Crisis en Argentina: Macri anuncia reducción de ministerios a menos de la mitad y el regreso de las retenciones al campo

Mauricio Macri Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Macri le pidió comprensión a los sectores importadores.

En un mensaje grabado, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunció su estrategia contra la aguda caída de la moneda nacional y calmar los mercados internacionales.

Entre las medidas que anunció, hay el restablecimiento de los impuestos a las exportaciones, la reducción del aparato estatal y protección de ciertos programas sociales.

Macri dijo que le estaría pidiendo más a "quienes más capacidad tienen para contribuir: los que exportan".

Declaró que sabe que las retenciones a la exportación son un "impuesto malo", pero pidió comprensión, pues se trataba de una emergencia.

En cuanto a su equipo de gobierno, anunció una reducción de los ministerios en más de la mitad para compactar el gabinete y "dar una respuesta más focalizada a lo que se viene".

Argentina busca recortar su déficit presupuestario para convencer a los nerviosos inversores de que no habrá ningún problema para pagar su deuda.

Posteriormente, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, dio más detalles económicos y prometió eliminar el déficit fiscal primario del país para 2019.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Es el "único camino real al desarrollo", dijo el ministro de Hacienda.

Es una de las condiciones acordadas como parte de un préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI) de US$50.000 millones.

Funcionarios del gobierno argentino se estarán reuniendo con el FMI esta semana para discutir el desembolso del préstamo.

El regreso de las retenciones

Dujovne anunció que se impondrá tasas a la exportación del 10% para productos primarios (sin valor agregado). El anuncio impactará principalmente al campo, el principal exportador del país.

También habrá una tasa del 7,5% para el resto de los productos exportados.

No podemos seguir gastando más de lo que tenemos"

Mauricio Macri, presidente de Argentina

Al asumir, el gobierno de Macri había prometido eliminar gradualmente las llamadas "retenciones" a la exportación, que fueron una importante fuente de ingresos durante el kirchnerismo y llevaron a una confrontación entre el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y los grandes referentes del campo.

Análisis de Daniel Pardo, corresponsal de BBC Mundo en Argentina

Tras una semana para el olvido, en la que el peso se devaluó y los mensajes del gobierno no generaron confianza entre los mercados, este lunes Macri quiso ser más enfático: habló más largo, se mostró más empático y entusiasta.

Aunque reconoció una "crisis", atribuyó sus causas al gobierno anterior, a la situación mundial y a los recientes escándalos de corrupción del kirchnerismo.

La pregunta es si el daño ya está hecho: si los argentinos, después de casi tres años de gobierno, están dispuestos a seguir apoyando a un equipo que fue elegido para resolver la economía.

Y si los mercados -que eran los remitentes de estos anuncios vistos como una inyección de confianza- verán las medidas como un relanzamiento de la política económica del gobierno en el sentido que consideran correcto, o como meros paños de agua tibia que no evitan la percepción general de que Argentina no va a poder cumplir con sus obligaciones de deuda.

El anuncio más importante de Macri fue el cambio en la política de impuestos a las exportaciones, no solo porque en uno de los mayores productores de alimentos del mundo las retenciones han sido una lucha histórica entre el poder político y el sector rural.

Sino porque, con esta medida, Macri, así lo atribuya a una emergencia, en teoría deja de estar del lado de los empresarios y ruralistas y pone como prioridad la estabilidad fiscal y política del país.

"Es una emergencia"

En su mensaje, Macri admitió que debía ir en contra de sus planes porque el país atraviesa una situación de "emergencia".

La semana última, el peso argentino atravesó una de sus peores crisis. La moneda ya ha perdido el 50% de su valor contra el dólar en el último año y se espera que esa depreciación acelere aún más la inflación, que ya ha superado el 30% interanual.

"No podemos seguir gastando más de lo que tenemos, vivir por encima de nuestros ingresos. Tenemos que seguir haciendo el esfuerzo para equilibrar las cuentas del Estado", dijo el mandatario desde la Casa Rosada.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La decisión de Macri de acudir al FMI, un organismo que casi nunca ha tenido buenas experiencias en Argentina, motivó numerosas protestas.

Señaló que hasta que no se pusieran en orden las finanzas del país, no podría avanzar con los planes de desarrollo que prometió durante su campaña electoral.

Después de los anuncios televisados, el gobierno dio a conocer a través de un comunicado los cambios en el gabinete: una decena de ministerios pasarán a ser secretarias, entre ellos carteras importantes como Salud y Trabajo.

Macri confirmó a su asesor más importante, el jefe de Gabinete Marcos Peña, cuya continuidad estaba en entredicho al ser el cerebro de la política del gobierno.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado