Familia LeBarón: al menos 9 muertos, entre ellos varios niños, en una violenta emboscada en el norte de México

Camioneta calcinada Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Así quedó el carro donde se transportaban varias de las víctimas.

Al menos nueve miembros de una comunidad mormona instalada desde hace varias décadas en el norte de México fueron asesinados este lunes después de sufrir una emboscada por parte de un escuadrón de personas armadas.

La información fue confirmada por el secretario de Seguridad de México, Alfonso Durazo, que añadió que se trata de tres mujeres y seis menores de edad.

Y agregó que hay seis menores heridos, aunque su estado no reviste gravedad, y una niña desaparecida.

Julián LeBarón, activista e integrante de la familia, confirmó este martes a medios locales que la niña fue encontrada con heridas leves perdida en la zona tras caminar durante horas en busca de ayuda.

También contó que él mismo encontró a una de las supervivientes, una bebé de 7 meses de edad, gracias a que su madre la escondió en el piso del auto antes de salir y ser disparada.

La zona donde ocurrió el ataque está en disputa por grupos de narcotráfico, dijo el secretario Durazo. Uno de ellos es la banda de Los Salazar, vinculada al Cartel de Sinaloa.

De acuerdo a lo señalado por el funcionario, las causas del ataque aún se investigan. El convoy de camionetas en que viajaba la familia LeBarón "pudo haber sido confundido por los grupos que se disputan el control de la región", dijo el funcionario.

Derechos de autor de la imagen CBS news
Image caption "Fue una masacre", les dijo a varios medios Julián LeBarón, uno de los integrantes de la familia.

Los miembros de la familia hablaron con los medios locales y señalaron que tres madres viajaban con sus 14 niños desde un asentamiento mormón en la localidad de Bavispe, en el estado de Sonora, hacia otro conocido como La Mora, en el estado de Chihuahua.

Se cree que la mayoría de las víctimas son ciudadanos estadounidenses.

Derechos de autor de la imagen LatinContent
Image caption Julián LeBarón es uno de los miembros más reconocidos de la familia.

"Una masacre"

"Fue una masacre", les dijo a varios medios Julián LeBarón.

Lafe Langford Jr., otro miembro de la familia, compartió en redes sociales un video del auto calcinado con el siguiente mensaje: "Somos una comunidad de ciudadanos estadounidenses que viven y trabajan entre México y Estados Unidos, mientras estamos bajo el ataque de los carteles".

"Hemos estado solicitando a las embajadas estadounidenses en México todo el día. Necesitamos que esto sea compartido y el mundo entero pueda presenciar los terribles actos inhumanos y brutales que se han cometido contra nosotros hoy", agregó.

Posteriormente, las autoridades mexicanas confirmaron la muerte de los nueve miembros de la familia.

"El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que ha adoptado una política de no violencia y no confrontación con los poderosos carteles del país, pero sus críticos lo acusan de carecer de una estrategia de seguridad coherente", indicó el corresponsal de la BBC Will Grant.

"La presión sobre el gobierno está creciendo después de un episodio vergonzoso el mes pasado, cuando la policía en Sinaloa liberó al Ovidio Guzmán López, 'El Ratón', hijo del narcotraficante preso Joaquín Guzmán Loera, 'El Chapo', luego de que sus hombres los superaran", añadió.

"Sin prisa"

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Alfonso Durazo, secretario de Seguridad del gobierno de AMLO, indicó que la masacre pudo ser causada por una "confusión".

El presidente López Obrador insistió en que todavía se reúne la información para determinar lo que sucedió en la zona: "Que no se elaboren hipótesis a la carrera, con prisa, y se vaya a cometer una imprudencia", insistió.

De acuerdo con el secretario de Seguridad, Julián Le Barón dijo a las autoridades que no se puede afirmar que el ataque esté vinculado con su familia.

En su cuenta de Twitter, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ofreció ayuda "contra esos monstruos", en referencia a los agresores de la familia Le Barón.

También dijo que esperaba una llamada "del nuevo gran presidente" de México.

En respuesta, López Obrador dijo que revisará los convenios con ese país para determinar en qué puede haber colaboración, aunque descartó que se permita la presencia de agentes estadounidenses en territorio mexicano.

"No necesitamos de gobiernos extranjeros para resolver esos casos", manifestó.

"Tenemos que actuar con independencia de acuerdo con nuestra Constitución. Voy a hablar con el presidente Trump para agradecer su apoyo".

La familia LeBarón

De acuerdo a varios medios, la familia LeBarón llegó a México en la década de 1920 y se estableció en el estado de Chihuahua.

Aunque pertenecían originalmente a la Iglesia mormona, de acuerdo al periódico mexicano El Diario de Chihuahua, sus miembros se separaron de ella porque no querían dejar la práctica de la poligamia.

En 2009, la comunidad ganó la atención nacional debido al secuestro de uno de sus miembros, Erik LeBarón. La familia se negó a pagar el rescate del joven de 17 años. Finalmente fue liberado.

Pero ese mismo año, dos integrantes del clan fueron asesinados como un mensaje de advertencia por el papel que desempeñaron para conseguir su puesta en libertad.

La comunidad es reconocida por su activismo en una región que es controlada por varios grupos afiliados a carteles de la droga, que operan en la frontera con Estados Unidos.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado