Juan Guaidó desafía al gobierno de Maduro y regresa a Venezuela

Juan Guaidó. Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Un grupo de personas animaron a Guaidó a su regreso a Venezuela al grito de "Guaidó, Guaidó".

Juan Guaidó volvió este lunes a Venezuela.

El presidente de la Asamblea Nacional del país, quien se juramentó como "presidente encargado" el pasado mes de enero, aterrizó en el aeropuerto de Maiquetía en Caracas.

El líder opositor regresó después de haber realizado una gira por varios territorios de América Latina en busca de apoyo para su causa, con la que desafió una prohibición de salida del país emitida en su contra por el Tribunal Supremo de Venezuela.

A su llegada al aeropuerto, Guaidó fue recibido por el encargado de negocios de Estados Unidos en el país, James Story, y varios embajadores de países de la Unión Europea (UE) en Venezuela.

La crisis política y social de Venezuela ha ido en escalada desde la proclamación de Guaidó frente a una multitud en Caracas el pasado 23 de enero.

El diputado opositor se juramentó como "presidente encargado" argumentando que Maduro estaba usurpando el poder por haber sido electo en unos comicios fraudulentos. Guaidó fue respaldado de manera casi inmediata Estados Unidos y, posteriormente, unos 50 países.

Maduro considera lo ocurrido un intento de golpe de Estado orquestado por Washington.

"Seguimos"

"Estamos (...). Seguimos en la calle, seguimos movilizados", dijo Guaidó en unas breves declaraciones ante la prensa a su llegada al aeropuerto.

El líder opositor manifestó que era consciente de "los riesgos de hacer política en Venezuela" e instó a apoyar su causa.

Media playback is unsupported on your device
Cómo recibieron a Juan Guaidó en su regreso a Caracas

"Entramos a Venezuela como ciudadanos libres, que nadie nos diga lo contrario. Ya sintiendo mi Sol de La Guaira, el brío del pueblo que nos esperó aquí. Nuestra democracia y nuestra libertad al servicio de nuestro país", publicó en Twitter.

Pocos minutos después, Guaidó llegó a la plaza de Las Mercedes de Caracas, donde fue recibido por una multitud.

"Estamos mucho más fuertes que nunca", subrayó en un discurso ante sus seguidores.

El diputado opositor también agradeció a los presidentes latinoamericanos que se reunieron con él en la gira que realizó y el apoyo recibido hasta ahora.

"Aquí esta el mundo reunido respaldando esta lucha libertaria", manifestó.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Guaidó cruzó a Colombia, donde se reunió con el presidente de Chile, Colombia y Paraguay

Guaidó denunció haber recibido amenazas de "cárcel y de muerte", si bien aseguró: "No ha sido a través de la persecución, no va a ser a través de la amenaza que nos van a detener".

Asimismo, aseguró que fue recibido por la policía migratoria con mensajes de "bienvenido, presidente" lo que evidencia una vez más, dijo, que "la cadena de mando está rota" en los cuerpos de seguridad por la "ilegitimidad" de Maduro.

"Es evidente que después de las amenazas, alguien no cumplió. Muchos no cumplieron", añadió.

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela había dictado una orden de prohibición de salida del país contra Guaidó, tras su proclamación como "presidente encargado" a finales de enero.

El diputado desafió esa prohibición al viajar a Colombia para asistir a una cumbre del Grupo de Lima y, posteriormente, visitar Paraguay, Brasil, Argentina y Ecuador.

Nuevas marchas

Tras las marchas realizadas sin incidentes en buena parte del país en este lunes en contra del gobierno de Maduro, Guaidó convocó a una nueva movilización el próximo sábado.

En su intervención, también adelantó que el martes realizará "un importante anuncio", sin ofrecer más detalles.


Una demostración de fuerza

Análisis de Daniel García Marco, excorresponsal de BBC Mundo en Venezuela

"Aquí está el presidente encargado de Venezuela hablando del futuro del país", se jactó este lunes Guaidó, crecido por el entusiasmado recibimiento que le dispensaron los seguidores de la oposición.

Con su retorno, Guaidó, que pasó diez días fuera de Venezuela pese a la prohibición de salida, desafía a Nicolás Maduro en una maniobra que, como se vio en la marcha de Caracas, reenergizó a su base.

La oposición ve el retorno como una situación en la que sólo puede ganar.

Si Guaidó es detenido porque dejó el país desobedeciendo la decisión judicial en su contra, eso generaría más presión internacional contra Maduro.

El asesor de seguridad nacional del gobierno de Estados Unidos, John Bolton, ya avisó de que habría consecuencias si tocan a Guaidó. Varios embajadores europeos en Caracas lo recibieron y protegieron en el aeropuerto de Maiquetía.

Y si -como finalmente sucedió- accedía al país sin problemas, era un nuevo desafío a Maduro y un triunfo en la simbología política.

"Estamos más fuertes", gritó Guaidó, que refuerza así su imagen como líder de la oposición, pese a que ya empezaban a aparecer algunas dudas y desánimo tras el fallido intento de entrada de ayuda humanitaria el 23 de febrero.

El presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento) asume los riesgos de una posible detención, que no es descartable en el futuro, y eso es muy apreciado entre las filas opositoras, huérfanas de liderazgo en los últimos años.

¿Qué hará Maduro ahora? En los últimos mítines, sus seguidores gritan "¡preso, preso!" cada vez que habla de Guaidó. "Cada cosa a su momento", responde Maduro con una sonrisa.

De momento no hay esposas en las muñecas de Guaidó que, mientras, capitaliza su libertad, energiza a sus bases y muestra su fuerza como "presidente encargado".


En su discurso en Caracas, Guaidó también se refirió al día 23 de febrero, cuando él y sus seguidores impulsaron la entrada de ayuda humanitaria internacional a Venezuela, en su mayoría, procedente de Estados Unidos.

El gobierno de Maduro rechazó esa ayuda, al considerarla parte de la estrategia estadounidense para "derrocarle".

Venezuela vivió una tensa jornada de disturbios y enfrentamientos entonces, que resultó en la muerte de al menos cinco personas.

Maduro ordenó el cierre de la frontera con Colombia y Brasil, así como el cierre parcial de la frontera marítima.

Las fuerzas armadas bloquearon la entrada de los camiones de ayuda y los pocos que lograron pasar fueron incendiados.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado