Crisis en Puerto Rico: así es La Fortaleza, la residencia del gobernador y epicentro de las protestas contra Rosselló

La Fortaleza Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La Fortaleza es la residencia oficial del gobernador de Puerto Rico.

Los miles de manifestantes que durante casi dos semanas protestaron contra el gobernador de Puerto Rico, tuvieron la metáfora perfecta para sus movilizaciones.

Desde que se reveló el escándalo de los chats con mensajes misóginos y homofóbicos en los que participaba el gobernador Ricardo Rosselló y varios de sus colaboradores, los puertorriqueños se volcaron en masa para expresar su rechazo.

El mismo pueblo que había elegido a Rosselló, ahora le exigía su renuncia. Y lo hacían día sí y día también en La Fortaleza.

Ante la presión, Rosselló terminó cediendo y anunció su partida el 2 de agosto.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Durante las protestas, los manifestante se tomaron la calle de la Fortaleza, que lleva hasta la mansión del ejecutivo.
Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Durante las protestas la policía resguardó la entrada a La Fortaleza.

La Fortaleza fue la primera fortificación construida en San Juan, en 1533, y es la mansión ejecutiva en uso más antigua del hemisferio occidental.

Durante largas jornadas, los manifestantes se reunían frente a la casona palaciega y coreaban "¡Ricky renuncia!" al ritmo de bomba y plena. Otros sitiaban el lugar con sesiones de yoga.

Por agua, al otro lado de la muralla, cuadrillas de kayaks y motos acuáticas rodeaban la mansión con pancartas y parlantes que retumbaban con reggaetón.

La noche del miércoles 24 de julio, cuando ya era inminente la renuncia de Rosselló, la estocada final llegó con un ataque contundente: perreo en La Fortaleza.

¿Cómo es este lugar que sirvió para defender a Puerto Rico de los ataques piratas en el siglo XVI y que ahora se convirtió en el sitio en que los puertorriqueños concentraron sus fuerzas para forzar la salida de Rosselló?

Baluarte colonial

La Fortaleza, también Palacio de Santa Catalina, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983.

Junto a otros fuertes y la muralla que bordea la ciudad, entre los siglos XVI y XX, La Fortaleza sirvió como protección de ataques a través de la bahía de San Juan.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La mansión actual fue construida en 1846.

Esta fortificación construida por los españoles también sirvió de arsenal y prisión, erigida en un lugar estratégico para los países colonizadores de la época.

Así, San Juan, junto a Cartagena en Colombia, se convirtió en uno de los principales baluartes de España en el nuevo continente.

Derechos de autor de la imagen Dominio Público
Image caption La Fortaleza sirvió como baluarte de defensa durante la época de la Colonia.

Según la UNESCO, La Fortaleza "ilustra de manera sobresaliente la adaptación al contexto caribeño de los desarrollos europeos en la arquitectura militar de los siglos XVI al XX".

Aunque ya desde el siglo XVII servía como residencia del gobernador, fue en 1822 que se decretó como residencia oficial.

En 1846, el entonces gobernador, Rafael Arístegui y Vélez, Conde de Mirasol, construyó el edificio palaciego que perdura hasta hoy.

El edificio que hoy sirve como residencia y despacho del ejecutivo tiene un diseño que combina aspectos del Renacimiento y el Barroco.

En su interior tiene una biblioteca, salón de té, un salón de música, un salón de espejos y jardines con fuentes.

En época de la Colonia, La Fortaleza era el lugar en el que el gobernador de turno juraba fidelidad a los reyes de España.

Hoy, en el siglo XXI, ese mismo lugar se convirtió en el epicentro de un levantamiento protagonizado por manifestantes, muchos de ellos jóvenes, a quienes el cantante Bad Bunny llamó "la generación del yo no me dejo".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado