Familia LeBarón: qué se sabe de la banda La Línea, señalada por las autoridades como la responsable de la emboscada que dejó 9 muertos

Los familiares de las víctimas frente a uno de los vehículos que resultó incendiado en la emboscada. Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Los familiares de las víctimas frente a uno de los vehículos que resultó incendiado en la emboscada.

El gobierno mexicano identificó a la banda de narcotráfico La Línea como el presunto responsable de la masacre contra miembros de la familia LeBarón, donde murieron tres mujeres y seis menores de edad.

El ataque ocurrió en el contexto de una disputa que sostiene el grupo con la banda conocida como Los Salazar, vinculada según la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana con el Cartel de Sinaloa.

La información se presentó este miércoles por el jefe del Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Homero Mendoza Ruiz, durante un informe sobre las investigaciones del ataque.

"Una confusión"

Horas antes de la masacre en la ciudad de Agua Prieta, Sonora, ocurrió un enfrentamiento entre los grupos rivales.

La población es fronteriza con Estados Unidos, y se encuentra en la misma región donde ocurrió la emboscada.

Tras el incidente, la banda de La Línea envió grupos armados a los caminos cercanos para impedir el paso de sus rivales a Chihuahua, indica el informe oficial.

Derechos de autor de la imagen CBS news
Image caption Entre las víctimas, hubieron seis menores.

Los sicarios se desplegaron en las brechas y carreteras que comunican la ciudad de Janos, Chihuahua, con Bavispe, Sonora, de donde partieron las víctimas.

"Se asume que esta célula, que la envían para detener cualquier incursión de algún grupo delictivo de Los Salazar a Chihuahua, es a la que se atribuye la materialización de las agresiones a la familia LeBarón", dijo Mendoza Ruiz.

Los indicios recabados por las autoridades indican que el ataque pudo ser una confusión pues los agresores dejaron ir a los menores de edad que sobrevivieron, añadió la fuente oficial.

Además, los vehículos en que viajaban las víctimas son similares a los que utilizan las bandas de delincuentes.

La Línea

La Línea era uno de los grupos armados del Cartel de Juárez que por varias décadas fue uno de los más importantes del país.

De acuerdo con especialistas, originalmente la banda se formó con policías locales que colaboraban con el entonces líder del Cartel, Vicente Carrillo Fuentes "El Viceroy".

Los agentes alertaban sobre operaciones militares o de corporaciones federales en la ciudad, vecina de El Paso, Texas.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Miembros de la familia LeBarón ante uno de los vehículos quemados tras la emboscada.

También ofrecían seguridad a cargamentos de droga que se almacenaban en la población mientras cruzaban la frontera, aseguran los expertos.

Y gracias a su desempeño policíaco, también contaban con información de quienes operaban en las calles, especialmente traficantes al menudeo y otros delincuentes.

De hecho el nombre de la banda tiene su origen en el perfil de sus fundadores, señala Carlos Rodríguez Ulloa, de la organización Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (Casede).

"En principio eran expolicías municipales de Ciudad Juárez que tenían una jerarquía y disciplina de control", explica a BBC Mundo.

"Entonces marcaban línea, es decir, daban una orden y se cumplía porque se cumplía".

A partir de 2007, uno de los líderes del Cartel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera "El Chapo" organizó varias operaciones para apoderarse de las rutas de tráfico en la región Juárez-El Paso.

Es uno de los mercados más importantes para la delincuencia organizada.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La Línea surgió para confrontar el asedio de Joaquín Guzmán Loera "El Chapo" a Ciudad Juárez.

De acuerdo con la agencia antidrogas de Estados Unidos, la DEA, por esa parte de la frontera cruza el 70% de la cocaína que se consume en su país.

En este escenario La Línea se convirtió en uno de los principales grupos armados del Cartel de Juárez, según informes de la entonces Secretaría de Seguridad Pública (hoy SSPC).

En alianza con la pandilla "Barrio Azteca" -integrada entre otros por pandilleros mexicanos deportados de Estados Unidos-, La Línea enfrentó el asedio del Cartel de Sinaloa.

Para combatir en las calles de Ciudad Juárez, "El Chapo" también reclutó a deportados, quienes se integraron en la pandilla llamada "Los Artistas Asesinos".

"Se comió al Cartel de Juárez"

La disputa por las rutas de narcotráfico duró varios años y provocó uno de los períodos más violentos en la historia de la ciudad fronteriza.

Más de 10.000 personas fueron asesinadas entre 2008 y 2012, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Por la cantidad de homicidios per cápita que se cometieron -un promedio de 139 por cada 100.000 habitantes- la localidad fue considerada en 2008 y 2009 como la ciudad más violenta del mundo.

Un episodio dramático de esta guerra fue el ataque a una fiesta de estudiantes en el barrio Villas de Salvárcar en enero de 2010, donde murieron 15 jóvenes y otros 12 resultaron heridos.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Miembros del Cartel de Sinaloa protagonizaron recientemente una ola de violencia en Culiacán, en una operación de las autoridades para detener a un hijo de El Chapo.

En los años siguientes, el Cartel de Juárez se debilitó por operaciones de los gobiernos de México y Estados Unidos, y también por los ataques de "El Chapo" Guzmán y sus aliados.

Así, la influencia de la organización se limitó a la ciudad fronteriza, según datos oficiales. Pero no sucede lo mismo con La Línea que se apropió del terreno de su antiguo aliado.

"Como un actor bien posicionado asumió esos roles y responsabilidades y ahora tiene el control de las rutas y las plazas", explica el investigador de Casede.

"Creció hasta comerse al Cartel de Juárez y convertirse hoy en el principal representante" del tráfico en Chihuahua.

Reclutamiento forzado

En los últimos años, La Línea mantiene casi la misma forma de operación que en sus inicios.

Por ejemplo, el grupo amenaza a policías municipales de Chihuahua para forzarlos a colaborar con ellos. Es una de las razones por las que la cantidad de policías asesinados en el estado es mayor al promedio nacional porque no todos aceptan, según el investigador Rodríguez Ulloa.

Lo mismo ocurre con las corporaciones de estados vecinos como Sonora a donde el grupo extendió su influencia.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption López Obrador aseguró que se encontrará a los responsables del asesinato.

La estrategia es controlar las rutas de narcotráfico, algunas de las cuales provienen directamente de la zona conocida como Triángulo Dorado.

Es una región montañosa entre los estados de Durango, Sinaloa y Chihuahua, que es una de las mayores productoras de heroína y marihuana.

Al mismo tiempo, La Línea aumentó sus niveles de violencia y una muestra fue la masacre contra parte de la familia LeBarón, ocurrida en los límites de Sonora y Chihuahua.

"Atacar mujeres y niños de esa manera -porque no es solamente disparar a mansalva sino quemaron vehículos y ejecutaron a las personas- habla de saña innecesaria", considera el investigador.

Un problema en crecimiento. La región donde ocurrió el ataque es una de las más disputadas por las organizaciones de narcotráfico. Y hasta ahora las señales indican que la "guerra" no terminará en corto plazo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado