México anuncia la captura del "presunto responsable" de la muerte del periodista Javier Valdez

Javier Valdez era uno de los periodistas más reconocidos de México. Derechos de autor de la imagen Pedro Pardo/AFP
Image caption Javier Valdez era uno de los periodistas más reconocidos de México.

La memoria de Javier Valdez sigue pesando sobre el gobierno de México.

El secretario de Gobernación (Interior), Alfonso Navarrete, anunció este lunes el arresto del "presunto responsable del homicidio" del periodista, quien fue baleado el año pasado y cuya muerte generó fuertes cuestionamientos contra la presidencia de Enrique Peña Nieto.

En un mensaje a través de su cuenta de Twitter, Navarrete informó de la detención y felicitó a la Policía Federal, la Comisión Nacional de Seguridad y a la Procuraduría de la República por la "operación conjunta" de captura, que tuvo lugar casi un año después del crimen.

El anuncio no agrega detalles acerca de si el detenido es la única persona señalada por los hechos ocurridos el 15 de mayo de 2017.

Tampoco se ofrece detalles sobre la investigación de los hechos, que se extiende por casi un año y que los familiares del periodista tildan de manipulada.

Media playback is unsupported on your device
Documental BBC: Morir por informar, el peligroso desafío de los periodistas que reportan el crimen en México

La publicación de Navarrete tiene lugar un día después del primer debate presidencial en México y en medio una carrera electoral en la que el gobernante Partido Revolucionario Institucional no se perfila ya como el tradicional favorito para los comicios de julio.

Desde el año pasado, familiares y conocidos del periodista se manifiestan semanalmente frente a oficinas del gobierno tanto en su ciudad natal como en otras localidades para denunciar lo que califican de "impunidad" con su asesinato y trabas y falta de transparencia en la investigación de los hechos.

"El cronista del narco"

Valdez, conocido como el "cronista del narco" por sus coberturas sobre el crimen organizado en México, fue baleado a plena luz del día en Culiacán, la capital de Sinaloa, después de que varios hombres interceptaran su vehículo, según algunas versiones de testigos.

El hecho provocó una conmoción inusitada en México y por primera vez en la historia varios medios de comunicación, entre portales en internet y revistas, suspendieron su trabajo en protesta por lo sucedido a Valdez.

Derechos de autor de la imagen Alfredo Estrella/AFP
Image caption Algunos medios mexicanos publicaron sus portadas con fondo negro.

Una veintena publicaron portadas en negro y periodistas de Guerrero, Puebla, Morelos, Veracruz, Sinaloa, Jalisco, Chihuahua y Ciudad de México realizaron manifestaciones en las calles.

Una inédita ola de indignación que no se había visto ni siquiera en los años de mayor violencia por la guerra contra el narcotráfico, entre 2010 y 2011.

Valdez era considerado un referente para entender el narcotráfico en México y era altamente respetado en el gremio, para el que trabajó como corresponsal del diario La Jornada y en el semanario local Ríodoce, el cual fundó.

Escribió además varios libros sobre el sobre narcotráfico, como Miss Narco, Huérfanos del narco y Malayerba.

Derechos de autor de la imagen Derecho a Informar
Image caption Durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, decenas de periodistas han sido asesinados.

En 2011, recibió el premio a la Libertad de Prensa otorgado por el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

Muchos le reconocían además el valor de contar historias de víctimas de narcotráfico en Sinaloa, el corazón de uno de los carteles más poderosos del continente y cuna de Joaquín "el Chapo" Guzmán.

Según algunas estimaciones, México es el tercer país del mundo donde más periodistas son asesinados, solo superado por Siria y Afganistán.

El pasado año, 17 profesionales de la prensa fueron baleados, mientras otros cuatro han muerto en lo que va de 2018.

Contenido relacionado