Twitter suspende cuentas del oficialismo cubano: por qué la red social decidió desactivar estos perfiles

cuenta de Díaz-Canel en un teléfono móvil. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, utiliza Twitter con regularidad.

Twitter cerró la puerta a parte del oficialismo cubano.

La red social suspendió esta semana diversas cuentas relacionadas con el gobierno de ese país, incluidas las de destacados medios de comunicación oficiales o las del expresidente Raúl Castro y su hija Mariela, actual diputada y líder del movimiento oficialista pro LGTBI.

La medida coincidió con una intervención televisiva del presidente Miguel Díaz-Canel, en la que advirtió sobre la posible escasez de combustible y apagones en los próximos días.

La razón detrás de esta acción es la "violación de las políticas" de Twitter, según argumentó el gigante de internet.

Desde Granma a los Castro

Entre los perfiles desactivados, se encuentra el del diario Granma, órgano del gobernante Partido Comunista de Cuba; la web Cubadebate, Radio Rebelde y el Canal Caribe; así como el programa televisivo Mesa Redonda, en el que Díaz-Canel se dirigió a los cubanos.

También se vieron afectadas cuentas personales de periodistas de estos medios o directivos, así como las cuentas del ministerio de Comunicaciones y las de funcionarios del gobierno.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Twitter señaló que estas cuentas habían violado las normas de la plataforma.

La Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), que aglomera a periodistas de medios oficiales, consideró lo ocurrido un "acto de censura masiva".

"No es la primera vez que usuarios cubanos de Twitter reportan problemas para ingresar a sus cuentas y reciben mensajes de que estas han sido bloqueadas (...). Lo nuevo es la masividad de este acto de guerra cibernética, obviamente planificado, que busca limitar la libertad de expresión de instituciones y ciudadanos cubanos, y silenciar a los líderes de la Revolución", señaló la UPEC en un comunicado.

El presidente Díaz-Canel, cuya cuenta permanece activa, compartió el mensaje de la UPEC:

Por su parte, el portal 14ymedio, gestionado por la prominente disidente Yoani Sánchez, criticó la postura de la UPEC.

"La organización demuestra una vez más su militancia al defender la libertad de expresión y los derechos de los comunicadores únicamente cuando se trata de los afines al oficialismo", dijo en un artículo.

"Ninguno de los medios independientes cubanos goza de reconocimiento gubernamental y, desde la aprobación de la nueva ley de informatización, el pasado julio, se penaliza por 'difundir, a través de las redes públicas de transmisión de datos, información contraria al interés social, la moral, las buenas costumbres y la integridad de las personas', lo que, de facto, ilegaliza los medios digitales que, con la anterior normativa analógica lograban sortear algunas de las restricciones", añadió.

Las razones de Twitter

Desde Twitter no explicaron de qué manera estas cuentas habían violado su normativa.

Sin embargo, preguntado por lo ocurrido, un portavoz de la red social señaló que las políticas contra la manipulación de la plataforma prohíben a los usuarios amplificar una conversación o minarla usando múltiples cuentas.

Los propietarios de las cuentas suspendidas fueron contactados para explicarles el motivo de la decisión, según la firma.

El presidente ejecutivo y cofundador de Twitter, Jack Dorsey, visitó recientemente Cuba y desde el ministerio de Exteriores solicitaron públicamente que dé una explicación de lo ocurrido, informó el periodista de la BBC en La Habana, Will Grant.

Derechos de autor de la imagen Huw Evans picture agency
Image caption Miguel Díaz-Canel culpabiliza al gobierno de Estados Unidos de la situación actual.

En una comparecencia en el programa Mesa Redonda este miércoles, Díaz-Canel advirtió de posibles cortes de luz o del suministro de combustible, y dijo que se trataba de una situación "coyuntural".

El presidente informó que hasta el 14 de septiembre no entrarán barcos con combustible al puerto de La Habana y que después no llegarían hasta finales de septiembre, pero que en cualquier caso las contrataciones para asegurar el suministro en octubre "están garantizadas".

Reconoció, además, que el gobierno implementaría medidas de emergencia para afrontar la situación y no descartó la posibilidad de "apagones" después del domingo.

El presidente responsabilizó al gobierno de Estados Unidos de la situación, de la que dijo que "está actuando con mayor agresividad que nunca".

"Todo se trata de un plan genocida para afectar la calidad de vida de la población cubana, su progreso y sus esperanzas", sostuvo.

Derechos de autor de la imagen Huw Evans picture agency

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado