Guerra de aranceles: México enviará 6.000 efectivos de la Guardia Nacional a la frontera con Guatemala para tratar de contener la migración

Migrantes en México Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La capacidad del Instituto Nacional de Migración mexicano está rebasada.

El gobierno de México desplegará 6.000 efectivos de la Guardia Nacional en la frontera sur del país, según anunció el jueves el canciller Marcelo Ebrard.

Ebrard hizo el anuncio desde Washington, a donde viajó esta semana para reunirse con funcionarios de la Casa Blanca, con quienes está tratando de alcanzar un acuerdo para evitar que se impongan aranceles a los productos de su país, como amenazó el presidente Donald Trump en caso de que México no contenga los flujos migratorios que llegan a la frontera estadounidense.

"Les hemos explicado que son 6.000 hombres y que van a estar ahí (en la frontera sur de México) desplegados", dijo el funcionario, según informa la agencia de noticias Reuters.

Los efectivos estarían a cargo de controlar principalmente el flujo de migrantes que llegan a México desde Guatemala, con destino a Estados Unidos.

Ebrard dijo que el viernes continuarán las negociaciones entre representantes de los dos gobiernos.

Si no se logra un acuerdo que convenza a la Casa Blanca, a partir de este lunes se harían efectivos los aranceles del 5% a todas las importaciones mexicanas, una medida que México ha advertido que sería perjudicial no solo para su economía, sino también para la estadounidense.

Actualmente, Estados Unidos es el principal socio comercial de México, país que exportó entre enero y noviembre de 2018 a su vecino del norte productos por valor de US$328.000 millones, lo que representa casi el 80% de las exportaciones totales.

El rol de México como principal exportador se ha incrementado en los últimos tiempos, como resultado de la guerra comercial de Washington con China.

"México necesita hacer más"

Aunque hasta el momento México ha dicho que se han logrado "avances" en las conversaciones para llegar a un acuerdo, la Casa Blanca considera que las propuestas mexicanas "no son suficientes" para evitar que Estados Unidos imponga los aranceles a productos que incluyen autos, cerveza, tequila, frutas y vegetales.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, dijo que México "necesita hacer más" para solucionar el problema de la inmigración y evitar así la imposición de aranceles por parte de su gobierno a productos mexicanos.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, dijo este jueves que "México necesita hacer más" para acabar con lo que calificó de "crisis humanitaria" en la frontera sur, a donde llegan cientos de inmigrantes procedentes de Centroamérica, luego de haber ingresado a territorio mexicano con destino a EE.UU.

"Nuestro mensaje al gobierno mexicano es que ha llegado la hora de que México actúe de forma decidida para cooperar con EE.UU. y nos ayude a cumplir nuestras leyes, haciendo cumplir las suyas y asegurando las fronteras", manifestó Pence.

La decisión de EE.UU. de imponer los aranceles a México fue anunciada por el presidente Trump en Twitter, la semana pasada.

El mandatario dijo que la medida se mantendría vigente "hasta que se detenga el flujo de migrantes indocumentados" que llegan a territorio estadounidense a través de México.

Trump también dijo que el valor de los aranceles aumentará gradualmente, llegando al 25%, a menos que haya resultados.

Situación en la frontera

Las tensiones entre Trump y México han ido en aumento desde su campaña para la presidencia.

El mandatario acusa al gobierno de ese país por supuestamente permitir que caravanas de migrantes llegaran a la frontera con EE.UU.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Trump dice que el valor de los aranceles subirá hasta un 25% si no se detiene el flujo de migrantes indocumentados que llegan a EE.UU. a través de México.

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU., los arrestos de migrantes aumentaron en mayo al nivel más alto en más de una década.

Sin embargo, las cifras oficiales muestran que los cruces fronterizos ilegales han estado en declive desde 2000, año en que se detuvo a 1,6 millones de personas.

En 2018, ese número era poco menos de 400.000.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado