8 integrantes de la caravana de refugiados cruzan la frontera para pedir asilo en Estados Unidos

Integrantes de la caravana Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Entre 150 y 200 personas buscan asilo en Estados Unidos.

Ocho mujeres y niños integrantes de la caravana de refugiados centroamericanos que llegaron este domingo a la frontera entre México y Estados Unidos ingresaron este lunes a este último país, donde solicitarán asilo.

Los migrantes entraron por el paso fronterizo de San Ysidro por orden de un oficial de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés), según un testigo citado por la agencia Reuters.

Estas personas forman parte de un grupo de unos 50 migrantes a quienes se les permitió avanzar hasta la zona controlada por Estados Unidos.

En total, a la zona fronteriza llegaron unos 300 refugiados que han estado en una especie de limbo, luego de que el CPB anunciara que por falta de capacidad no podrá atender todas las solicitudes de asilo de manera inmediata.

Media playback is unsupported on your device
"No somos criminales", el reclamo de la caravana de migrantes centroamericanos en la frontera entre México y Estados Unidos

En la tarde del lunes, sin embargo, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dijo que los pedidos de asilo serían procesados de acuerdo a la ley estadounidense.

Las personas que lleguen a Estados Unidos deben someterse a un proceso ante las autoridades de ese país y presentar sus argumentos para no volver a su país y obtener el asilo.

Por otra parte, las autoridades de Estados Unidos informaron que11 integrantes de la caravana fueron detenidos, luego de que supuestamente trataran de cruzar la frontera de manera ilegal.

En busca de protección

La caravana, que arrancó en marzo en Tapachula, en el sur de México, en principio estaba conformada por unos 2.000 migrantes de Honduras, El Salvador, Nicaragua y Guatemala.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Los migrantes han tenido que acampar en la zona fronteriza ante el anuncio de las autoridades estadouideneses de que no podrían tramitar sus solicitudes de asilo de manera inmediata.

A la zona de frontera finalmente llegaron sólo unos 300, de los cuales entre 150 y 200 solicitarán asilo.

Todos ellos dicen haber sufrido amenazas de pandillas, violaciones, asesinatos de familiares o persecución política, por lo cual buscan refugio en Estados Unidos.

La caravana no ha sido vista con buenos ojos por parte del presidente Donald Trump, quien ordenó desplegar a la Guardia Nacional en la frontera.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado