Raúl Escobar Poblete: "comandante Emilio", el exguerrillero chileno condenado a 60 años de prisión en México

Raúl Escobar y su esposa.
Image caption El "comandante Emilio" llevaba una vida tranquila con su familia en San Miguel de Allende, mientras era buscado por la Interpol en más de 190 países. (Foto: Cortesía News San Miguel)

Este lunes la justicia mexicana confirmó la sentencia que condena a Raúl Escobar Poblete, mejor conocido como el "comandante Emilio", a 60 años de prisión por secuestro agravado.

Con este veredicto, la Fiscalía mexicana ratifica la decisión tomada en junio en la que el exguerrillero chileno fue encontrado culpable por el secuestro de Nancy Michelle Kendall, una ciudadana franco-estadounidense.

Michelle Kendall fue secuestrada en San Miguel de Allende en marzo de 2017 y el comandante Emilio y sus cómplices le mutilaron un dedo meñique, como método de extorsión para obligar a sus familiares a pagar un rescate.

Pero el exguerrillero fue detenido dos meses después cuando intentaba recolectar la alta suma de dinero solicitada.

Su arresto causó revuelo en México. Escobar era buscado por la Interpol en más de 190 países, mientras vivía tranquilamente en ese país bajo la identidad de Ramón Alberto Guerra Valencia.

Según medios locales, el "comandante Emilio" tenía credencial para votar, licencia de conducir y había vivido en el país por 10 años.

Raúl Julio Escobar Poblete nació en la capital chilena, Santiago, el 17 de octubre de 1963.

Hijo de un periodista y de una profesora, Escobar quedó huérfano de padre a los nueve años de edad.

Con tan solo 24 años, el joven se unió al Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), una organización guerrillera chilena creada en 1983 para luchar contra el gobierno de Augusto Pinochet.

Según informes de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI), Escobar se habría incorporado al grupo luego del asesinato de la frentista Elizabeth Escobar Mondaca, en la Operación Albania en junio de 1987, donde doce miembros del FPMR murieron a manos de agentes de la Central Nacional de Informaciones.

De acuerdo con la policía, Escobar Mondaca era la tía paterna del comandante Emilio, no obstante los familiares de ambos niegan que exista tal parentesco.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El "comandante Emilio" vivía en uno de los sectores más acomodados de San Miguel de Allende, y era conocido en la localidad por su afición por el fútbol.

Ayudó en la "fuga del siglo"

Como miembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, el "comandante Emilio" habría cometido varios crímenes.

del partido político de derecha UDI

El santiaguino es sindicado como uno de los autores del asesinato del exsenador y fundador del partido político de derecha UDI, Jaime Guzmán, y es acusado de haber actuado como jefe del comando de "Operación Vuelo de Justicia", en la que logró liberar, con ayuda de un helicóptero, a militantes del FPMR que se encontraban detenidos en la Cárcel de Alta Seguridad de Santiago.

El "comandante Emilio" también es inculpado por haber participado en un atentado con cohete contra la residencia en Santiago del personal de seguridad de la embajada de Estados Unidos en 1991.

Escobar fue encarcelado por unos pocos meses en 1987 por su participación en en un asalto fallido a un departamento en la avenida Pocuro, en Santiago de Chile.

Luego de su liberación, adoptó como seudónimo de guerra el nombre de Emilio, que más tarde se convertiría en "comandante Emilio.

Image caption Interpol lo buscaba en 190 países, fue detenido en México. Su pareja fue capturada en España. (Foto: Interpol)

"Ramón Guerra Valencia"

El 30 de mayo de 2017, el "comandante Emilio" fue detenido por el secuestro de la ciudadana franco-estadounidense Nancy Michelle Kendall, tras la denuncia de un taxista.

"Emilio" le había pedido al chofer que entregara un paquete en una dirección y le pagó cerca de US$26 dólares,

Una cantidad excesiva para el tramo que tendría que recorrer.

La cantidad de dinero había generado sospechas, pero el taxista tomó la decisión de llamar a la policía cuando se dio cuenta que el hombre que le había encargado el paquete lo estaba siguiendo.

Una vez capturado, los efectivos policiales mexicanos le preguntaron su nombre y el sospechoso no dudó en responder: "Ramón Guerra Valencia".

Pero tras el estudio de sus huellas dactilares, se descubrió que su identidad real era Raúl Escobar Poblete, un hombre de 53 años, de nacionalidad chilena.

En su vida pública llevada tranquilamente en uno de los sectores más acomodados de San Miguel de Allende, en el centro de México, el "comandante Emilio" era conocido por ser un aficionado del futbol.

Pero lo que muchos no sabían era que en privado lideraba una red de secuestradores que pedía altas sumas de dinero en dólares para liberar a sus víctimas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Como miembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, el "comandante Emilio" habría asesinado varias personalidades políticas cercanas a Pinochet.

Para Alberto Nájar, periodista de BBC Mundo en México, el caso del "Comandante Emilio" es uno de los más emblemáticos en la ola de violencia que padece México desde hace más de una década.

"Escobar Poblete y su banda realizaron algunos de los secuestros de mayor impacto en los últimos años. El más conocido fue el del excandidato presidencial Diego Fernández de Cevallos, quien permaneció varios meses en una casa de seguridad", asegura.

"El político comentó, después de su liberación -no se sabe el monto del rescate- que sus captores 'hablaban como profesores universitarios".

Solicitado por la justicia chilena

Raúl Escobar Poblete ha sido buscado por décadas en su país natal y desde su captura las autoridades chilenas han pedido su extradición.

Pero luego de que México la concediera finalmente el 26 de noviembre de 2018, el "comandante Emilio" luchó en tribunales para no ser enviado a su país natal.

Poco después, un juez federal mexicano otorgó la suspensión provisional de la extradición del exguerrillero.

Hasta ahora, los intentos de Chile de obtener la extradición de Escobar han sido infructuosos, pero todo apunta a que Santiago no descansará hasta que el "comandante Emilio" sea juzgado por la justicia chilena.

Derechos de autor de la imagen Getty Images

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado