Explosión en ducto de Pemex en Tlahuelilpan: las imágenes de la toma clandestina de combustible que dejó 85 muertos y decenas de heridos

zona de la catástrofe Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los equipos de emergencia trabajaron durante toda la noche y al amanecer la zona mostraba las partes calcinadas.

México vive una jornada de tragedia.

85 personas murieron y 54 permanecen hospitalizadas tras la explosión en una toma clandestina de combustible en un ducto de la petrolera estatal mexicana Pemex, ubicado en el estado de Hidalgo.

De acuerdo con los primeros reportes, la explosión tomó por sorpresa a las personas que se acercaron a recoger el combustible que brotaba del ducto saboteado (práctica conocida popularmente como huachicoleo).

Image caption Así brotaba el combustible del ducto saboteado a Pemex cuando llegaron los soldados del Ejército. Los soldados trataron de acordonar la zona para que no pasara la gente.

Los vecinos acudieron a la zona tras reportarse una fuga del hidrocarburo en las inmediaciones de la localidad de San Primitivo, en el municipio de Tlahuelipan.

Es la mayor tragedia por robo de combustible en la historia del país.

Hasta la fecha, el mayor número de víctimas en un incidente de este tipo se había dado en San Martín Texmelucan, Puebla, donde hubo 29 muertos en diciembre de 2010.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption "Tenemos que seguir con el plan de acabar con el robo, con estas prácticas", dijo AMLO en rueda de prensa en referencia al huachicoleo.
Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Varios cuerpos yacen tendidos en el suelo tras la explosión.
Derechos de autor de la imagen SEDENA
Image caption Tras reportarse la fuga se envió a la zona al Ejército mexicano.

Las autoridades locales informaron que la fuga del combustible se reportó poco después de las 17.00 (23.00 GMT) y cientos de personas llegaron hasta el lugar para recolectar el hidrocarburo que brotaba desde las tuberías.

Image caption Este era uno de los orificios donde comenzó la fuga.
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Personal militar fue desplazado al lugar del incidente.

El alcalde del municipio, Juan Pedro Cruz, indicó a medios locales que tras reportarse la fuga se envió a la zona al Ejército mexicano, que acordó el lugar pero no pudieron controlar a el flujo de personas que llegaban para seguir tomando el combustible.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El personal de emergencia trabaja sin descanso para trasladar a los heridos a los hospitales. Los equipos de rescate llegaron al lugar del incidente desde diferentes partes de Hidalgo y desde otros estados.
Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Residentes de la localidad comenzaron a agruparse en la zona cercana al lugar de la explosión.

Dos horas más tardes tuvo lugar la explosión que, según Pemex, "se derivó de la manipulación" de la toma clandestina.

Medios mexicanos indicaron que los hospitales locales estaban al máximo de sus capacidad pocas horas después de la explosión.

El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó en un tuit "la grave situación" e informó que dio instrucciones para que se controle el fuego y se atienda a las víctimas.

Derechos de autor de la imagen SEDENA
Image caption Militares en la zona

Pemex, por su parte, anunció que envió "personal especializado" para controlar el incendio y apoyar "a la población que resultó afectada por este suceso".

El incidente se produce en medio de la arremetida de AMLO contra el robo de combustibles de Pemex, que este mismo viernes tuvo otro capítulo cuando estalló otro ducto de Pemex en el municipio de San Juan del Río en el también céntrico estado de Querétaro.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado