Jesús Santrich: la misteriosa desaparición del excomandante de las FARC (y lo que le cuesta al proceso de paz en Colombia)

Santrich Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Jesús Santrich tiene paradero desconocido desde hace 10 días.

Diez días sin que se conozca su paradero.

Seuxis Paucias Hernández, mejor conocido como el comandante de la exguerrilla de las FARC Jesús Santrich, se encuentra desaparecido y faltó a una audiencia judicial este martes por la mañana, por lo que en la Corte Suprema de Justicia de Colombia pide su captura y orden de extradición de ser necesario.

A pesar de gozar del cargo de representante del Congreso de Colombia, Santrich abandonó el esquema de seguridad que le brindaba el Estado colombiano el pasado 30 de junio y desde entonces no se ha sabido de él.

Su desaparición provocó varios reclamos por parte de críticos y defensores del proceso de paz colombiano, quienes señalan que aprovechó de los privilegios que recibió por el acuerdo de desarme para fugarse de la justicia.

Por ejemplo, el procurador general de la Nación, Fernando Carrillo,fue uno de los primeros en solicitar a la Corte Suprema de Justicia que se expida una orden de captura para el exguerrillero.

"Se ha burlado de la justicia, de las víctimas y de aquellos que han creído en la paz", fue el contundente comentario de Carrillo.

Santrich y el proceso de paz

Santrich fue arrestado en abril de 2018 tras haber sido acusado por la Fiscalía General de Colombia por narcotráfico. También recibió una solicitud de extradición de parte de Estados Unidos.

Su detención fue provocada debido a que la fiscalía sostuvo que el exguerrillero conspiró para enviar cocaína a Estados Unidos después de la firma del proceso de paz, en noviembre de 2016, por lo que no tenía derecho a los privilegios de la justicia transicional.

Sin embargo, en mayo de este año, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) determinó que Santrich sí estaba bajo su resguardo, un régimen especial creado para revisar los crímenes cometidos por exguerrilleros, militares y civiles durante los 50 años de conflicto armado en Colombia.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El presidente colombiano Iván Duque fue uno de los primeros en cuestionar que Santrich reciba fuero especial.

Esa decisión provocó un terremoto político en Colombia e incluso precipitó la renuncia del entonces fiscal general Néstor Humberto Martínez.

El presidente Iván Duque fue uno de los primeros en cuestionar que el exguerrillero se haya beneficiado de la justicia especial y aseguró que firmaría su orden de extradición en el momento que sea posible.

Después de una dura controversia, fue la Corte Suprema de Justicia la que determinó que Santrich tenía fuero especial en su condición de congresista, reconocimiento que obtuvo dado que el acuerdo de paz le otorgaba a las FARC diez plazas en el Congreso.

Gracias a aquella decisión, Santrich recuperó su libertad a principios de junio y de inmediato fue reconocido como parte de la Cámara de Representantes del Poder Legislativo de su país.

Santrich fue uno de los principales negociadores del acuerdo gestado entre el Estado colombiano y las FARC en La Habana entre 2013 y 2016.

La desaparición

Pese a su flamante condición de congresista, el 30 de junio la Unidad Nacional de Protección dio a conocer que desconocía el paradero del exguerrillero.

Santrich dijo que se iba a visitar a uno de sus hijos y por eso se despidió de sus escoltas.

Medios colombianos, citando fuentes de inteligencia y el Ejército, señalaron que era posible que Seuxis Paucias Hernández hubiese cruzado la frontera hacia Venezuela.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Jesús Santrich fue detenido en abril de 2018 y guardo prisión por más de un año.

Al respecto, el gobierno colombiano señaló que no existe ningún registro migratorio, por lo que el exguerrillaro no habría salido del país por una vía regular.

Analistas consultados por BBC Mundo señalaron que la situación de Santrich ha generado muchos entredichos al proceso de paz.

El mismo líder del ahora partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, Rodrigo Londoño, cuestionó las actitudes de su excamarada.

Londoño, más conocido como Timochenko, le pidió al exguerrillero que reaparezca y responda ante los requerimientos judiciales que tiene pendientes.

Uno de los principales gestores del acuerdo de La Habana, Humberto de la Calle, también condenó la acción tomada por el exinsurrecto.

"Inaceptable la conducta de Santrich. Debe ser excluido del proceso. Y ordenarse su captura", señaló.

Al igual que el izquierdista Gustavo Petro, uno de los líderes de la oposición, quien afirmó que estas acciones favorecen el retorno del conflicto armado.

"Santrich ha traicionado a su propia gente y a algo aun más importante, a la esperanza de paz de todo un pueblo. Ojalá estos dirigentes de las FARC sepan entender que son aliados privilegiados de la extrema derecha que quiere llevar a los excombatientes de nuevo a la guerra", afirmó

Mientras tanto, Jesús Santrich no se ha pronunciado. Sigue completamente desaparecido.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado