Juan Guaidó: agentes del Sebin "actuando de manera unilateral" arrestan brevemente al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela

Guaidó asumió el pasada 5 de enero como nuevo presidente de la Asamblea Nacional venezolana. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Guaidó asumió el pasado 5 de enero como nuevo presidente de la Asamblea Nacional venezolana.

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, fue detenido este domingo por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin)

El vicepresidente de Comunicación del gobierno venezolano, Jorge Rodríguez, dijo a medios locales que la detención había sido realizada por "un grupo de funcionarios policiales de manera arbitraria".

"Nos enteramos que se había dado una situación irregular donde un grupo de funcionarios actuando de manera unilateral realizaron un procedimiento irregular en contra del diputado Juan Guaidó", dijo Rodríguez en declaraciones a Venezolana de Televisión.

"Ese procedimiento que ya está completamente solventado y superado sirvió para que se instalara el consabido show mediático, la consabida instalación de falsos positivos que lo único que persiguen es afectar la tranquilidad que nos merecemos todas y todos".

"Están en este momento siendo destituidos y siendo sometidos a los procedimientos disciplinariosmás estrictos de manera que podamos averiguar y y podamos establecer a ciencia cierta si es que se prestaron para realizar este tipo de situaciones", agregó el vicepresidente.

La detención fue inicialmente denunciada por su esposa, Fabiana Rosales, y miembros de la Asamblea Nacional, la única institución controlada por la oposición en el país.

"Sebin detiene a Juan Guaidó", escribió Rosales en su cuenta de Twitter.

Un par de horas después, la propia Rosales informaba a través de la red social que su marido ya estaba con ella y que ambos se dirigían a un acto que Guaidó tenía programado en el estado Vargas con simpatizantes opositores.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Tras su breve detención, Guaidó participó en un acto con simpatizantes en el estado Vargas.

"Quiero mandar un mensaje a Miraflores (sede de la Presidencia venezolana); compañeros, el juego cambió. El pueblo está en la calle, el pueblo va a seguir en la calle", dijo Guaidó en el evento tras su liberación, ante una multitud que gritaba "no tenemos miedo".

Agregó que había sido "interceptado" durante unos minutos.

"Están desesperados en Miraflores, no saben quién da la orden", aseguró Guaidó, quien afirmó que la explicación oficial del gobierno sobre lo sucedido demuestra que Maduro "ya no controla las Fuerzas Armadas".


Una preocupante señal desde la seguridad del Estado

Análisis de Guillermo D. Olmo, corresponsal de BBC Mundo en Venezuela

El mensaje de que hay elementos en los servicios de seguridad que "actúan de manera unilateral" es una preocupante señal que envía el gobierno en un momento en que la legitimidad del presidente Nicolás Maduro está muy cuestionada tanto dentro como fuera de Venezuela.

En los últimos meses, figuras destacadas de la política venezolana han venido comentando en privado supuestos movimientos en el seno de las Fuerzas Armadas y los cuerpos de seguridad.

Y sobre el asunto se ha generado mucho ruido en redes.

Además, el director del Sebin fue sustituido el mes de octubre sin mayor explicación gubernamental que el decreto oficial que lo hizo efectivo.

Las declaraciones de Jorge Rodríguez suponen el reconocimiento público de que hay elementos armados a sueldo del Estado que actúan por su cuenta y riesgo.

Por lo tanto, no parece casual que Guaidó haga una y otra vez llamamientos a la "familia militar" a sumarse a la campaña que abandera contra el que considera un gobernante ilegítimo.

A la espera de comprobar si este último incidente no ha hecho otra cosa que darle gasolina al incipiente liderazgo del joven dirigente opositor, lo que ha quedado en evidencia son las disfunciones en la cadena de mando de la seguridad del estado venezolano.

Un motivo más de inquietud para Maduro.


Condena internacional

Tras conocerse el incidente, los países que conforman el Grupo de Lima, a excepción de México, condenaron la "detención arbitraria" de Guaidó y mostraron su "más contundente rechazo" a cualquier acción que afecte la integridad de los miembros de la Asamblea Nacional venezolana.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, expresó por su parte su condena al "secuestro" de Guaidó y urgió a la comunidad internacional a "detener los crímenes" del presidente Maduro.

Guaidó asumió el pasado 5 de enero como nuevo presidente de la Asamblea Nacional venezolana.

El pasado viernes, el legislador dijo que estaba dispuesto a encargarse de asumir las competencias de la presidencia del país después de que la oposición declarara ilegítimo el segundo mandato del presidente Nicolás Maduro, iniciado este 10 de enero.

"Tenemos, apegándonos a la Constitución, apegándonos al elemento del 233, 350 y 333 asumir claro las competencias de la encargaduría de una Presidencia de la República porque lo dice nuestra Constitución", dijo el diputado.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado