Jair Bolsonaro: biblia, bala y buey, los 3 grupos de poder que pueden ayudar al presidente electo de Brasil a concretar sus propuestas (aunque no tenga mayoría)

Bolsonaro. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Jair Bolsonaro asumirá el cargo como presidente de Brasil el próximo 1º de enero.

En el Brasil del presidente electo Jair Bolsonaro asoman otras tres "B" cruciales para impulsar su agenda conservadora en el Congreso. Son las iniciales de Biblia, bala y buey.

Los brasileños usan las siglas BBB para referirse a una bancada compuesta por grupos religiosos, armamentistas y de agronegocios que tendrán gran peso en el próximo Congreso.

Esa combinación de fuerzas puede ser un pilar del gobierno de Bolsonaro —que carece de mayorías legislativas propias pero sintoniza con los tres grupos— para aprobar medidas polémicas sobre seguridad pública, conservadurismo social y medioambiente.

"Esa bancada creció numéricamente, pero además viene legitimada por las urnas: es la primera vez que esa agenda conservadora es debatida de modo ostensible en una elección con un candidato que incorpora ese ideal", dice Antônio Augusto Queiroz, director del Departamento Intersindical de Asesoría Parlamentaria (DIAP), un centro de estudios políticos en Brasilia.

"Ese grupo más conservador va a constituirse en una especie de escudo para hacer la disputa política del gobierno con las fuerzas de izquierda y dar soporte a la agenda gubernamental", agrega Queiroz en diálogo con BBC Mundo.

"Ideologías totalitarias"

Aunque creció de forma exponencial desde la elección anterior, el Partido Social Liberal (PSL) de Bolsonaro tendrá apenas 52 diputados en una cámara de 513 miembros. Además, serán cuatro senadores de un total de 81.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Bolsonaro tendrá que conseguir acuerdos para mover su agenda en un Congreso fuertemente fragmentado.

Eso significa que, tras asumir el próximo 1 de enero, Bolsonaro va a necesitar acuerdos para mover su agenda en un Congreso fragmentado que se instalará en febrero, con 30 partidos representados con diputados.

Si bien Bolsonaro y sus colaboradores ya tienden puentes con otros partidos, los expertos creen que el apoyo que ya le dan los parlamentarios de la "Biblia, bala y buey" puede facilitarle la tarea de obtener mayorías, sobre todo en diputados.

Sólo la bancada evangélica tendrá unos 80 miembros, según cálculos de DIAP, pero suele unir fuerzas en un frente con creyentes de otras religiones que ha sumado más de 180 integrantes.

Para resultar electo el domingo con 55% de los votos válidos contra 45% del izquierdista Fernando Haddad, Bolsonaro recibió un apoyo importante de líderes evangélicos en la recta final de la campaña.

Según encuestas previas al balotaje, tres de cada cinco evangélicos optaron por el militar retirado en un país donde casi 30% de la población sigue esa religión.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El apoyo de líderes evangélicos fue crucial para la victoria de Jair Bolsonaro.

Los moviliza sobre todo su oposición al aborto y a lo que denominan como "ideología de género", incluida la enseñanza en aulas de temas como el respeto a la diversidad sexual, los derechos gay y la igualdad de género.

"La instrumentalización de las escuelas y universidades públicas al servicio de ideologías totalitarias y dictaduras comunistas envenenó el alma y el espíritu de las últimas generaciones", sostuvo el Frente Parlamentario Evangélico en un documento enviado a Bolsonaro en vísperas de su elección.

El documento para la próxima legislatura aborda otros temas defendidos también por el presidente electo, como la reducción del número de ministerios y del intervencionismo estatal en la economía.

"Más eficientes"

Por su lado, la "bancada de la bala", los armamentistas, prácticamente duplicó en estas elecciones su peso en el Congreso, llegando a unos 70 congresistas según los cálculos de DIAP.

Está compuesta en gran parte por expolicías y exmilitares que defienden medidas de seguridad pública como la liberación del porte de armas, una reducción de la edad mínima de imputabilidad penal y la eliminación de eventuales castigos a policías que matan en servicio.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Bolsonaro se pronunció en campaña a favor de liberar la posesión y tenencia de armas en Brasil.

Han recibido apoyo de empresas vinculadas al sector armamentista y a menudo coinciden con los evangélicos en temas como el rechazo a la promoción de la diversidad sexual.

Tener un presidente electo como Bolsonaro, que se ha pronunciado a favor de liberar la posesión y tenencia de armas limitadas por ley desde 2003, es para ellos un sueño hecho realidad.

"Tienes de un lado una bancada que trae el tema de los valores morales mirando mucho a la tradición y de otro lado una bancada que representa un retroceso muy grande sobre cómo pensar la seguridad pública", dice Marco Antonio Teixeira, un politólogo de la Fundación Getúlio Vargas, una universidad de élite en Brasil.

"Esos dos sectores van a traer la posibilidad de una agenda conservadora que dé pasos atrás en derechos", añade en declaraciones a BBC Mundo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El nuevo presidente electo de Brasil no ha expresado compromisos claros respecto a temas como el calentamiento global y el impacto medioambiental de la deforestación amazónica.

A su vez, la bancada "ruralista" vinculada al agronegocio y con más de un centenar de parlamentarios se reducirá en la próxima legislatura. Pero expertos como Queiroz creen que podría compensar eso subiéndose a la ola conservadora que llegará al Congreso.

Entre sus prioridades está cambiar los criterios de demarcación y explotación de tierras indígenas, dar amnistías e incentivos fiscales a los productores rurales, y flexibilizar disposiciones contra el trabajo esclavo en zonas rurales.

Las señales de Bolsonaro de que dará respaldo al agronegocio y su falta de compromisos claros en materia de combate al calentamiento global generan en activistas medioambientales, sobre todo por el posible impacto en la deforestación amazónica.

Las tres son bancadas informales, que están esparcidas entre distintos partidos. Pero los analistas creen que pueden ser decisivas en asuntos polémicos donde los partidos carecen de consensos internos.

"En Brasil no tienes una historia de castigos a parlamentarios que no votan según la orientación de su partido", explica Teixeira. "Y ahí las bancadas informales, que llamamos de parapartidarias, suelen ser más eficientes que las bancadas de los partidos".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado