La audaz alianza de China con Colombia, el "mejor amigo" de Estados Unidos en Latinoamérica

Duque con Li Keqiang, primer ministro chino Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption A principios de agosto, Iván Duque visitó China.

Más de 600 toneladas de aguacate (palta) que este mismo año saldrán desde un puerto colombiano a tierras asiáticas serán el punto de partida de la nueva era en las relaciones entre Colombia y China.

Es uno de los primeros acuerdos de los muchos alcanzados por los gobiernos de ambos países que comienzan a ponerse en vigor tras la visita del presidente Iván Duque a Pekín, a principios de agosto.

El mandatario sudamericano, acompañado de una nutrida delegación, suscribió diferentes tratados con su homólogo Xi Jinping en áreas que van desde proyectos energéticos, construcción de carreteras, becas para jóvenes colombianos, importación de frutas y verduras e incluso la posibilidad de la repatriación de ciudadanos de Colombia detenidos en China por delitos como el tráfico de sustancias controladas.

"Es dar un paso histórico", señaló Duque al hacer un balance de su visita por el país asiático.

No es la primera vez que capital chino ingresa en Colombia y el país sudamericano no es el único en abrir sus puertas a la potencia asiática, sin embargo los expertos coinciden en que la magnitud de los acuerdos anunciados recientemente significan una "nueva era" para la relación entre ambos países.

Diferentes analistas destacan que se trata de un movimiento audaz de Pekín en el país de Latinoamérica que es considerado históricamente como el "mejor amigo" de Estados Unidos.

China en Colombia

Entre 2002 y 2019, China invirtió un total de US$240 millones en Colombia, mientras que ahora se tienen confirmados US$1.000 millones solo en proyectos energéticos, de acuerdo a cifras entregadas por el gobierno colombiano.

Pekín, además, confirmó que financiará con US$400 millones una carretera considerada estratégica que unirá a Medellín con las zonas agrarias del departamento de Antioquia (noreste).

Y no será solo el aguacate lo que importará la potencia asiática, desde 2020 serán enviadas al menos cuatro millones de cajas de banano (plátano) colombiano, entre otros productos agropecuarios que son negociados.

Iván Duque calificó el momento como un "relanzamiento" de la relación bilateral que justamente este año cumple 40 años.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption China comenzará a comprar aguacate colombiano este mismo año.

En criterio del experto en relaciones entre Colombia con China David Castrillón, esta "nueva era" bilateral todavía está limitada a lo comercial y todavía no ha pasado a otras esferas como el intercambio cultural o la política.

"Se acordó una profundización económica entre los dos países, aunque tienen un alcance limitado. Eso no significa que no es importante, porque el hecho que Iván Duque haya ido a China en su primer año de mandato (cumplido el 7 de agosto) demuestra que China es una de sus prioridades", explica el experto a BBC Mundo.

Castrillón, quien tiene estudios de geopolítica del Este de Asia, añade que "más allá de los acuerdos, habrá que esperar los siguientes pasos que puedan tomarse".

"Todavía queda mucho en el aire, pero es una relación con mucha potencialidad y que puede crecer en áreas como el turismo y el intercambio cultural", indica el investigador.

El mejor amigo...

Más de una vez, Washington calificó a Colombia como su "mejor amigo" en América Latina y las razones son varias.

Diferentes investigadores señalan que desde principios del siglo pasado, la diplomacia colombiana optó por ser próxima a la política estadounidense.

De ahí que surge la llamada doctrina Respice Polum (mirar hacia el norte, aunque también se la llamó Mirar hacia la estrella polar), que básicamente consistía en alinear a Colombia con EE.UU.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La visita de Duque a China fue calificada de "histórica" por el gobierno colombiano.

Es por ello que este "relanzamiento" de las relaciones con China, con multimillonarias inversiones y auspiciosos anuncios de parte del gobierno colombiano, llamó la atención a más de una persona.

"Este gobierno, como los del pasado, ha demostrado su relación preferente con Estados Unidos, pese a que muchos vecinos llevan mucho tiempo de acercamiento con China. Yo creo que la política exterior con Washington cambia con estos nuevos acuerdos y que la base de la relación con China es eminentemente comercial", indica David Castrillón.

El profesor universitario añade que, por ahora, tanto Pekín como Bogotá entienden cuáles son los límites de su entendimiento.

"Yo creo que los chinos todavía no esperan que la relación alcance otras dimensiones. Ellos ven a los colombianos como socios comerciales y viceversa, no creo que por el momento se planteen hacer algo nuevo", indicó el analista.

Derechos de autor de la imagen Cortesía Unibán
Image caption Colombia será el segundo proveedor de banano para China.

Celebran en Colombia

No solo el gobierno de Iván Duque celebró los acuerdos alcanzados con Pekín.

Unibán, un consorcio privado que aglutina a productores de banano en Colombia celebró el mercado que acaba de abrirse a su producto.

Con las cuatro millones de cajas de esa fruta que comenzará a importar China, los colombianos se convertirán en el segundo proveedor del gigante asiático después de Ecuador.

"China es el primer consumidor y productor de banano. Además, hay un mayor consumo de banano de calidad y esta es la fruta que están encontrando en las tiendas de importaciones", señaló a BBC Mundo el presidente de Unibán, Juan Luis Cardona.

El directivo añadió que cree que existe "mucho potencial para seguir creciendo en exportaciones a China" para varios productos del agro colombiano.

Otro de los acuerdos alcanzados y que se celebra en el país es el tratado de repatriación de presos del país sudamericano en territorio chino.

El 22 de agosto, la comunidad de familiares de colombianos detenidos en China realizó un acto de agradecimiento por la posibilidad que se abre para el retorno de los presos a su país, aunque el tratado primero deberá ser aprobado por el Congreso en Bogotá.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado