Nayib Bukele: la orden del nuevo presidente de El Salvador de retirar de un cuartel el nombre de Domingo Monterrosa, el militar detrás de la Masacre del Mozote

mozote Derechos de autor de la imagen Twitter de Gustavo Amaya @DireccionAmaya
Image caption Después de varias décadas de reclamos de los sobrevivientes de la Guerra Civil, el nombre de Domingo Monterrosa fue finalmente removido del cuartel de San Miguel.

Un viejo reclamo de las víctimas de la Guerra Civil en El Salvador fue finalmente escuchado.

El presidente Nayib Bukele, que asumió el gobierno en la mañana del sábado, ordenó a las Fuerzas Armadas retirar de un cuartel en el este del país el nombre de Domingo Monterrosa, el militar señalado por la Comisión de la Verdad de la ONU como responsable de la Masacre del Mozote, una de las mayores matanza ocurridas en la segunda mitad del siglo XX en América Latina.

"Se ordena a las Fuerzas Armadas retirar de inmediato el nombre del Coronel Domingo Monterrosa, del Cuartel de la Tercera Brigada de Infantería, en San Miguel", escribió Bukele en Twitter.

Las Fuerzas Armadas no respondieron públicamente a la orden de su comandante en jefe de forma inmediata.

Este domingo, sin embargo imágenes y videos en redes sociales mostraron a militares borrando el nombre de Monterrosa del cuartel.

En 2012, una comisión especial del Ejército descartó una instrucción del entonces presidente Mauricio Funes (2009-2014) de hacer una "revisión de su interpretación de la historia" que evitara rendir tributo a presuntos violadores de los derechos humanos, lo que fue visto por muchos como una alusión a Monterrosa.

El Ejército de El Salvador no reconoce su participación en la masacre, asegura no tener documentación que la pruebe y considera a Monterrosa un héroe de la lucha contra la insurgencia armada que se diseminó por el país en la década de 1980.

Una orden "histórica"

La orden de Bukele es la primera medida que se conoce públicamente de su gobierno, lo que fue visto por sus seguidores como una señal de reparación para las víctimas de la guerra.

De ahí que diversos medios y analistas locales no tardaron en calificarla de "histórica".

Y es que, por décadas, pese a los numerosos reclamos, los sucesivos gobiernos de El Salvador evitaron tocar directamente a la figura de Monterrosa pues, según analistas, existía temor de que se pudiera generar inestabilidad o incomodidad en las filas del Ejército.

En 2012, Funes pidió perdón en nombre del Estado por la Masacre del Mozote y pidió al Ejército revisar a sus héroes, aunque no ordenó finalmente medidas concretas para quitar el nombre del militar del cuartel, como pedían los sobrevivientes de la matanza.

Casi 40 años después de la masacre, que dejó unos mil muertos, la mayoría de ellos niños, ninguna de los presuntos responsables ha sido llevado ante la justicia.

Monterrosa, que murió en extrañas circunstancias en 1984, fue entrenado en la Escuela de las Américas (SOA) en Panamá, y luego fue enviado a Taiwán para estudiar tácticas de insurgencia anticomunista.

Una sección especial a su nombre fue creada en el museo de las Fuerzas Armadas de El Salvador y, tras su fallecimiento, el Congreso salvadoreño lo honró con el título de "Héroe de Joateca" y lo declaró héroe nacional por su servicio al país.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Domingo Monterrosa fue señalado por la ONU como uno de los responsable de la Masacre del Mozote.

Según el informe final de la Comisión de la Verdad de 1993, que detalló las violaciones a derechos humanos durante la Guerra Civil (1980-1992), Monterrosa fue el comandante del batallón de élite Atlacatl, cuyos miembros perpetraron la masacre.

La deuda de El Mozote

La Masacre del Mozote, ocurrida en diciembre de 1981, se ha vuelto en los últimos tiempos un tema recurrente en El Salvador, luego de que una comisión del Congreso propusiera una ley de memoria histórica que fue vista por sus detractores como un intento de garantizar una amnistía a los presuntos responsables.

Cuando el Congreso se prestaba a discutirla, Bukele amenazó a los parlamentarios con que se copiarían sus nombres para tenerlos en cuenta para futuras elecciones.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Bukele tomó posesión este sábado en San Salvador.

A inicios de mayo, el relator especial de la ONU para la Promoción de la Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de no Repetición, Fabián Salvioli, solicitó a El Salvador retirar el nombre de Monterrosa del cuartel.

"He pedido que se quite el nombre del coronel Monterrosa al destacamento militar. No se le puede rendir honores a alguien responsable de una masacre. ¿Qué clase de valores son esos?, afirmó.

La solicitud no fue tomada en cuenta por el gobierno del saliente Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), formado en gran medida por antiguos guerrilleros que lucharon contra Monterrosa y el Ejército salvadoreño de entonces.

¿Qué fue la Masacre del Mozote?

Entre el 10 y el 12 de diciembre de 1981, miles de soldados que combatían a la naciente guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) lanzaron la llamada Operación Rescate en varios caseríos del este de El Salvador.

El Mozote, La Joya, Cerro Pando, Jocote Amarillo, Ranchería y Los Toriles fueron prácticamente reducidos a cenizas.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Unas 1.000 personas, en su mayoría niños, murieron durante la masacre de 1981.

La Guerra Civil en El Salvador fue financiada en gran medida por Estados Unidos, que durante aquellos años destinaba al gobierno de El Salvador casi US$1 millón diario, que iba a pertrechos militares, adiestramiento, alimentación, colaboración de asesores o la formación de los batallones de contrainteligencia.

El gobierno de Estados Unidos, por años, ha asegurado que su ayuda iba destina a la consolidación de la democracia en El Salvador.

Cuando la prensa estadounidense publicó informes sobre lo sucedido en diciembre de 1981, el entonces subsecretario de Estado para los derechos humanos y asuntos humanitarios, Elliott Abrams (ahora enviado especial del presidente Donald Trump para Venezuela) descartó las denuncias como "propaganda comunista".

Un día después de los reportes, certificaría ante el Congreso que en El Salvador se estaban dando pasos "fabulosos" en pro de la democracia.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado