AMLO: "La tercera es la vencida", el largo camino que recorrió López Obrador para llegar a la presidencia de México

Andres Manuel Lopez Obrador Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Andrés Manuel López Obrador es el presidente electo de México.

Una madrugada llegó al Zócalo, la plaza central de Ciudad de México, una camioneta de la que algunos hombres empezaron a bajar decenas de cajas de cartón.

En el lugar, acampaban cientos de personas para denunciar un supuesto fraude electoral contra Andrés Manuel López Obrador, conocido como AMLO y entonces candidato al gobierno de Tabasco.

Era el 9 de junio de 1995. Cuando terminó la maniobra, el conductor del vehículo dijo a los manifestantes: "Ahí les dejo eso". Y se marchó.

La intriga se convirtió en asombro cuando abrieron los paquetes.

En las cajas había miles de facturas, pólizas de cheques y recibos que documentaban gastos ilegales en la contienda electoral de Tabasco donde López Obrador reclamaba la victoria.

Los documentos demostraban que su adversario, el oficialista Roberto Madrazo, había excedido en 200% el gasto autorizado para su campaña.

El equipo de López Obrador denunció la irregularidad, pero los tribunales electorales mantuvieron la cuestionada victoria de su contrincante.

Al político de izquierda el caso le sirvió para proyectar su imagen a nivel nacional.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption López Obrador se hizo conocido por encabezar bloqueos a pozos de Petróleos Mexicanos.

A partir de ese momento se multiplicaron las denuncias de que le habían robado las elecciones. Algunos creen que fue en esos años que nació su figura como el opositor más férreo al sistema.

Ascenso

La anécdota marca la vida política de AMLO, a quien muchos también llaman "El Peje", como referencia al pejelagarto, un animal que es una combinación entre pez y lagarto, originario de Tabasco, su estado natal.

Hasta ese momento, López Obrador era un líder político local, famoso por encabezar bloqueos a pozos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Pero tras la revelación de las cajas, su figura creció y ahora, 23 años después, con su tercer intento, ganó las elecciones a la presidencia de México.

Derechos de autor de la imagen Yuri Cortez/AFP
Image caption Desde 2006 AMLO mantiene un alto número de seguidores.

Un largo y polémico camino que le ha llevado a recorrer varias veces el país y que culmina, por primera vez en la historia, con un candidato abiertamente de izquierda en el poder por el 53% del voto de los mexicanos.

"Democracia indígena"

López Obrador fue jefe de gobierno (alcalde) de Ciudad de México (2000-2006).

En las dos primeras veces que se presentó a las elecciones, lo hizo por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), del que fue presidente entre 1996 y 1999.

Ahora ganó al frente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que fundó hace cuatro años.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se convirtió en poco tiempo en la segunda fuerza política del país.

El secreto de ese meteórico ascenso es AMLO, el polémico dirigente que nació en 1953 en Villa Tepetitán, municipio de Macuspana Tabasco.

Sus padres eran comerciantes que trasladaron a la familia –además de Andrés a cuatro hermanos más- a Villahermosa, la capital del estado. Allí instalaron una tienda de ropa y una zapatería.

AMLO estudió Ciencias Políticas y Administración Pública en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Algunos maestros y compañeros lo recuerdan como un estudiante tranquilo, que no solía participar mucho en las clases.

Concluyó la carrera en 1976 pero no obtuvo su título sino hasta 1987. En las tres contiendas presidenciales en que ha participado este es uno de los temas que suelen recordar sus adversarios.

Derechos de autor de la imagen Pedro Pardo/AFP
Image caption Las elecciones presidenciales se realizaron en un escenario de violencia en México.

López Obrador empezó su vida política como militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del que fue presidente estatal en los años 80.

También fue delegado del Instituto Nacional Indigenista (INI), como entonces se llamaba el organismo público responsable de atender a las comunidades originarias de México.

Entre 1977 y 1982 López Obrador prácticamente vivió en las comunidades chontales, un pueblo de origen maya que radica en Tabasco.

Etapa fundamental

En esta región, una de las más marginadas del país, el joven de 24 años promovió la construcción de "camellones" (una especie de islotes), para cultivar maíz.

También entregó créditos sin aval para construir casas de cemento y sustituir a las chozas donde residía la mayoría.

En la zona chontalpa muchos recuerdan a López Obrador, sobre todo los ancianos que le mantienen cariño.

Para AMLO esa fue una etapa fundamental en su vida. En el documental "Este soy", López Obrador recuerda una lección de esos años.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption López Obrador empezó su vida política como militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

"¿Sabes que aprendí?", cuenta. "Lo que es la democracia indígena, el consenso, donde uno representa a todos en la asamblea y expresa lo que está sintiendo toda la gente".

Es algo que acompaña toda su carrera y que en momentos de crisis política se ha usado para criticarlo: tomar las decisiones de su movimiento en asambleas públicas.

Por ejemplo en 2006, cuando encabezó un campamento de varios meses en el Zócalo y Paseo de la Reforma, una de las principales avenidas de la capital mexicana.

Casi a diario se realizaban estos encuentros donde las votaciones eran a mano alzada. Prácticamente nadie disentía.

Feligresía

Ese respaldo casi unánime se mantiene desde entonces y en ésta, la tercera contienda presidencial en que participó AMLO, se nota especialmente en redes sociales.

Es uno de los rasgos que más se le critican. Algunos como la analista Isabel Turrent dice que López Obrador, más que seguidores, tiene "feligreses".

"La ideología política que defienden votantes como los partidarios de López Obrador no expresa lo que saben, sino lo que son", escribió en un artículo publicado en el diario Reforma.

"Y como el apego es tribal, es mucho más evidente en las redes sociales frente a seguidores y seguidos, donde cualquier concesión al otro convierte al flexible en un hereje, si le va bien, o en un traidor. Los seguidores se convierten por fuerza en feligreses fervorosos".

Tal apoyo incondicional es uno de los argumentos más frecuentes para comparar a AMLO con personajes controvertidos, como el expresidente de Venezuela Hugo Chávez.

Pero no es todo. Los historiadores Saray Curiel y Alfonso Argote afirman que para muchos la imagen de AMLO se construyó sobre un proyecto ideal.

"Se ha convertido en todo un mito y de ahí se desprende su éxito como referente obligado para la política nacional", refieren.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Para sus seguidores es una especie de mito.

Curiel y Argote analizaron la trayectoria política de López Obrador desde 1995 en el libro "Andrés Manuel: la invención de un político".

Una de sus conclusiones es que el candidato cultiva entre sus seguidores la idea de que en México se necesita de un salvador que lo rescate.

La idea, pues, de una figura similar a Chávez, un tema que surgió en 2006, cuando la estrategia de sus adversarios fue llamarlo "un peligro para México".

En 2012 contendió de nuevo en la elección presidencial pero fue derrotado por el actual mandatario, Enrique Peña Nieto.

Ahora el escenario fue distinto. Prácticamente todas las encuestas lo ubicaban como favorito para ganar la contienda, que se definió este 1 de julio.

Las críticas –que el candidato llama "guerra sucia"- se mantuvieron, pero a diferencia de procesos anteriores no parecieron desgastar su popularidad.

Conservador

¿De dónde viene el respaldo incondicional de los seguidores de López Obrador?

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption En 2012 AMLO contendió en la elección presidencial pero fue derrotado por el actual mandatario, Enrique Peña Nieto.

Analistas como Roy Campos, de la encuestadora Consulta Mitofsky, creen que es por oponerse durante décadas a gobiernos ineficaces y a la corrupción.

Pero hay otros elementos, como su perfil de luchador social.

Incluso su movimiento realizó varias caminatas desde el sureste del país hasta la capital, una distancia de 800 kilómetros. En cada una participaron miles de personas.

Cuando fue alcalde en Ciudad de México estableció pensión universal a los ancianos de la capital, y también un sistema para entregar material escolar gratuito a los estudiantes de educación básica.

El subsidio también se entregó a madres solteras, además que se estableció atención y medicamentos gratuitos para la población vulnerable.

Estos programas fueron criticados en su momento, pero después se aplicaron en varios estados del país.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption AMLO se ha mostrado durante décadas opuesto a gobiernos ineficaces y la corrupción.

De hecho, en el discurso de López Obrador la población marginada siempre ha sido importante. En su primera campaña presidencial, por ejemplo, su lema fue "Por el bien de todos, primero los pobres".

Algo que también ha funcionado es la austeridad.

Cuando fue alcalde los sueldos de los altos funcionarios de su gobierno se congelaron, y se redujo además el gasto en papelería o la compra de autos lujosos, como ocurre en muchas dependencias del país.

AMLO vive desde hace décadas en un departamento de clase media en el sur de la capital. En su época de gobernante viajaba en un modesto automóvil compacto.

Desde 2000 López Obrador insiste en que su vida se rige por la austeridad republicana que practicó en el siglo XIX el entonces presidente Benito Juárez, el mandatario más querido de México.

Un modelo que aplica en otros temas, como su posición religiosa. Aunque se declara laico, ha logrado establecer buenas relaciones con las iglesias Católica y evangélicas.

Quienes lo conocen dicen que en el fondo AMLO es conservador, algo que fue evidente en su época de alcalde cuando hizo pocos esfuerzos por apoyar la legalización del aborto en la ciudad, una agenda que impulsaba la izquierda.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption En su época de gobernante, AMLO viajaba en un modesto automóvil compacto.

Gestos como ese le sirvieron para conseguir el respaldo del Partido Encuentro Social, fundado por pastores y personas cercanas a iglesias evangélicas.

Tal forma de vida parece dar resultados. En las tres contiendas presidenciales en que ha participado, sus adversarios cuestionan a los colaboradores o personajes aliados.

Pero prácticamente nada sobre posibles excesos o negocios irregulares hechos personalmente por AMLO.

Algo que el presidente electo resume en una frase: "Yo soy Peje, no lagarto".

*Este artículo se publico originalmente el 25 de junio y se actualizó el 1 de julio luego de a victoria de AMLO.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado