Muere Belisario Betancur, el primer presidente de Colombia que abrió un diálogo de paz oficial con las FARC

Belisario Betancur Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Belisario Betancur gobernó Colombia entre 1982 y 1986.

El expresidente de Colombia Belisario Betancur murió este viernes en Bogotá a los 95 años.

Betancur estaba internado desde el jueves en una clínica de la capital colombiana por un problema renal.

El fallecimiento del exmandatario, quien gobernó el país entre 1982 y 1986, fue confirmado por la dirección médica de la Fundación Santa Fe de Bogotá.

Betancur es reconocido como el primer presidente de Colombia que inició conversaciones de paz oficiales con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y otros grupos guerrilleros.

"Varios gobernantes quisieron tener contactos con la guerrilla pero lo hacían de manera que no fuese visible al público, en forma oculta", le dijo a BBC Mundo el historiador colombiano Víctor Álvarez.

"Lo que Betancur inició fue el dialogo abierto y sincero con quieres estaban levantados en armas y eso le dio un carácter distinto al tipo de relaciones", añadió.

El presidente colombiano, Iván Duque, transmitió a través de Twitter sus condolencias a familiares y amigos de Betancur, de quien destacó su legado en la política, historia y cultura del país.

Palacio de Justicia

"Tiendo mi mano a los alzados en armas para que se incorporen al ejercicio pleno de sus derechos, en el amplio marco de la decisión que tomen las Cámaras", dijo Betancur a los guerrilleros en su investidura como presidente en 1982.

Tras asumir su cargo, Betancur comenzó a negociar con los grupos de las FARC, el Ejército Popular de Liberación (EPL), el Movimiento 19 de Abril (M-19), el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y la Autodefensa Obrera (ADO).

Fue la primera vez que las FARC eran reconocidas como interlocutor político en un proceso de paz.

Logró breves treguas con las guerrillas que, sin embargo, no duraron mucho.

El 6 y 7 de noviembre de 1985, un comando del M-19 tomó el Palacio de Justicia en Bogotá y mantuvo como rehenes a cientos de personas. Poco después, el Ejército rodeó el edificio y se produjeron graves enfrentamientos que dejaron 94 muertos.

La forma violenta con la que se recuperó el poder del palacio o la renuncia a organizar el Mundial de fútbol de 1986, entre otras medidas, hicieron que la política del gobierno de Betancur generara polarización en el país.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Betancur y el presidente estadounidense Ronald Reagan realizaron trabajos de cooperación mutua contra el narcotráfico.

La tragedia de Armero

Durante su presidencia, Betancur también tuvo que gestionar la peor tragedia natural del país.

Se trata de la erupción del volcán Nevado del Ruiz en 1985, que sepultó la ciudad de Armero y dejó unos 25.000 muertos.

El exjefe de Estado era abogado, literato y político conservador. Se enfrentó a la violencia del narcotráfico en cooperación con otros líderes internacionales como el presidente estadounidense de aquella época, Ronald Reagan.

"En términos políticos, era un ejemplo -no solo durante su mandato, sino durante toda su vida- de tolerancia", describió Álvarez.

"Tenía amigos en los distintos partidos políticos y no consideraba a sus opositores como enemigos. Eso le daba a su acción política un rasgo de mucha tolerancia y respeto", concluyó.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado