Guardia Nacional: ¿se militarizará México con este nuevo cuerpo de seguridad?

El presidente López Obrador propuso una Guardia Nacional integrada por militares. Derechos de autor de la imagen Gobierno de México
Image caption El presidente López Obrador propuso una Guardia Nacional integrada por militares.

Es, dicen especialistas, la primera batalla política del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Hace varias semanas el presidente de México propuso crear la Guardia Nacional, como parte de su estrategia para combatir la violencia en el país.

Sin embargo, el planteamiento provocó un intenso debate. Algunos dicen que la corporación provocará la militarización de la seguridad pública del país.

Otros rechazan el argumento porque, aseguran, la Guardia Nacional tendrá "un carácter civil" bajo el mando del presidente de la República.

Y hay quienes recuerdan que, en realidad, los militares llevan 24 años desplegados en las calles y realizando operaciones que corresponden a la policía.

La nueva corporación fue aprobada este jueves con algunos cambios por el Senado.

Por ejemplo se establece que tendrá un mando civil y la responsabilidad de sus operaciones recae en la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana.

La Guardia Nacional tiene un plazo de cinco años para sustituir a los soldados y marinos que actualmente combaten a la delincuencia organizada.

Después de ese lapso los militares regresarán a sus cuarteles. A partir de ese momento ningún presidente de México podrá utilizar a las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública.

La iniciativa se envió a la Cámara de Diputados para que aprueben o no las modificaciones legales.

En caso de que lo autorice es necesario el respaldo de al menos 17 de los 32 Congresos estatales, pues la propuesta contiene reformas a la Constitución.

Después de ese proceso la Guardia Nacional iniciará sus operaciones.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption México vive la peor ola de violencia de su historia reciente.

Pero mientras se desarrolla el proceso legislativo, el debate sobre las consecuencias de la Guardia Nacional sube de tono.

"Llamarla civil no reducirá los riesgos latentes de violación de derechos humanos, impunidad y opacidad de operación de la seguridad pública", advierte el colectivo Seguridad sin Guerra que agrupa a 300 organizaciones y activistas.

"Se van a respetar los derechos humanos", asegura por su lado el presidente López Obrador.

"Va a ser como el ‘Ejército de paz’ de la ONU y va a tener como fundamento principal garantizar la seguridad pública y los derechos humanos", afirma el mandatario mexicano.

Las tareas

Parte esencial del debate es la forma como se pretende integrar a la Guardia Nacional.

La propuesta del gobierno es sumar a los elementos de las policías Militar y Naval, así como a una parte de los agentes de la Policía Federal.

El objetivo es que, paulatinamente, la nueva corporación sustituya a soldados y marinos que actualmente combaten a la delincuencia organizada.

Activistas y organizaciones civiles dicen que la conformación de la Guardia Nacional, que será la única policía federal del país, es un paso hacia la militarización.

A esto se suma que el mando operativo, el entrenamiento y sanciones en la nueva corporación quedaría a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La Policía Federal desaparecerá con la nueva Guardia Nacional.

Pero lo cierto es que la habilitación de soldados y marinos como policías no es nueva.

En 1995, el entonces presidente Ernesto Zedillo sustituyó a todos los agentes de la Policía Judicial Federal (PJF) por soldados en activo y elementos de la Policía Militar.

La PJF era la agencia de investigación de lo que ahora es la Fiscalía General de la República (FGR). Fue la primera vez que militares realizaron labores policíacas.

Vieja historia

Años después, en 1999, surgió la Policía Federal Preventiva (PFP) en la que participaron elementos de élite de la Secretaría de Marina.

Después que el expresidente Felipe Calderón declaró la guerra a los carteles de la droga, en decenas de ocasiones soldados sustituyeron a policías locales en la vigilancia de ciudades y comunidades.

Y actualmente muchas secretarías de Seguridad o corporaciones de estados y municipios tienen mandos militares.

En ese escenario, es difícil afirmar que la Guardia Nacional militarice al país, dice Javier Oliva Posada, profesor de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

"Si nos referimos a militarizar como una incidencia de las élites militares en las decisiones políticas del país, pues no hay una prueba al respecto", le dice a BBC Mundo.

Además, existen aproximadamente 500.000 policías entre estatales, federales y municipales, mientras que el total de las fuerzas armadas es de unos 260.000.

"Hay dos policías por cada militar” subraya Oliva Posada. "Las policías han estado bajo mando civil y el fracaso en seguridad ha sido monumental".

Soldados investigadores

Sin embargo, algunos creen que el problema va más allá. Hasta ahora el papel de los militares ha sido respaldar a autoridades locales en operaciones contra la delincuencia organizada.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La nueva corporación propuesta por AMLO fue aprobada por la Cámara de Diputados pero aún falta el visto bueno del Senado.

La tarea de auxiliar a la FGR en las investigaciones corresponde a la Policía Federal, conformada por civiles y que desaparecerá con la nueva corporación.

Pero con la Guardia Nacional la situación cambiará, advierte Pablo Girault, consejero de la organización civil México Unido contra la Delincuencia (MUCD).

"Vamos a tener elementos del Ejército con mando militar, los que para cualquier juicio o proceso federal investiguen a nombre del Ministerio Público", dice a BBC Mundo.

"Van a ser ellos los que investiguen, los que participen en juicios entre actores civiles", dice.

"Vamos a tener elementos preparados para la guerra, no para lidiar con la población civil, ejerciendo funciones plenas de policía. Será el único cuerpo en México con esa función. Por eso es tan grave".

El debate

Pero otros creen que la forma como se integraría la Guardia Nacional no significa que el país se militarice.

El diputado Sergio Gutiérrez Luna, de Morena, recuerda que los elementos de Ejército y la Marina que se incorporan tienen una formación distinta a los elementos desplegados en operaciones en el territorio.

De hecho su entrenamiento es de carácter policial aunque su campo de acción es dentro de las fuerzas armadas.

Además, en la nueva corporación recibirán capacitación adicional sobre respeto a derechos humanos, insiste el legislador.

"¿Por qué se ha hablado de que se quiere militarizar al país? Porque impulsamos que en lo interno tengan una disciplina militar para evitar la penetración de la delincuencia organizada", le dice a BBC Mundo.

"En lo interno queremos que se comporten de manera muy rígida, disciplinada, pero en lo externo, que es lo que percibirá la gente, habrá una formación policíaca con respeto a los derechos humanos".

Sin embargo, organizaciones civiles advierten que el riesgo de abusos y violaciones a derechos humanos aumentaría con una corporación polical integrada por militares.

"Los militares no van a obedecer a nadie que no sea su jefe jerárquico superior", advierte el consejero de MUCD.

"Los elementos de las fuerzas armadas conservarían su estructura jerárquica y quienes les darían aumentos de sueldo, órdenes y ascensos serían militares".

"Caiga quien caiga"

Además, parte de la discusión es qué autoridad será la responsable de la Guardia Nacional.

La propuesta original planteaba que las acciones operativas estarían a cargo de la Sedena, pero el mando sería del presidente de la República.

Pero la iniciativa fue modificada en la Cámara de Diputados, y la decisión final aún se discute en el Senado.

Más allá de los responsables, de lo que se trata es definir es cómo se pretende terminar con la violencia.

"El asunto no es un mando civil o militar", insiste Pablo Girault. "El tema es si hay voluntad política para deshacer todas las redes de corrupción e impunidad, caiga quien caiga".

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado