Maduro anuncia el cierre de la embajada y consulados de Venezuela en Estados Unidos

Nicolás Maduro Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El presidente Nicolás Maduro dijo que su país enfrenta un intento de "golpe de Estado" desde Estados Unidos.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este jueves el cierre de la embajada y consulados de su país en Estados Unidos después de haber roto las relaciones con ese país.

En una intervención en el Tribunal Supremo de Justicia, el mandatario acusó a Washington de apoyar un intento de "golpe de Estado", después de que la Casa Blanca reconociera al líder opositor Juan Guaidó como "presidente encargado" de Venezuela.

Guaidó, presidente del Parlamento venezolano, se juramentó como presidente interino del país el miércoles en medio de una multitudinaria movilización en contra del gobierno de Maduro en Caracas.

"Está en marcha en Venezuela una gran provocación, dirigida personalmente por el imperio estadounidense. Creo que en el mundo no queda duda que el propio Donald Trump quiere imponer un gobierno de facto", consideró Maduro.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La juramentación de Guaidó creó una situación sin precedentes en Venezuela.

El mandatario también instó a los diplomáticos de Estados Unidos en Venezuela a salir del país a más tardar el próximo domingo, como lo exigió al anunciar la ruptura de relaciones con ese país.

"Si queda algo de sensatez y racionalidad yo le digo al Departamento de Estado (de EE.UU.), con racionalidad, con sensatez, con base en el derecho internacional, ustedes tienen que cumplir la orden que ha emanado del Gobierno de Venezuela", dijo Maduro.

El miércoles, cuando el mandatario venezolano anunció la ruptura de relaciones, su decisión fue desoída por Washington.

"Estados Unidos no reconoce el régimen de Maduro como el gobierno de Venezuela y en consecuencia no considera que el expresidente Maduro tenga autoridad para romper las relaciones diplomáticas", escribió Pompeo en su cuenta de Twitter.

Guaidó también se posicionó al respecto y pidió a todos los países con presencia diplomática en Venezuela que la mantengan.

Una situación inédita

El juramento de Guaidó fue el paso culminante de un proceso iniciado por la oposición tras la toma de posesión de Maduro para un segundo mandato presidencial el pasado 10 de enero y aumenta las tensiones existentes entre los poderes públicos en Venezuela.

Su anuncio fue apoyado inmediatamente por la Casa Blanca y a ésta le siguió el respaldo de casi la totalidad del llamado Grupo de Lima, a excepción de México, Guyana y Santa Lucía.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Maduro habló durante una sesión en la sede del Tribunal Supremo de Justicia en Caracas.

La Asamblea Nacional (AN), que controla la oposición, considera que Maduro usurpa el poder por haber sido elegido en votaciones que considera fraudulentas y que no fueron reconocidas por EE.UU., la Unión Europea y la mayoría de países latinoamericanos.

La AN justifica sus decisiones en la aplicación de los artículos 233, 333 y 350 de la Constitución que establecen que, en caso de ausencia absoluta del jefe de Estado, corresponde al presidente del Legislativo ocupar de forma temporal el Ejecutivo y convocar nuevas elecciones.

Pero esta posibilidad es rechazada de plano desde el oficialismo, que basándose en una sentencia del Tribunal Supremo en 2016, considera a la Asamblea Nacional en desacato y, por lo tanto, sostiene que sus decisiones son nulas.

"Un titubeante diputado, muy muy asustado, asume de la manera más informal, vulgar, que él desde ese momento es presidente de un país. ¿Dónde se ha visto eso? ¿Es constitucional?", manifestó Maduro en referencia a Guaidó en el Tribunal Supremo de Justicia.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Contenido relacionado