Museo Nacional de Brasil: 5 objetos y colecciones "invaluables" devorados por su voraz incendio

museo Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El museo era el más antiguo de Brasil.

Fue primero casa real, después residencia imperial y, por último, hogar de una de las mayores colecciones de historia natural de todo el mundo.

Pero este domingo, el Museo Nacional de Brasil se convirtió en un palacio en llamas.

Un fuego de grandes proporciones, cuyas causas se desconocen, cubrió la mayor parte del edificio de más de 200 años de antigüedad.

La subdirectora del museo, Cristiana Serejo, dijo el lunes, según medios brasileños, que las llamas habían consumido cerca del 90% de las piezas del lugar.

"Tal vez sobró un 10%", señaló, de acuerdo al portal Estadâo.

El incendio comenzó a las 19:30 hora local (2230 GMT) del domingo, cuando ya el museo estaba cerrado y solo había cuatro vigilantes en su interior, por lo que no se reportan víctimas.

El museo tenía más de 20 millones de artículos de diferentes períodos de la historia de Brasil y del mundo y, según medios brasileños, las pérdidas son "invaluables", lo que ha sido calificado como "una catástrofe" para la historia y la cultura brasileña y del continente.

Media playback is unsupported on your device
Las llamas consumieron la centenaria sede de una de las instituciones científicas más importantes de América Latina.

Era tan amplia su colección que, de acuerdo al catálogo, solo el 1% de los objetos en su acervo estaba expuesto.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El incendio comenzó las 19:30 hora local (2230 GMT), cuando ya el museo estaba cerrado y solo había cuatro vigilantes en su interior.

Muchas de las piezas de sus colecciones eran ejemplares únicos de su tipo e iban desde huesos de dinosaurios y momias egipcias hasta miles de utensilios producidos por las civilizaciones amerindias durante la era precolombina.

En sus instalaciones se encontraba la mayor biblioteca científica de Río de Janeiro y su acervo de arqueología estaba compuesto por más de 100.000 objetos provenientes de diversas civilizaciones de América, Europa y África, desde el Paleolítico hasta el siglo XIX.

"La pérdida del acervo del Museo Nacional es incalculable para Brasil. Se perdieron 200 años de trabajo, investigación y conocimiento", aseguró en su Twitter el presidente Michel Temer quien agregó que era un "día triste para todos los brasileños".

De acuerdo con medios brasileños, desde 2014 la institución no recibía los más de US$128.000 dólares anuales destinados por el gobierno para su conservación y restauración, lo que conllevó a que algunas paredes del edificio estuvieran agrietadas y descaradas y que muchas conexiones eléctricas estuvieran al descubierto.

En BBC Mundo te contamos algunos de los objetos más valiosos que se conservaban en el museo. Solo cinco, de los más de 20 millones que había allí.

1-El esqueleto de Luzia

Un grupo de científicos franco-brasileños encabezados por la renombrada arqueóloga Annette Laming-Emperaire encontraron en 1975 en la cueva de la Lapa Vermelha en el estado de Minas Gerais, los restos de una mujer primitiva.

Derechos de autor de la imagen Cicero Moraes
Image caption Una reconstrucción del rostro de Luzia, la "primera habitante" de América.

Las pruebas con radiocarbono de los huesos permitieron datarlos en al menos 11.400 años, lo que los convirtió en su momento en el esqueleto humano más antiguo de todo el continente y en los restos más antiguos de una mujer americana.

Las particularidades de su cráneo, diferente a todos los restos humanos encontrados hasta entonces en el continente, generaron nuevas teorías y cuestionamientos acerca del origen del hombre americano.

Se cree que tenía entre 20 y 25 años en el momento de morir y los arqueólogos la llamaron Luzia. Era una de las principales atracciones del museo.

2-El meteorito de Bendegó

Este gigantesco meteorito fue encontrado en 1784 en el estado de Bahía y pesa 5.260 kg.

Derechos de autor de la imagen Museo Nacional de Brasil
Image caption El meteorito fue llevado al museo en 1888.

Tiene más de dos metros de largo y más de uno de ancho y en el momento de su hallazgo, era el segundo meteorito más grande encontrado en el mundo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El transporte del meteorito no fue sencillo.

La subdirectora del museo, Cristiana Serejo, dijo que el objeto había sobrevivido a las llamas.

3-La mayor colección de arqueología egipcia de América Latina

Con más de 700 piezas, la colección de arqueología egipcia del Museo Nacional estaba considerada la más grande de América Latina y la más antigua del continente.

La mayor parte de las piezas ingresó en el acervo del museo en 1826, cuando el comerciante Nicolau Fiengo trajo de Marsella una colección de antigüedades egipcias que perteneció al famoso explorador italiano Giovanni Battista Belzoni, responsable de excavar la Necrópolis de Tebas (actual Luxor) y el Templo de Karnak.

Derechos de autor de la imagen Museo Nacional de Brasil
Image caption La momia conocida como dama Sha-Amun-en-su era uno de los objetos más visitados.

Además de numerosas momias humanas, el museo conservaba también una pequeña colección de momias de animales (gatos, ibis, peces y cachorros de cocodrilo).

4-De los mayores acervos paleontológicos del continente

De acuerdo con sus catálogos, el Museo Nacional poseía uno de los más significativos acervos paleontológicos de América Latina para un total de 56.000 ejemplares y 18.900 registros, divididos en núcleos de paleobotánica, paleoinvertebrados y paleovertebrados.

Derechos de autor de la imagen Museo Nacional de Brasil
Image caption El Museo Nacional poseía uno de los más significativos acervos paleontológicos de América Latina

Su colección se componía mayoritariamente por fósiles de plantas y animales, provenientes de Brasil y de otros países, además de reconstituciones, réplicas, modelos y moldes.

5-La mayor colección de arqueología clásica en Latinoamérica

Una de las colecciones más valoradas del museo era la de arqueología clásica, integrada por 750 piezas de las civilizaciones griega, romana y etrusca.

Por su número y valor, estaba considerada la mayor en su género en América Latina.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En el museo se encontraba la mayor colección de arte grecolatino de América Latina.

Gran parte de ese acervo corresponde a la colección grecorromana de la emperatriz Teresa Cristina y de la colección de la reina Carolina Murat, hermana de Napoleón Bonaparte y esposa del rey de Nápoles, Joaquim Murat.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado