La peculiar historia del Soconusco, la región más centroamericana de México

Soconusco Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El Soconusco, en muchos sentidos más cerca de Centroamérica que de México, es ruta de migrantes.

Es una historia poco conocida. En 1590 un militar retirado pidió al rey Carlos V de España que lo designara responsable “de la gobernación del Soconusco”.

Se trata de una región entre lo que ahora es Chiapas, en el sureste de México, y el norte de Guatemala.

En esa época era una de las zonas más ricas y productivas para la Corona Española. Pero Carlos V rechazó la petición y entonces el exmilitar se dedicó a escribir.

Años después publicó la primera parte de su obra: "El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha".

La riqueza del Soconusco declinó por la sobreexplotación de bosques y selvas, pero la fama de quien quería gobernar la región aún prevalece.

Hoy Miguel de Cervantes Saavedra, el militar retirado, es el mayor escritor de la literatura española.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Miguel de Cervantes quiso ser gobernador de Soconusco.

La anécdota ilustra la peculiar historia de la región, que durante unos años formó parte de Centroamérica, luego fue un país independiente y que todavía ahora, aunque comprende parte de México y Guatemala, en algunos aspectos sociales, de economía y cultura parece un territorio aparte.

Allí se ubicaron, por ejemplo, algunas de las ciudades más grandes de la antigua civilización maya.

Fue una zona de prósperas fincas cafetaleras y de producción de cacao.

Y durante la Segunda Guerra Mundial albergó a simpatizantes del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán que fundó Adolfo Hitler.

Hoy el Soconusco es una de las regiones con mayor movimiento migratorio del continente. Y para muchos en México y Centroamérica sigue siendo un misterio.

Cultura prehispánica

Antes de la llegada de los españoles, en 1519, el Soconusco formaba parte de Mesoamérica, una extensa región que abarcó la parte sur de México hasta lo que hoy es Costa Rica.

En la región existían asentamientos de civilizaciones como los mayas, olmecas e inclusive de los mexicas o aztecas, que en ese entonces eran el pueblo dominante.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Desde hace siglos el Soconuso ha seguido su propia historia.

Durante la época de la Colonia el Soconusco era parte de la Capitanía General de Guatemala.

Aunque formalmente era parte del Virreinato de la Nueva España, en realidad la zona siempre se consideró un territorio separado, con gobierno propio designado por la Corona.

Un cariz que, dicen especialistas, marca su historia hasta ahora. En 1821, cuando terminó la guerra por la separación de España, la región quedó incorporada a lo que hoy es México.

Dos años después la región fue ocupada durante unos meses por Guatemala que reclamó el territorio como suyo, aunque después fue devuelto a México.

Fue una época de confusión. En 1824 un movimiento encabezado por el Partido del Soconusco declara la incorporación a lo que entonces eran las Provincias Unidas de Centroamérica.

La región formó parte de Centroamérica por unos meses, hasta que a finales de ese año se promulgó el Plan de Chiapas Libre que declaró el territorio como independiente de México y Guatemala.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Ciudad Hidalgo, en el Soconusco, se laza en la orilla norte del Suchiate, el río que sirve de frontera entre México y Guatemala.

Durante casi dos décadas el Soconusco permaneció como un espacio neutral, disputado por los dos países vecinos.

Hasta 1840, cuando tras una ocupación de tropas mexicanas los pueblos que conformaban la región aceptaron su incorporación al país.

Separatismo

Pero en realidad los habitantes del Soconusco no quedaron conformes con la anexión a México, y durante las décadas siguientes trataron varias veces de separarse y formar un territorio independiente.

A este clima de secesión contribuyeron varios elementos: el gobierno central, ubicado en Ciudad de México –a unos 1.200 kilómetros de distancia- prácticamente abandonó a la zona.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La principal ciudad del Soconusco en Tapachula.

En esa época el país enfrentó una serie de invasiones de Francia primero, y de Estados Unidos después.

También ocurrió la Guerra de la Reforma para separar a la Iglesia católica del Estado mexicano.

De estos movimientos el Soconusco se mantuvo alejado, e inclusive algunos historiadores dicen que, en realidad, no fue tomado en cuenta.

La zona mantuvo su vida propia, más vinculada con Centroamérica que con el resto de México.

Inclusive en 1881 Guatemala reclamó al Soconusco como parte del país, apoyada la propuesta por algunas comunidades de la región.

La disputa terminó cuando se definieron los límites entre los países, que hasta entonces no se habían establecido de manera formal.

Hitler

Al margen de las diferencias territoriales y los intentos de separación, desde finales del siglo XIX y las primeras décadas del siguiente al Soconusco llegaron nuevos habitantes.

Fueron oleadas de alemanes, árabes, japoneses, chinos o estadounidenses que se asentaron en la región para aprovechar los recursos naturales.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La zona es conocida por su producción cafetera.

La historiadora María Elena Tovar González dice que los migrantes llegaron con el propósito de colonizar la región.

El Soconusco es una zona fértil, donde existen grandes cultivos de café y cacao, por ejemplo, así como grandes extensiones para criar ganado.

Los nuevos vecinos reactivaron la prosperidad de la zona, que se convirtió en el mayor centro comercial del sureste mexicano y la región norte de Centroamérica.

Pero según el historiador Jan de Vos, parte de ese progreso fue posible “por la explotación de mano de obra barata”, sobre todo de indígenas mexicanos y guatemaltecos.

Estas comunidades migrantes aportaron su parte a la peculiar historia de la región. Por ejemplo, en los años previos a la Segunda Guerra Mundial cientos de mexicanos de origen alemán abandonaron el país para unirse al ejército de Hitler.

Muchos de ellos nacieron en las fincas cafetaleras del Soconusco donde se crearon campos de entrenamiento de los simpatizantes del nazismo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Numerosos alemanes se asentaron en la zona y se dedicaron al cultivo del café.

Según documentos del Archivo Histórico Genaro Estrada de la Secretaría de Relaciones Exteriores y del Archivo General de la Nación, estos mexicanos combatieron en varios frentes en Europa, especialmente contra el ejército soviético.

Al terminar la guerra los sobrevivientes intentaron regresar a su país. Algunos lo consiguieron de manera clandestina, pues al enrolarse en las filas de Hitler renunciaron a la nacionalidad mexicana.

“Centroamericanización”

La presencia de estas comunidades es una muestra de la diversidad de población que todavía prevalece en el Soconusco. Y también de los intensos vínculos que mantiene con los países vecinos.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption En el Soconusco a veces es difícil distinguir a un mexicano de un guatemalteco.

En el libro "Frontera Sur. Cinco formas de interacción entre sociedad y ambiente" el historiador Jan de Vos sostiene que en la zona se vivió un largo proceso de centroamericanización que se refleja en las costumbres, modismos del idioma, la comida, el modo de vestir y los mismos referentes culturales.

En algunos lugares es muy difícil distinguir a quienes provienen de Guatemala de los mexicanos.

De hecho algunas poblaciones mexicanas ubicadas en la frontera se parecen más a algunas ciudades del país vecino.

Pero en el fondo, dicen especialistas como el escritor Abelardo de la Torre, la región conserva una identidad propia, tanto que muchos de sus habitantes no dicen que viven en Chiapas o Guatemala.

Su tierra es el Soconusco.

Este artículo fue elaborado para la versión digital de Centroamérica Cuenta, un festival literario que se celebróen San José de Costa Rica, entre el 13 y el 17 de mayo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado