Elecciones en Bolivia: el conteo preliminar sitúa a Evo Morales como virtual ganador sin necesidad de segunda vuelta y en medio de denuncias de fraude

Evo Morales Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Evo Morales es el presidente con mayor tiempo en el poder en América Latina.

¿Un cuarto mandato de Evo Morales?

Después de más de 24 horas de suspenso, el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia (TSE) actualizó este lunes los datos del recuento rápido, señalando una estrechísima victoria para Morales, quien revalidaría su cargo sin necesidad de segunda vuelta.

Con más del 95% del voto del recuento preliminar escrutado, Morales, el presidente latinoamericano que ha estado más tiempo en el poder sin interrupciones (13 años), obtenía un 46,86% por el 36,72% del expresidente Carlos Mesa.

Para evitar una segunda vuelta, Morales requería superar el 40% y sacar al menos un 10% de ventaja al segundo. Con este resultado, es un 0,1% lo que da la victoria al actual mandatario.

Según estos datos del sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), Morales se aseguraría un cuarto mandato y ser presidente del país hasta 2025.

El TREP se nutre de fotografías de las actas enviadas desde las mesas. En paralelo, el TSE ha pasado el día alimentando el escrutinio con las actas.

El parón de 24 horas y el anuncio con la ventaja de Morales al retomar ese recuento generaron desconfianza y duras críticas contra el TSE.

Mesa denunció un "fraude escandaloso" y tachó al TSE de "vergüenza para el país".

Derechos de autor de la imagen Boris Miranda
Image caption El Tribunal Supremo Electoral suspendió el domingo abruptamente el conteo preliminar y lo reanudó este lunes.

La Organización de Estados Americanos (OEA), por su parte, manifestó su preocupación por lo acontecido e instó al órgano electoral boliviano a "defender la voluntad ciudadana" de manera "ágil" y "transparente".

"Mantenemos la esperanza de que el resultado del cómputo definitivo se apegue a la voluntad de los electores manifestada en las urnas y se respete la integridad de voto", expresó el jefe de misión de observación de la OEA, Manuel González, en una rueda de prensa en La Paz.

Tras haber obtenido un sorprendente segundo puesto en 2002, el presidente boliviano, Evo Morales, siempre había ganado en primera vuelta con una holgada mayoría. En 2005, tuvo el 53,72% de los sufragios, del 64,22% en 2009 y del 63,36 % en 2014.

Duras críticas

En las afueras del hotel donde el TSE instaló su cuartel general, una multitud de seguidores de Mesa se concentró para denunciar el fraude y manipulación de los resultados.

"Confiamos que la ciudadanía no va a aceptar este resultado tergiversado y amañado", señaló Mesa en declaraciones a periodistas.

El candidato llamó a los observadores de la OEA y la Unión Europea (UE) a pronunciarse.

Mesa dijo que la UE, que aportó financiación para el TREP, "se ha convertido en un instrumento para robarle la elección, no a Carlos Mesa, a toda Bolivia".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Seguidores de Mesa protestaron ante el hotel en La Paz donde el TSE estableció su base.

José Antonio Quiroga, miembro de Comunidad Ciudadana, la formación de Mesa, señaló a BBC Mundo que su frente se plegará a otras plataformas que anunciaron desobediencia civil en caso de que se oficialice que Evo Morales seguirá siendo presidente de Bolivia entre 2020 y 2025.

Seguidores de Evo Morales también llegaron a los alrededores de la base del TSE en la capital.

Tras horas de cruces de cánticos y conatos de enfrentamientos, empezaron a celebrar la victoria como si ya fuera un hecho, informó el periodista de BBC Mundo enviado a La Paz, Boris Miranda.

"Cambio drástico y difícil de explicar"

En un comunicado emitido este lunes por la noche, la misión de observación electoral de la OEA manifestó su "profunda preocupación y sorpresa por el cambio drástico y difícil de justificar en la tendencia de los resultados preliminares conocidos tras el cierre de las urnas".

Los datos ofrecidos por el TSE tras el parón de 24 horas, según la OEA, presentan un "cambio inexplicable de tendencia que modifica drásticamente el destino de la elección y genera pérdida de confianza en el proceso electoral".

"Oportunamente, la misión [de la OEA] dará un informe con recomendaciones de cara a una segunda vuelta", agregó.

Fuentes del gobierno informaron que el presidente no tenía intención de comparecer públicamente este lunes.

El mandatario, no obstante, sí que salió a hablar la noche del domingo para dar por segura la victoria una vez el voto rural se incorporara al recuento, a pesar de que el recuento parcial apuntaba a una segunda vuelta.

"Ganamos una vez más, son cuatro elecciones consecutivas que ganamos, es histórico e inédito", manifestó.

"El esfuerzo, el compromiso con Bolivia no ha sido en vano, hemos enfrentado tantas mentiras, pero igual el pueblo boliviano se ha impuesto para continuar con el proceso de cambio".

Protestas en varias ciudades

La suspensión de la divulgación del TREP durante casi 24 horas y su repentina actualización con datos favorables a las reelección de Morales despertaron una ola de protestas en varias ciudades del país.

En la Paz, la policía reprimió con gases lacrimógenos a los manifestantes que se encontraban frente al hotel donde está instalado el Tribunal Supremo Electoral.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Las autoridades usaron gas pimienta contra los manifestantes en La Paz.

En Cochabamba, hubo un enfrentamiento entre la policía y un grupo de personas intentó ingresar en el recinto donde está instalado el centro de cómputo del Tribunal Electoral Departamental, según informó el diario Los Tiempos.

De igual modo, en Sucre, capital de Chuquisaca, un conjunto de manifestantes causó destrozos y quemó la sede del Tribunal Electoral de ese departamento, según mostraron imágenes transmitidas por televisoras locales.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption En muchas ciudades, la policía recurrió a los gases lacrimógenos para contener las protestas.

Según informó el periódico La Razón, también se registraron protestas violentas frente a la gobernación de Oruro.

En Santa Cruz de la Sierra, los opositores convocaron una vigilia permanente en defensa del voto. El Comité Cívico de esa ciudad, además, hizo llamamientos para un paro indefinido para protestar por los resultados electorales.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado