Crisis en Venezuela: tensión por manifestaciones a favor y en contra de Maduro tras el "levantamiento" de Guaidó y López

Enfrentamientos en Caracas Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Las tensiones siguen aumentando en Venezuela.

La tensión siguió escalando este miércoles en Venezuela.Numerosos grupos de ciudadanos volvieron a salir a las calles de Caracas y otros puntos del país para manifestarse a favor y en contra del gobierno de Nicolás Maduro, un día después del "levantamiento" impulsado por los líderes opositores Juan Guaidó y Leopoldo López que derivó en fuertes disturbios y contó con el respaldo de algunos uniformados.Tanto Maduro como Guaidó habían convocado grandes marchas para este primero de mayo y se esperaba que los sucesos ocurridos el martes aumentaran la participación en las manifestaciones.

En las protestas de este miércoles, al menos una joven de 27 años murió tras recibir un impacto de bala en la cabeza en el barrio de Altamira de Caracas, según informó la ONG Observatorio de Conflictos. Guaidó aseguró comprometerse a hacer que su muerte "le pese a quienes decidieron disparar contra un Pueblo que decidió ser libre". Además, más de 50 personas resultaron heridas, según fuentes sanitarias y gremiales citadas por la agencia EFE.

"Vamos a seguir en las calles, vamos a tener acciones de protesta todos los días (...). Si el régimen creía que habíamos llegado al máximo de presión, se equivocaron", manifestó Guaidó este miércoles en uno de los puntos de la protesta.

Maduro, por su parte, aseguró en Twitter que con la "gran marcha" de la "Clase Obrera Venezolana" quedó demostrado que "la injerencia, el golpismo y el enfrentamiento armado no son el camino para nuestra amada Venezuela".

El martes, Guaidó llamó a encarar la "fase final" del movimiento para derrocar a Maduro

El líder opositor apareció a las puertas de la base militar La Carlota en Caracas, junto a un grupo de uniformados que habían dado la espalda a Maduro y acompañado por Leopoldo López, liberado de su arresto domiciliario por un "perdón presidencial" concedido por Guaidó, según declaró.

Los disturbios del martes acabaron con declaraciones de Maduro y Guaidó: el primero, rodeado de mandos militares y asegurando que derrotaron el levantamiento "promovido por el imperialismo estadounidense". El segundo, instando a continuar la lucha y asegurando que Maduro no cuenta "con el respaldo de las fuerzas armadas".

Miércoles de protestas

Este miércoles, los primeros grupos de ciudadanos comenzaron a llegar desde la mañana a las concentraciones convocadas a favor y en contra del oficialismo en Caracas.

Por un lado, se pudo ver a ciudadanos con pancartas pidiendo lasalida de Maduro ("No a la dictadura") y, por otro, a miembros de la Milicia Bolivariana con mensajes al "comandante" Maduro.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Miembros de la Milicia Bolivariana salieron a las calles a apoyar al gobierno de Maduro este miércoles.

"Pese a las pocas personas que acudieron a las últimas marchas convocadas por el gobierno, la de este miércoles parecía estar llena", aseguró el corresponsal de BBC Mundo en el país, Guillermo D. Olmo.

"La manifestación a favor del gobierno se desarrolló de manera pacífica: había un ambiente festivo, con música y baile" en un día de especial significado para el gobierno de izquierdas venezolano, el Día del Trabajador, añadió.

En la movilización contraria, con seguidores de Guaidó, el corresponsal también se encontró con un ambiente pacífico y con mayor número de personas que en las últimas manifestaciones impulsadas por el líder opositor.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Venezuela pasa por un momento político y social crítico.

No obstante, otro periodista de la BBC detalló que en la zona de Altamira, en el oeste de Caracas y no muy lejos de la base militar La Carlota, se escucharon "ráfagas de lo que parecen ser armas de fuego".

"Los colectivos están por toda la ciudad", señaló. "Es muy común ver a hombres sin uniforme militar armados con rifles y pistolas".

Según la cadena de televisión venezolana VPI, la Guardia Nacional "reprimió" a grupos ciudadanos y medios de comunicación que se encontraban cerca de La Carlota.

En ese punto, que fue clave durante el día anterior, la Guardia Nacional disparó gases lacrimógenos contra los manifestantes, que les tiraron piedras y trataban de bloquear una vía cerca de las instalaciones de la fuerza aérea, informó la agencia AFP.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La Guardia Nacional disparó gases lacrimógenos contra los manifestantes.

En el resto de la ciudad, en zonas donde la gente no salió a protestar, reinó la calma, según el periodista de BBC Mundo.

"Hemos visto a personas paseando a sus perros y comprando fruta. Algunos nos comentaron que no pudieron ir a trabajar el martes porque sus empleadores les dijeron que no fueran, pero sus zonas se mantuvieron en calma".

Durante una intervención en la marcha a media mañana, Guaidó llamó a paros escalonados a partir del jueves hasta acabar en una huelga general.

"Queremos insistir en que todas las Fuerzas Armadas se manifiesten conjuntamente; aquí no estamos pidiendo un enfrentamiento entre hermanos, muy al contrario", añadió.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Guaidó habló ante sus seguidores este miércoles.

En la marcha pro-gobierno, el presidente de la Asamblea Constituyente de Venezuela y uno de los principales líderes del oficialismo, Diosdado Cabello, no tardó en responderle, poniendo en duda el éxito de su llamado y considerando que el opositor habla "muchas boberías".

Cabello además aseguró que durante el "levantamiento" impulsado por Guaidó, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana "como bloque, se mantuvo estructuralmente unida más allá de dos o tres deserciones", que consideró "una anomalía muy escuálida".

Durante este miércoles, también se registraron manifestaciones en otros estados de Venezuela, según informaron medios locales y varias ONG.

Dimensión internacional

El conflicto venezolano ha adquirido una dimensión internacional por la implicación de grandes poderes mundiales como Estados Unidos o Rusia.

Tras lo ocurrido el martes, Washington, que apoyó a Guaidó desde que juramentara como "presidente encargado" del país, aseguró que Maduro estaba listo para irse de Venezuela el mismo martes, pero que los rusos le convencieron para no hacerlo. Maduro lo negó horas después.

Estados Unidos también afirmó que varios miembros del gobierno venezolano estaban de acuerdo en que Maduro debía irse y les instó a cumplir con sus "compromisos" para que eso ocurriera.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El conflictro ha adquirido una dimensión internacional.

De momento, no obstante, no hubo ningún indicativo de que esto fuera así. "Siga soñando", le espetó el martes el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, al secretario de Seguridad Nacional de EE.UU. al respecto.

Este miércoles, el enviado de EE.UU. para Venezuela, Elliott Abrams, aseguró en una entrevista con la Agencia Efe que los altos cargos chavistas que negociaban con la oposición la salida de Maduro han "apagado sus celulares" y no responden.

EE.UU. insistió en que la intervención militar sigue siendo una opción, pero afirmó que prefiere una transición pacífica en Venezuela.

Rusia, estrecho aliado de Maduro, le advirtió por su parte a Washington contra la opción de llevar a cabo medidas más "agresivas".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado