Atentado en Bogotá: el gobierno de Colombia acusa a la guerrilla del ELN del carro bomba que explotó y dejó al menos 21 muertos en Bogotá

Iván Duque, presidente de Colombia Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El gobierno de Colombia responsabilizó del atentado del jueves en Bogotá a la guerrilla del ELN.

El gobierno de Colombia acusó este viernes a la guerrilla del ELN (Ejército de Liberación de Nacional) de cometer el atentado con carro bomba en la escuela policial General Santander que el jueves dejó al menos 21 muertos y 68 heridos.

"En un tiempo récord le podemos informar al país con claridad y con certeza qué fue lo que ocurrió (...) la persona que realizó el atentado, el autor material es el señor José Aldemar Rojas Rodríguez, alias el Mocho o Kiko", dijo el ministro de Defensa colombiano, Guillermo Botero.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Fotografía de José Ademar Rojas Rodríguez distribuida por la Fiscalía General de Colombia.

La Fiscalía General ratificó esta información a través de un comunicado oficial difundido este viernes, en el que afirma que se logró esclarecer "con plena certeza que la autora del atentado en la Escuela de Cadetes de la Policía Nacional es la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN)".

"En desarrollo de las investigaciones fue identificado el autor material del atentado como José Ademar Rojas Rodríguez, de quien los informes de inteligencia dan cuenta que estuvo vinculado por más de 33 años a la columna Domingo Laín del ELN. Actualmente hacía parte de las células urbanas de la guerrilla en la ciudad", prosigue el comunicado.

"Asimismo, forenses de Medicina Legal elaboraron estudios de necrodactilia (toma de impresiones dactilares) a una mano encontrada en el lugar de los hechos con la que se pudo identificar plenamente a Rojas Rodríguez".

El ministro Botero también ofreció detalles sobre la supuesta vinculación de Rojas Rodríguez con el ELN.

"Se ha podido establecer que entre 2008 y 2010 como explosivista perdió la mano derecha. En 2003 fue instructor explosionista del ELN. Fue cabecilla del Frente Domingo Laín Saenz del ELN", señaló Botero.

Según las autoridades, El Mocho manejaba el vehículo cargado con los explosivos que irrumpió violentamente en la escuela de policías.

"Un acto terrorista por el ELN segó esas vidas", dijo Botero en una conferencia de prensa desde la Presidencia.

El ELN no se ha pronunciado sobre el ataque ni sobre las acusaciones del gobierno colombiano.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Las autoridades colombianas dijeron que el vehículo el vehículo iba cargado con 80 kilos de pentonita (imagen distribuida por la Fiscalía General).

Un atentado que pone más suspenso a los diálogos de paz

Análisis de Boris Miranda, corresponsal de BBC Mundo en Colombia

Las conversaciones de paz entre el gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional estaban estancadas desde hace meses y el atentado del jueves pone aún más suspenso a su futuro.

El atentado con un carro bomba se produjo cuando al ELN le quedaban apenas unas semanas para cumplir con la condición impuesta por el presidente Iván Duque de liberar a todos los secuestrados antes de volver a negociar.

Ahora la posibilidad de que la guerrilla activa más grande de Colombia acuerde un desarme voluntario se ve todavía más remota.

En los últimos meses, las fricciones entre el ELN y el gobierno no han sido pocas, pero nada se compara a lo que acaba de suceder.

Queda esperar a saber qué dirá la guerrilla de las duras acusaciones y amenazas realizadas por el gobierno después de responsabilizarla por el atentado.

Otra detención

El ministro Botero aseguró que El Mocho trató de entrar en varias ocasiones a la guerrilla de las FARC para obtener beneficios por el acuerdo de paz firmado en 2016, pero fue rechazado por los integrantes de esa organización hoy convertida en partido político.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Las autoridades culpan al ELN, que no se ha pronunciado sobre la autoría.

Igualmente las autoridades anunciaron la detención de Ricardo Carvajal.

"En las últimas horas las labores de seguimiento de los investigadores permitieron dar con la captura de Ricardo Andrés Carvajal Salgar, quien en interceptaciones telefónicas reconoció la autoría del atentado. La detención se dio hacia las 2:00 am en Bogotá", precisó la Fiscalía en su comunicado.

"En las diligencias de allanamiento en las que fue capturado Carvajal Salgar fueron incautados un celular, un manual del combatiente primera fase de instrucción y uniformes".

Un plan de meses

La Dirección General de la Policía informó que el vehículo cargado con 80 kilos de pentonita ingresó en forma violenta al centro de formación de oficiales y explotó después de estrellarse contra un muro.

El ministro Botero explicó que, según las investigaciones, el ataque se planeó desde hace más de 10 meses.

"No descansaremos hasta capturar y llevar a la justicia al resto de los terroristas involucrados y les notifico a esos criminales que les espera el repudio social, el rechazo de todos los colombianos y la comunidad internacional, y el castigo ejemplar de la justicia", dijo el presidente Duque el jueves en una alocución.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption La explosión del carro bomba dejó al menos 21 muertos y decenas de heridos en Bogotá.

Por su parte, el fiscal general aseguró en el comunicado que tiene pruebas que apuntan a que "el atentado no fue una decisión aislada sino que correspondió a órdenes impartidas por sus superiores en la agrupación armada ilegal del ELN".

La Fiscalía detalló que imputará cargos contra los integrantes del llamado Comando Central (COCE) del ELN: Nicolás Rodríguez Bautista, alias Gabino; Eliécer Erlington Chamorro Acosta, alias Antonio García; Israel Ramírez Pineda, alias Pablo Beltrán; Gustavo Aníbal Giraldo, alias Pablito; Rafael Sierra Granados, alias Ramiro Vargas, y Pedro Elías Cañas Serrano, alias Óscar Santos.

La guerrilla del ELN

El ELN, conformado por unos 2.000 combatientes y considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, mantiene sus ataques contra las Fuerzas Armadas y la infraestructura económica en medio del conflicto armado de más de medio siglo que ha dejado unos 260.000 muertos y millones de desplazados.

El último atentado contra la policía en Colombia se produjo en enero de 2017, cuando el ELN, el mayor grupo rebelde activo en el país, puso una bomba en Barranquilla, en el norte del país, y mató a cinco policías y dejó heridas a decenas de personas.

El ELN está en conversaciones con el gobierno desde febrero de 2017 para llegar a un acuerdo de paz. El gobierno le exige que suspenda las hostilidades y libere a todos los rehenes que tiene en cautiverio.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado