Elecciones primarias en Bolivia: la insólita votación en la que todos los candidatos ganaron (y definió a los competidores de Evo Morales)

Evo Morales Derechos de autor de la imagen ABI
Image caption Evo Morales aguarda a sus próximos competidores para las elecciones presidenciales de octubre.

Bolivia fue a las urnas para una inédita elección en la que todos los candidatos resultaron ganadores y ninguno compitió entre sí.

Las primarias de este 27 de enero fueron una votación en la que participaron nueve partidos políticos con la peculiaridad de que cada uno tuvo un solo candidato en carrera.

La ley boliviana establece que cualquier político que desee participar en los comicios presidenciales de octubre próximo debe salir de unas primarias en su formación política, por ello incluso Evo Morales compitió en solitario por su partido Movimiento al Socialismo (MAS).

Esta insólita situación provocó que todos los candidatos opositores y diferentes expertos pidieran al Tribunal Supremo Electoral boliviano (TSE) la suspensión de esta votación porque los resultados estaban cantados.

Varios postulantes anunciaron que no acudirían a las urnas y pidieron a su militancia no participar del proceso electoral.

Sin embargo, el oficialismo defendió la realización de los comicios alegando que es una forma de saber qué partidos tienen apoyo real de la población.

Finalmente, en la noche del domingo, el TSE divulgó los resultados preliminares que confirmaron que todos los candidatos se impusieron en sus primarias, pero con niveles muy altos de abstención.

Hubo partidos que no lograron ni el 6% de participación de su militancia e incluso el frente oficialista, gran promotor de la votación, apenas consiguió que el 40% de sus simpatizantes acudieran a las urnas.

Elecciones inéditas

Fue la primera vez que en Bolivia se realizaron elecciones primarias.

La ley que las estableció fue aprobada en el segundo semestre del año pasado y fue promovida por el partido de gobierno, que tiene dos tercios de los representantes en ambas cámaras de la Asamblea Legislativa Plurinacional (Congreso).

Debido a la nueva norma y la inminente realización de la votación, los opositores bolivianos tuvieron que adelantar la confirmación de sus candidaturas, cuando la mayoría de ellos estimaba decidir sobre su participación recién a mediados de 2019.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los líderes de la oposición boliviana consideraban que la realización de las elecciones primarias era innecesaria.

Las diferencias internas entre cada uno de ellos generaron que al finalnueve candidatos (ocho opositores y Evo Morales) se inscribieran a las primarias, cada uno por un partido distinto.

Entre los futuros competidores de Morales se encuentran dos expresidentes (Carlos Mesa y Jaime Paz Zamora) y un exvicepresidente (Víctor Hugo Cárdenas).

Además, Evo no será el único candidato originario, ya que a las primarias también acude un líder indígena (Félix Patzi).

¿Por qué puede participar Evo Morales?

La Constitución boliviana señala que un ciudadano puede mantenerse en la presidencia un máximo de dos periodos seguidos.

Además, en febrero de 2016 se celebró un referéndum en el que la mayoría rechazó las intenciones de Morales de aspirar a la presidencia por cinco años más.

Y sin embargo, el actual mandatario buscará su cuarta elección en este año.

Eso, gracias a que el Tribunal Constitucional interpretó que poner un límite a la cantidad de mandatos atenta contra los derechos políticos del presidente.

El fallo del ente constitucional le permite a Morales seguir postulando a la presidencia las veces que él quiera.

Y la ley de las primarias también acabó desmovilizando a quienes exigían en las calles que se respetara el resultado del referéndum.

Tras su aprobación, los principales actores políticos del país pasaron a centrarse en preparar sus candidaturas.

Polémica

Pese a que la oposición boliviana decidió competir, la controversia por la realización de las primarias no ha cesado.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Grupos ciudadanos impulsan el rechazo a una nueva postulación de Evo Morales desde las calles.

El investigador social y director de la Fundación Tierra, Gonzalo Colque, es uno de los que sostiene que al TSE debió "cancelar las elecciones primarias" en vista de que no hay más de un candidato por cada organización política.

Colque añade que lo que correspondía era "evitar un gasto insulso" dado que la votación de este domingo ya tenía resultados conocidos: todos ganan.

El Tribunal Electoral informó que los comicios de este 27 de enero costaron alrededor de US$3,9 millones.

Por otro lado, desde el partido de Morales defendieron la realización de las primarias con el argumento de que demostrarían que el presidente es el candidato que goza de más respaldo en toda Bolivia y que el resto de la oposición no cuenta con apoyo popular.

"Es bueno que de una vez la gente sepa cuáles son los partidos grandes, serios, con vida orgánica", manifestó el vicepresidente actual, Álvaro García Linera.

Derechos de autor de la imagen ABI
Image caption Las elecciones primarias adelantaron la coyuntura electoral en Bolivia.

Similar discurso maneja el presidente Evo Morales, quien aseguró que saldría fortalecido de las elecciones y que daría "una paliza a la derecha".

El pasado 22 de enero, aniversario del Estado Plurinacional de Bolivia, se realizaron actos oficiales que contaron con multitudinarias expresiones de apoyo a la nueva postulación del actual presidente de ese país.

Panorama

Las encuestas recientes en Bolivia señalan que dos candidatos arrastran la mayoría de la intención de voto.

Evo Morales y el expresidente Carlos Mesa se turnan el primer lugar en los diferentes sondeos de opinión presentados en las últimas semanas.

Detrás de ellos aparece el senador Óscar Ortiz, quien fue presidente de la cámara alta entre 2006 y 2009, y se postula como el candidato favorito de los círculos empresariales y sectores del oriente del país.

Derechos de autor de la imagen ABI
Image caption Evo aseguró que triunfará en las elecciones presidenciales de este año con más del 70%.

La dispersión existente entre los líderes opositores es uno de los aspectos más criticados por los detractores de Evo Morales, algo que ya sucedió en anteriores comicios.

El actual mandatario de Bolivia nunca se enfrentó a una oposición en unidad y ahora va tras su cuarto periodo consecutivo.

Su primera victoria electoral lo convirtió en presidente en enero de 2006, en caso de ganar se asegurará el puesto hasta inicios de 2025, año del Bicentenario de la creación de Bolivia.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Contenido relacionado