Hermes Soto, jefe de Carabineros: la petición del presidente Piñera de que renuncie el jefe de policía de Chile agrava la crisis por la muerte del mapuche Camilo Catrillanca

Protesta mapuche en Chile Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La muerte de Catrillanca a manos de las Fuerzas Especiales de Carabineros ha provocado protestas en Chile.

La crisis en la que está sumida la policía chilena como consecuencia de la muerte del joven mapuche Camilo Catrillanca a mano de cuatro de sus efectivos se agravó esta semana, luego de que se hicieran públicos videos de lo sucedido el 14 de noviembre.

El presidente Sebastián Piñera informo el jueves que ya estaban en marcha "los procedimientos correspondientes" para la destitución del jefe de Carabineros de Chile, el general Hermes Soto, luego de que este decidiera no presentar la renuncia solicitada por el propio presidente.

Piñera le había hecho la solicitud de forma directa a Soto el mismo jueves, luego de que el Centro de Investigación Periodística (CIPER)publicara cuatro videos inéditos sobre la muerte Catrillanca en la comunidad de Temucuicui, en la sureña región de La Araucanía.

La policía había dicho anteriormente que no había videos del procedimiento policial que dio con la muerte de Catrillanca.

Según el diario chileno La Tercera, Soto se negó "argumentando que era una mala señal para la institución y que implicaba reconocer que cometió errores".

El jefe policial, sin embargo, le confirmó al mandatario que 10 generales que conforman el Alto Mando de Carabineros ya habían renunciado, "por lo que la cúpula policial quedó automáticamente desbaratada, salvo por el propio Soto", explicó la agencia Efe.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Piñera le pidió la renuncia al jefe de Carabineros.

En una conferencia de prensa, Piñera dijo haber llegado a la conclusión de que el cuerpo de "Carabineros necesita un nuevo liderazgo" para enfrentar "con mayor eficacia (…) todos los problemas que lo aquejan en el presente y los desafíos que deberá enfrentar en el futuro".

Pero, como explica Efe, la salida del director general de Carabineros no depende del gobierno, por lo que Piñera emitió un decreto presidencial con la decisión de destituir a Soto que tendrá que ser analizado tanto por la Contraloría General como por ambas cámaras en el Congreso.

Según la agencia española, "el trámite podría incluso llevar meses".

Reclamos mapuches

La muerte de Catrillanca, de 24 años, ha sido denunciada por los mapuches como un ejemplo más de la violencia de la que son víctimas por sus reclamos de tierras, sobre las que dicen tener un derecho histórico en Chile y Argentina, lo que ha sido sin embargo desmentido por el gobierno chileno.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El padre de Camilo, Marcelo Catrillanca, exige justicia por la muerte de su hijo.

El joven, nieto de un connotado líder mapuche, volvía a su casa en un tractor acompañado de un menor cuando fue alcanzado en la cabeza por una bala de los Carabineros, según la policía durante un intercambio de disparos en un operativo policial.

Pero los agentes responsables por los disparos pertenecen a un comando de las Fuerzas Especiales de Carabineros que forma parte de un operativo de seguridad que, según el padre de la víctima, fue implementado por el gobierno para "poder violentar a nuestra gente".

Y, según la agencia Efe, mientras en la capital chilena las autoridades tratan de salvar la cara de la institución policial a base de renuncias, en Temuco, a más de 600 kilómetros al sur de Santiago, la comunidad mapuche prepara para este viernes una gran marcha por "la vida, la desmilitarización, la verdad, la paz y la libre determinación".

Análisis de Daniel Pardo, corresponsal de BBC Mundo en el Cono Sur

El caso Catrillanca ya se convirtió en la peor crisis política hasta ahora del gobierno de Piñera, que hace un año estaba celebrando la victoria electoral.

Piñera prometió más mano dura contra la delincuencia y apeló a una parte de la sociedad que ve en el sur, donde está la comunidad mapuche, una "amenaza terrorista".

Cumplió, de alguna manera, con la creación del Comando Jungla, una división militar de Carabineros entrenada en unidades contraguerrilleras colombianas que está acusada de estar detrás de la muerte de Catrillanca.

En un país que sufrió la represión del Estado durante el gobierno militar de Augusto Pinochet en los años 80, el abuso de fuerza de las autoridades genera fuerte rechazo y tiene consecuencias políticas tangibles.

Nada menos que Andrés Chadwick, amigo de Piñera y ministro del Interior, puede ser, por ejemplo, uno de los damnificados de este nuevo escándalo de Carabineros.

Antes conocida como una policía impoluta e incorruptible, varios escándalos de corrupción y mala praxis han manchado la reputación de Carabineros durante los últimos años.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado