Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, se juramenta como "presidente encargado" del país

Juan Guaidó. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Guaidó anunció que asume la presidencia de Venezuela para lograr un gobierno de transición y convocar a elecciones.

La crisis política de Venezuela llegó a un nuevo nivel este miércoles cuando el presidente de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, Juan Guaidó, se declaró "presidente encargado" del país.

"Ante Dios todopoderoso, Venezuela, juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como presidente encargado de Venezuela para lograr el cese de la usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres", dijo ante una multitud.

Cientos de miles de personas salieron a las calles de la capital del país, así como de otras ciudades, para participar en manifestaciones convocadas en contra del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Desde un pequeño escenario y entre gritos de júbilo, Guaidó pronunció su discurso y aseguró que no temía ser encarcelado.

El presidente de la AN —controlada por la oposición y declarada en desacato por las autoridades judiciales afines al gobierno— dijo que daba este "paso" para "lograr el cese de la usurpación, un gobierno de transición y tener elecciones libres".

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Guaidó, de 35 años, fue electo presidente de la Asamblea Nacional de mayoría opositora.

Tras su anuncio, los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos y Perú expresaron su reconocimiento a Guaidó, mientras que México y Bolivia respaldaron a Maduro.

El juramento de Guaidó fue el paso culminante de un proceso iniciado por la oposición tras la toma de posesión de Maduro para un segundo mandato presidencial el pasado 10 de enero y aumenta las tensiones existentes entre los poderes públicos en Venezuela.

La AN considera que Maduro usurpa el poder por haber sido elegido en votaciones que considera fraudulentas y que no fueron reconocidas por EE.UU., la Unión Europea y la mayoría de países latinoamericanos.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Desde las protestas de 2017, la oposición de Venezuela no realizaba manifestaciones tan masivas como las de este miércoles.

Poco antes del discurso de Guaidó, el Tribunal Supremo de Justicia emitió una declaración en la que afirmó que la AN estaba usurpando las competencias del Ejecutivo y exhortó al Ministerio Público a "determinar las responsabilidades" de las autoridades del Parlamento.

Esta declaración se produjo a raíz del anuncio de la AN, que el martes dijo que asumía las competencias del gobierno, y designaba un nuevo embajador ante la Organización de Estados Americanos (OEA), en contra de la decisión del fallecido presidente Hugo Chávez de retirar a Venezuela de ese organismo.

Las autoridades de la AN justifican sus decisiones en la aplicación de los artículos 233, 333 y 350 de la Constitución que establecen que, en caso de ausencia absoluta del jefe de Estado, corresponde al presidente del Legislativo ocupar de forma temporal el Ejecutivo y convocar nuevas elecciones.

Pero esta posibilidad es rechazada de plano desde el oficialismo, que basándose en una sentencia del Tribunal Supremo en 2016, considera a la Asamblea Nacional en desacato y, por lo tanto, sostiene que sus decisiones son nulas.

Análisis

Abraham Zamorano, BBC Mundo

Maduro ya se había enfrentado antes a protestas masivas. Y desde enero de 2017 el parlamento de mayoría opositora lo había declarado "en abandono del cargo".

Así que no es difícil caer en la tentación de decir que este 23 de enero, de hecho, no ha cambiado gran cosa pues no ha pasado nada que los venezolanos no hubieran vivido ya recientemente.

Pero lo cierto es que nunca antes el jefe de la AN había dado el paso (simbólicamente gigantesco) de proclamarse presidente "encargado" de la República.

Y tampoco tiene precedentes que quien seguramente debemos considerar ya el principal líder de la oposición venezolana hubiera congregado los apoyos internacionales que tiene ahora mismo Guaidó.

Nada menos que Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos y Perú lo consideran el legítimo presidente de Venezuela.

La pregunta del millón es si más allá del revuelo político y diplomático, y aparte de haber servido para despertar y movilizar a las bases, lo ocurrido este martes efectivamente será suficiente para que se inicie la transición de la que habla Guaidó.

La respuesta, para la dirigencia opositora, la tienen los militares. Son continuos sus llamados a que no repriman las protestas y también a que se rebelen contra el mandatario.

Pero hasta que se demuestre lo contrario, Maduro sigue estando de hecho en el poder.

Reconocimiento de la Casa Blanca

Pocos minutos después de la juramentación de Guaidó, la Casa Blanca emitió una declaración del presidente Donald Trump en la que le reconoció como mandatario interino.

"Hoy, estoy reconociendo oficialmente al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como el presidente interino de Venezuela. En su papel como la única rama legítima del gobierno debidamente electo por el pueblo venezolano, la Asamblea Nacional invocó la Constitución de su país para declarar ilegítimo a Nicolás Maduro y, por tanto, vacante la presidencia", señaló Trump.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Trump advirtió que caerá todo el peso diplomático y económico de Estados Unidos para presionar hacia "la democratización de Venezuela".

El mandatario estadounidense agregó que usará "todo el poder económico y diplomático de Estados Unidos para lograr la restauración de la democracia en Venezuela" e invitó a otros gobiernos del continente a reconocer a Guaidó como presidente encargado.

Maduro respondió al anuncio de la Casa Blanca rompiendo las relaciones diplomáticas con Estados Unidos. "Le decimos: 'No al golpismo, no al intervencionismo no al imperialismo'", dijo durante un discurso desde Caracas.

Pero al reconocimiento del presidente de la AN hecho por Estados Unidos se sumaron los mandatarios de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú.

En cambio, México y Bolivia expresaron su respaldo a Nicolás Maduro como presidente.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, felicitó por su parte a Guaidó y aseguró que tiene todo su reconocimiento "para impulsar el retorno del país a la democracia".

Celebración dividida

El anuncio de Guaidó se produjo durante una masiva movilización organizada por la oposición venezolana coincidiendo con la conmemoración este 23 de enero del 61º aniversario del derrocamiento del general Marcos Pérez Jiménez, quien encabezó el último gobierno militar que tuvo Venezuela.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El oficialismo también se movilizó este 23 de enero.

Los opositores se concentraron en una zona del este de Caracas, donde se produjo la juramentación de Guaidó.

En paralelo, el chavismo también realizó una movilización en el oeste de la ciudad con el objetivo de "defender la Revolución Bolivariana y al presidente de la República, Nicolás Maduro", según explicó el martes Diosdado Cabello, presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado