Incendios en el Amazonas: el gobierno de Evo Morales acepta ayuda internacional luego de protestas por la manera como ha enfrentado la emergencia

Evo Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La semana pasada, el presidente Morales contrató un avión cisterna para combatir los fuegos.

Evo Morales cambió de postura y ahora está dispuesto a aceptar la ayuda internacional que unos días antes rechazaba para combatir los incendios que están afectando a Bolivia.

El gobierno boliviano confirmó haber estado en contacto con nueve países y varias organizaciones internacionales, según reportó el periódico boliviano La Razón el lunes.

El domingo, el ministro de Exteriores boliviano, Diego Pary, reveló que Morales estaba en contacto directo con Mario Abdo, presidente de Paraguay, el presidente chileno, Sebastián Piñera, y Pedro Sánchez, presidente del gobierno de España.

Pary añadió que el gobierno peruano y Mauricio Macri, presidente de Argentina, también comunicaron su apoyo.

Francia, Estados Unidos, Alemania y Rusia también se ofrecieron a brindar ayuda.

Pary negó que el gobierno de Bolivia se cerrara a la posibilidad de recibir ayuda internacional.

El gobierno de Bolivia asumió de esta forma los reclamos de las protestas celebradas el domingo en La Paz, donde decenas de manifestantes mostraron su descontento con la gestión del principal mandatario en la crisis de los incendios del Amazonas.

Los manifestantes llevaban carteles reclamando "ayuda internacional para la Amazonia boliviana".

Luis Rico, uno de ellos, dijo a la agencia de noticias Reuters que se había trasladado hasta La Paz para que el gobierno les escuchara e investigara las causas del desastre.

Rico pidió ayuda extranjera tras señalar la "impotencia del gobierno".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las protestas en Bolivia reclamaron el apoyo internacional.

Una parte de la provincia de Santa Cruz, una importante zona agricultura donde más de un cuarto de la población del país vive, está ahora en llamas.

Según fuentes oficiales, los fuegos han quemado al menos un millón de hectáreas en la zona amazónica del país andino.

Denise Rivero, coordinadora de bomberos voluntarios cerca de la frontera con Brasil, sugirió que las políticas de Evo Morales son en parte culpables de los incendios.

Morales anunció el domingo que suspendía "al menos por una semana" la campaña para las elecciones del 20 de octubre con el objetivo de centrarse en la gestión de las zonas amenazadas por los incendios.

Bolivia es uno de los nueve países de Sudamérica que comparten la Amazonía.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los fuegos en Bolivia han alcanzado el millón de hectáreas.

La semana pasada, durante el viaje presidencial a la Chiquitania, zona de transición entre el Amazona y El Gran Chaco, Morales reconoció la gravedad de los daños, pero también defendió "el chaqueo", la práctica de agricultores para ampliar áreas de cultivo a través de la quema de bosques.

Morales terminó contratando a Estados Unidos, a fines de la semana pasada, el Boing 747 Supertanker para aplacar los fuegos, pero desde entonces, la zona afectada por los incendios se ha duplicado.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las acciones del supertanker no han conseguido mitigar los fuegos.

"Los fuegos regresaron anoche y el avión contratado realmente no funcionó. Necesitamos apoyo internacional. Ya llevamos 20 días y la Chiquitania se sigue quemando", se quejó Alejandra del Carpio, otra de las manifestantes del domingo.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado