Debate sobre el aborto en Argentina: muere la bebé que nació por una cesárea practicada una niña de 12 años que fue violada

Ecografía Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los médicos practicaron una cesárea a una niña de 12 años que se embarazó producto de una violación.

La bebé que fue dada a luz en Argentina a través de una cesárea practicada a una niña de 12 años que había sido violada murió el martes por la noche, a cuatro días de haber nacido.

El Hospital Materno Infantil "Dr. Héctor Quintana" de la norteña provincia de Jujuy informó del deceso de la beba, que tenía 24 semanas y media de gestación (casi seis meses) cuando fue dada a luz el pasado 18 de enero.

La interrupción del embarazo había sido ordenada por el gobernador jujeño Gerardo Morales, luego de que los médicos que debían practicar el aborto -permitido por ley en casos de violación o peligro para la vida o la salud de la madre- se negaron a realizar el procedimiento, debido al avanzado estado del embarazo.

Pero el ministro de Salud de Jujuy, Gustavo Bouhid, informó que finalmente se había consensuado con la niña y sus padres la realización de una cesárea, por la seguridad de la gestante, pero también con la intención de salvar al feto, que ya era viable.

La decisión fue criticada tanto por partidarios del derecho al aborto como por los autollamados grupos "pro vida".

Los primeros consideraron que las autoridades no habían respetado el derecho de la menor a realizarse un aborto y que la ley penal no establece plazos máximos para realizar el procedimiento. Tras el nacimiento de la beba realizaron una protesta pidiendo la renuncia de Bouhid.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Quienes abogan por el derecho a abortar denuncian que muchas niñas y mujeres que cumplen con las causales no pueden realizarse el procedimiento.

Los segundos señalaron que interrumpir un embarazo a las 24 semanas representaba una forma de tortura para la beba y que ponía su vida en riesgo.

Sin embargo, las autoridades de Jujuy explicaron que los protocolos de la provincia no permitían realizar un aborto después de la semana 22 de gestación, por lo que la cesárea brindaba la única manera de poner fin al embarazo, siguiendo el deseo de la niña.

Embarazo avanzado

El embarazo de la menor recién se había conocido a las 23 semanas de gestación, cuando fue llevada al médico con dolores abdominales. Ahí la niña reveló que había sido violada por un vecino de unos 60 años, que la amenazó con dañar a su familia si contaba de lo ocurrido.

Tras la muerte de la beba -a quien los médicos habían bautizado "Esperanza"- se recrudecieron las acusaciones entre partidarios a favor y en contra de la interrupción del embarazo.

El tema genera mucha polémica en Argentina, donde en agosto pasado la Cámara de Senadores rechazó legalizar el aborto libre y gratuito.

En la red social Twitter fueron tendencia frases tanto a favor como en contra del aborto, incluyendo #MoralesAsesino (por el gobernador de Jujuy) y #AbortoLegalEsVida.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado