Jesús Santrich: el exguerrillero de las FARC, acusado por narcotráfico, recupera su libertad tras una larga batalla legal entre instituciones de Colombia

Santrich. Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Santrich fue detenido el 17 de mayo por una segunda acusación de la Fiscalía.

Jesús Santrich, el excomandante de las FARC acusado de narcotráfico, recuperó su libertad después de pasar más de un año de detención.

Este jueves, alrededor de mediodía, abandonó las celdas judiciales en las que permanecía y se marchó acompañado de otros miembros del ahora partido FARC.

"Se da cumplimiento a la decisión de la Corte Suprema de Justicia respecto al señor Seuxis Paucias Hernández Solarte (verdadero nombre de Santrich)", informó la Fiscalía.

Esta entidad tenía abiertos dos procesos por presunto tráfico de drogas, sin embargo, el miércoles la CSJ ordenó la "liberación inmediata" del exguerrillero.

Esta decisión fue tomada después de que se reconociera la condición de congresista de Santrich, por lo que la alta entidad judicial determinó que gozaba de fuero especial.

La Corte Suprema sostiene que, debido a esa situación, el acusado de narcotráfico debe ser juzgado ante una de sus salas especiales.

"Con esa condición es aforado constitucional y lo debe procesar penalmente esta Corporación", decretó la CSJ.

Batalla legal

Hernández Solarte fue detenido por primera vez en abril de 2018 por orden de la Fiscalía, debido a una acusación y pedido de extradición por delitos de narcotráfico hecha por Estados Unidos.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Jesús Santrich fue detenido inicialmente en abril de 2018.

Es uno de los 10 exguerrilleros del ahora partido político FARC que debía asumir un puesto en el Congreso desde julio del año pasado y, además, se había sometido a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), por lo que contaba con garantía de no extradición.

Por ello se desató una controversia sobre la legalidad de su captura y sobre cuál debe ser la instancia competente para juzgarlo entre la Fiscalía, la JEP y, ahora, la Corte Suprema.

El 15 de mayo de este año, la JEP frenó la extradición del exguerrillero y dispuso por primera vez que fuera liberado para ser juzgado bajo la jurisdicción especial y no en la justicia ordinaria.

Esa resolución provocó la inmediata renuncia del entonces fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez.

Un par de días más tarde, apenas unos minutos después de que cruzara la puerta de la cárcel La Picota de Bogotá, volvió a ser capturado por una nueva acusación de la Fiscalía.

El exguerrillero pasó menos de dos semanas recluido después de esa segunda detención, hasta la reciente decisión de la CSJ que añade un nuevo capítulo más al caso Santrich.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado