar el jueves su aceptación.

Esta dimisión llega un día antes de que el Parlamento volviera a debatir y votar la salida de Kuczynski por sus supuestos vínculos con la constructora brasileña Odebrecht y entre llamados a la renuncia de varios congresistas.

"Rechazo categóricamente estas afirmaciones nunca comprobadas y reafirmo mi compromiso con un Perú honesto, moral y justo para todos", aseguró el mandatario este miércoles.

Kuczynski, quien asumió el poder en 2016, siempre negó todas las acusaciones de corrupción en su contra.

Pese a ello, este mismo miércoles, la Fiscalía peruana pidió a la Justicia que no se deje salir del país al mandatario en el marco de la investigación que sigue por los pagos que realizó la empresa Odebrecht.

La renuncia del político de 79 años, que trabajó como banquero en Wall Street, tiene lugar a menos de un mes de la Cumbre de las Américas de Lima, en la que Kuczynski debía oficiar como anfitrión y en la que tenía previsto reunirse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Kuczynski envío su carta de renuncia al Congreso este miércoles.

La renuncia provocó reacciones encontradas tanto en Perú como a nivel internacional, donde tanto políticos como personalidades y ciudadanos expresaron regocijo o rechazo ante la decisión.

"Alerta máxima"

El gobierno de Perú ordenó el miércoles declarar en "alerta máxima" a la policía a nivel nacional, mientras, medios peruanos informaban que Kuczynski se había reunido en la mañana del miércoles con el cardenal del país y más tardecon su gabinete para una junta de "emergencia".

La Plaza de Armas de Lima, donde se halla Palacio de Gobierno, está cerrada y custodiada por efectivos policiales.

Antes de que se anunciara públicamente la renuncia, la televisión estatal peruana mostró imágenes del mandatario abandonando la casa de Gobierno mientras era aplaudido por sus ministros y asistentes.

Durante su alocución, el presidente aseguró que "habrá una transición constitucionalmente ordenada".

De acuerdo con las leyes peruanas, se espera que el vicepresidente, Martin Vizcarra, lo sustituya en el cargo hasta la celebración de elecciones, previstas para 2021.

Vizcarra, quien ejerce actualmente como embajador de Perú en Canadá, amenazó con renunciar también en diciembre pasado si Kuczynski era destituido.

La crisis por los videos

El Parlamento peruano votó en diciembre pasado la vacancia del presidente, que no se aprobó finalmente por no alcanzar la mayoría de votos por la abstención de varios fujimoristas.

Los videos y audios que agravaron en las últimas horas la crisis fueron grabados en ese entonces y difundidos ahora por el partido Fuerza Popular, que encabeza Keiko Fujimori.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Los seguidores de Kuczynski acusan a Keiko Fujimori de la difusión de los videos y grabaciones.

Las grabaciones tienen como uno de sus protagonistas al hermano y ahora rival político de Keiko, Kenji Fujimori, quien supuestamente aparece haciendo gestiones para salvar la cabeza del mandatario peruano con la promesa de obras públicas.

Kuczynski consideró que las grabaciones habían sido "editadas y selectivamente tendenciosas" con el objetivo de perjudicarlo durante la votación de vacancia del jueves.

"Todo esto ha generado una grave distorsión del proceso político y de la discusión del proceso de vacancia", alegó.

En diciembre pasado, Kenji y otros 9 políticos fujimoristas desafiaron abiertamente a la directiva del que entonces era su partido, el Fuerza Popular, cuando se abstuvieron de votar a favor de la destitución de Kuczynski.

Pocos días después, el presidente aprobó un indulto para el expresidente Alberto Fujimori, padre de Kenji y Keiko, quien cumplía una pena de cárcel hasta 2032 por delitos de lesa humanidad.

La Junta de Portavoces del Congreso se reunió este miércoles para analizar el eventual desafuero de Kenji Fujimori y los congresistas Guillermo Bocángel y Bienvenido Ramírez, quienes también aparecen en los videos.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Kuczynski abandonó el Palacio de Gobierno entre aplausos de sus ministros y asistentes.

Algunos medios peruanos compararon esta polémica con los videos divulgados a finales de 2000 que mostraban a Vladimiro Montesinos, entonces jefe del Servicio de Inteligencia Nacional de Perú, comprando apoyos en el Congreso para fortalecer al gobierno del entonces presidente Alberto Fujimori.

Kuczynski es el primer presidente en ejercicio que pierde el cargo por el escándalo de corrupción asociado a Odebrecht.

La constructora brasileña, que está acusada de pagar sobornos en varios países de América Latina, informó en diciembre pasado al Congreso peruano que pagó US$4,8 millones a dos firmas de asesoría vinculadas a Kuczysnki, una de ellas cuando era funcionario del gobierno de Alejandro Toledo.

Reacciones

Tras el anuncio de la renuncia del presidente Kuczynski, la izquierda peruana en el Congreso encabezada por Frente Amplio y Nuevo Perú anticiparon que no aceptarían la dimisión y manifestaron su intención de proseguir con el proceso de destitución cuya votación está prevista para el jueves.

No obstante, el presidente del Parlamento, Luis Galarreta, comunicó después que los partidos políticos habían acordado aprobar la renuncia durante la sesión plenaria.

En su cuenta de Twitter, el líder del Frente Amplio, Marco Arana, criticó, por su parte, que el mandatario se victimizara en su carta de renuncia "sin reconocer los delitos que cometió para enriquecerse ilícitamente cuando fue funcionario público".

Mientras, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, tuiteó varios mensajes en los que celebraba que Kuczynski ya no vaya a presidir la Cumbre de las Américas.

El mandatario peruano retiró con antelación la invitación hecha a Maduro para participar en la cita y alegó que su presencia no sería bienvenida en Perú.

"Entonces, PPK, ahora dime quién no va a estar en la cumbre? ", escribió Maduro.

También en Venezuela, la presidente de la todopoderosa Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez, escribió que comenzaba "la recomposición moral de América Latina con la renuncia de fiel representante yankee y aliado sumiso" de Donald Trump.

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile en funciones, Hernán Larraín, lamentó la renuncia en nombre del Gobierno del presidente Sebastián Piñera, aunque añadió que respetaban "las decisiones que toman los países".

Mientras, el congresista peruano Gilbert Violeta, un partidario de Kuczynski, consideró que tras la renuncia la democracia en su país estaba "bajo cerco".

"La irresponsabilidad del parlamento deja a nuestro país a la deriva debido a la mezquindad prevaleciente y la intriga política", sostuvo.

Temas relacionados

Contenido relacionado