Colombia: el millonario negocio de empresas de Canadá para cultivar y procesar marihuana a gran escala en este país

Experta Derechos de autor de la imagen Cortesía Avicanna
Image caption Los canadienses prometen llevar lo mejor de su tecnología y expertos a Colombia.

Compra de tierras, cultivo y cosecha de la planta, inversión en tecnología y, finalmente, industrialización de la marihuana para la elaboración de productos con fines medicinales y cosméticos.

Empresas de Canadá decidieron apostar fuerte en Colombia para tomar el liderazgo en el mercado del cannabis terapéutico y por ello aumentaron su presencia en este país a lo largo de 2018 con inéditas inversiones millonarias.

En los últimos meses ya se han producido alianzas y compras de empresas locales, adquisición de terrenos en diferentes lugares y la llegada de nueva tecnología y expertos.

"Colombia tiene las mejores condiciones de toda Latinoamérica para realizar inversiones en la industria de la marihuana", coinciden los empresarios y expertos de Canadá consultados por BBC Mundo.

Por su parte, los productores colombianos de esta hierba celebran el impulso a la industria, aunque temen que los canadienses lleguen a controlar toda la cadena del negocio y absorban los emprendimientos locales existentes.

¿Por qué Colombia?

A mediados de noviembre, en Bogotá se realizó una nueva edición de ExpoCannabis, una feria y congreso que reunió a expertos internacionales y emprendedores colombianos relacionados con el uso terapéutico de la marihuana.

Allí se podía encontrar desde un té helado con esta hierba hasta grandes máquinas con las que se extrae el aceite y otros elementos del cannabis a temperaturas extremas.

También se podían ver productos cosméticos como lociones y cremas, además de algunos con fines medicinales.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Canadá apunta a los cultivos colombianos legales de marihuana.

En julio de 2016 entró en vigencia una ley que abrió la puerta a la siembra de marihuana con fines medicinales y en 2017 se concluyó la reglamentación para la entrega de licencias a los productores.

Desde entonces, Canadá tiene su mirada puesta en el territorio colombiano.

Así lo señaló uno de los expositores presente en Expocannabis, el canadiense Michael McCune, experto en extracción y producción con cannabis y uno de los promotores del ingreso de inversiones de su país.

"La industria (de la marihuana terapéutica) en Colombia me encanta, está en sus etapas iniciales, pero la expansión es rápida. Por eso estamos muy emocionados con la llegada de tecnología y capitales de Canadá", señala a BBC Mundo el investigador que es miembro de iTrust Cannabis, una compañía de su país dedicada a este rubro.

McCune añade que Colombia ofrece grandes posibilidades a los inversores de su país por las características de su tierra para el cultivo, las condiciones climáticas favorables en determinados lugares, bajos costos de producción, las posibilidades de exportación y la legislación del país.

"Las industrias canadienses que están haciendo estas inversiones tienen bastante capital y están haciendo un movimiento muy inteligente. No podemos hablar de cifras exactas, pero se trata de varios millones de dólares", señala.

Image caption Los canadienses apuntan a elaborar productos médicos, farmacéuticos y cosméticos hechos a base de cannabis colombiano.

McCune indica que antes de esta entrada des capitales de Canadá, se realizaron estudios de suelo, calidad de agua, ambientales y de la hierba que se cultiva en Colombia.

"Veo a Colombia como un líder global en la industria del cannabis, con capacidades enormes de producción y exportación, por eso Canadá está trayendo lo mejor de su tecnología y expertos", concluye el investigador.

Las regiones elegidas por los canadienses están en el municipio de La Unión, en el departamento de Valle del Cauca (oeste) y en los alrededores de la ciudad de Santa Marta (zona Caribe), entre otros lugares.

Las inversiones

En agosto de este año, Avicanna, una empresa canadiense de biotecnología y desarrollo en el sector de los cannabinoides compró el 60% de la compañía colombiana Santa Marta Golden Hemp, dedicada a la producción de hierba orgánica.

De esta manera, Avicanna ya tiene acceso a 20 hectáreas certificadas para el cultivo orgánico de la marihuana en Colombia y apunta a seguirse expandiendo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Entre 2016 y 2017, Colombia reglamentó el cultivo y uso de la marihuana para fines medicinales.

Santa Marta Golden Hemp posee todo el paquete de licencias para la elaboración de productos con cannabis medicinal vigente en este país.

El director de Avicanna, Aras Azadian, explicó que cuando vieron las características de Colombia no dudaron en hacer una enorme inversión.

"Elegimos este país por varias razones, entre ellas las nuevas regulaciones, la economía en crecimiento y el apoyo del gobierno", dice el empresario a BBC Mundo.

Azadian añade que la experiencia y tradición del país en agricultura, además de la protección a las inversiones "que son mejores que en otros países de Sudamérica" fueron otros motivos para que Avicanna escoja Colombia.

La multinacional canadiense, gracias a la compra de la mayoría de Santa Marta Golden Hemp, se propone ser parte de toda la cadena productiva: cultivo, extracción, manufactura, pruebas clínicas y comercialización del producto final.

"Gracias a las condiciones ambientales y a la experiencia local en cultivos orgánicos, se producirá cannabis orgánico certificado, 100% cultivado al sol, bajo los parámetros de buenas prácticas agrícolas y de manufactura", señala la empresa.

Azadian señala que la compañía usará toda su experiencia previa para elaborar en territorio colombiano productos farmacéuticos, medicinales y cosméticos.

"La combinación entre Avicanna con Colombia nos convertirá en líderes de mercado en los próximos años", dice.

Derechos de autor de la imagen Cortesía Avicanna
Image caption Canadá es uno de los países con mayor experiencia en la elaboración de productos a base de marihuana.

Más empresas

Sin embarco, ésta no es la única empresa de Canadá que decidió instalarse o invertir en este país.

A principios de noviembre, Chemesis International, con sede en Vancouver, anunció la firma de una carta entre partes para la compra total de La Finca Interacviva-Arachna Med, conocida como la empresa más antigua en la producción de productos de marihuana terapéutica de Colombia.

El acuerdo, según señala un comunicado de la compañía canadiense, supera los US$10 millones y le permitirá a Chemesis acceder a más de 400 hectáreas de cultivo y alianzas con más de 2.000 productores locales.

"La geografía montañosa de Colombia proporciona diferentes pisos térmicos que permiten el cultivo en múltiples climas, simultáneamente", indica la empresa

Chemesis añade que "Colombia también tiene muchos acuerdos de libre comercio que permitirán la exportación rentable de productos de cannabis a todo el mundo".

Image caption La expansión de la industria del cannabis terapéutico en Colombia es veloz, dicen los expertos.

Canopy Growth, otra de las empresas de cannabinoides más grandes de Canadá, también se encuentra en Colombia con una inversión que alcanzará los US$40 millones, según medios canadienses.

Reportes locales añaden que ya son siete empresas de ese país las que desembarcaron en Colombia con un movimiento de capital de US$100 millones.

En octubre de este año, Canadá aprobó el uso recreativo de la marihuana.

Qué dicen en Colombia

En Colombia existe alta expectativa respecto a la inyección de dinero que hacen las compañías canadienses en la industria de los cannabinoides para fines terapéuticos.

Así lo señaló a BBC Mundo el presidente de la Asociación Colombiana de Industrias del Cannabis (Asocolcanna), Rodrigo Arcila.

"Canadá es el país que más experiencia tiene en el cultivo y transformación de cannabis. Valoramos de forma positiva la llegada de estos capitales y esperamos que el gobierno garantice estas inversiones", indica el directivo.

Derechos de autor de la imagen Cortesía PS+E
Image caption En Colombia ya existe producción de tecnología propia para la extracción de aceite y otros elementos de la marihuana.

Arcila reconoció que se trata de "inversiones que quieren copar toda la cadena productiva, de carácter vertical".

Este último elemento genera incertidumbre en algunos de los pequeños productores que temen que sus emprendimientos sean absorbidos o aplastados por las gigantes canadienses de la industria.

También se observa que la mayoría de las licencias entregadas por el gobierno colombiano, se encuentren muy pocas a favor de comunidades campesinas e indígenas.

Colombia entregó más de 140 licencias para la producción de marihuana medicinal en los últimos dos años, desde que las leyes lo permiten.

Otro dato llamativo es que Colombia es reconocida por la industria del cannabis como un país que está a la vanguardia en su legislación para elaborar y exportar productos terapéuticos a base de marihuana, pero que, al mismo tiempo, el gobierno de Iván Duque decidió prohibir portar cualquier cantidad de alguna sustancia controlada (incluida la marihuana) así sea una dosis mínima.

Image caption Asocolcanna celebra el ingreso de capitales canadienses para potenciar la industria.

Arcila reconoce que la industria colombiana todavía se encuentra en una etapa de preparación para entrar de lleno en la producción, pero que todavía no se puede estimar cuánto peso pueda tener por sí misma en los mercados internacionales.

Sin embargo, la industria avanza rápido, al punto que empresas colombianas como PS+E, con sede en Bogotá, ya comercializan tecnología y equipos fabricados en el país para la extracción de componentes de la marihuana.

Según datos de Asocolcanna, la industria mundial del cannabis alcanza los US$11.000 millones anuales en la actualidad y llegará a los US$54.000 millones en 2025.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Contenido relacionado