"Evo Morales debe responder a la justicia porque se fue de la manera más cobarde": Jeanine Áñez, presidenta interina de Bolivia en exclusiva con la BBC

Jeanine Áñez.
Image caption La abogada de 52 años de edad era vicepresidenta del Senado a nombre de la oposición.

Para la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, Evo Morales no solo incumple con su condición de asilado político en México.

La autoridad, que lleva apenas unos días en el cargo, sostiene en una entrevista exclusiva con la BBC que el exmandatario debe volver al país, rendir cuentas ante la justicia y añade que "se fue de la manera más cobarde" de Bolivia.

En su tercer día en el Palacio de Gobierno de La Paz, Áñez ya cambió a todo el alto mando militar policial del país, tomó juramento de sus ministros y anunció las prioridades de su administración: renovar las autoridades electorales de toda Bolivia y entregar el poder a un nuevo mandatario proveniente de "elecciones justas y transparentes".

Desde México, Evo Morales la calificó como "presidenta autoproclamada" y de consumar el golpe de Estado que, según él, acabó con su mandato de casi 14 años.

Áñez le responde que él es el verdadero responsable de la crisis que detonó su renuncia tras las elecciones señaladas de fraudulentas el pasado 20 de octubre.

A continuación, el diálogo de la mandataria interina con la BBC.

Poco antes de la renuncia de Evo Morales, los militares le pidieron su dimisión. Luego, un día después, el expresidente salió en un avión rumbo a otro país. ¿Su llegada al gobierno no suena a un retorno a los tiempos de los golpes militares en América Latina?

Sin duda que no, porque son tiempos diferentes. Los golpes de Estado se dan en otro tipo de situaciones. Lo que ha habido en Bolivia es un reclamo ciudadano al voto que ha emitido en las urnas.

No es la primera vez que sucede. En una anterior oportunidad, Evo Morales nos llevó a un referéndum (preguntando si podía buscar un cuarto mandato) y el pueblo le dijo que no. No respetar el voto es un mecanismo de conducta que tienen los gobiernos del socialismo del siglo XXI.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En tres días en el Palacio de Gobierno de La Paz, Áñez ya cambió a todo el alto mando militar policial del país y tomó juramento de sus ministros.

Lo sucedido en el referéndum se puede criticar o no, pero usted no tuvo quórum en la Asamblea Legislativa (Congreso) cuando fue posesionada como presidenta. Los diputados del partido de Evo Morales no pudieron entrar. ¿Qué legitimidad puede reclamar usted al llegar al poder en estas condiciones?

Una aclaración primero. Los parlamentarios del partido de Evo Morales no quisieron entrar a la sesión, no fue que no fueron permitidos. Seguramente por una instrucción política, ellos decidieron no asistir a esa sesión.

Bolivia en ese momento tenía ausencia de autoridad y el caos estaba en todo el país. La sucesión constitucional establece que ante esas ausencias tiene que asumir al que le toca en el rango de autoridad y eso recaía en mi persona.

Si ellos no quisieron asistir para viabilizar una nueva elección y ante la serie de renuncias teníamos que aplicar la Constitución porque eso lo demandaba el pueblo.

Todavía parece que son muchos los bolivianos que no la reconocen, y tal vez nunca la reconozcan, la legitimidad de su mandato…

El pueblo boliviano reclamaba el derecho que tiene de elegir a sus autoridades. Esa fue la génesis de toda esta movilización.

Evo Morales nos llevó el 20 de octubre a unas elecciones y lo que vio el pueblo fue un fraude descarado. El informe de la auditoría que elaboró la Organización de Estados Americanos nos demostró que lo que hubo fue una estafa al pueblo boliviano. Eso fue lo que provocó que salgamos a las calles.

Evo Morales no ganó las elecciones, quería imponerse a la fuerza.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Evo Morales, asilado en México, calificó a Áñez como "presidenta autoproclamada".

Al respecto, hemos visto que la policía actúa con mucha fuerza en las calles de La Paz y El Alto. ¿Qué dice usted del comportamiento de la policía en estos días?

Yo debo resaltar la actitud de los policías, porque lo que había en la calle era vandalismo. Había una incitación a la violencia por parte del partido que estaba en función de gobierno e incluso ahora de Evo Morales, que no respeta las restricciones en su calidad de asilo que le dio México.

Desde allá él incita a la violencia. Por eso valoro la actitud de la policía en estos momentos, porque son momentos de sedición los que todavía vivimos en el país.

Usted ha señalado que su gobierno es de transición y cuyo objetivo es llamar a nuevas elecciones con autoridades electorales idóneas. Eso significaría renovar el Tribunal Supremo Electoral y los Tribunales Departamentales Electorales. La ley vigente en Bolivia indica que antes de llevar a cabo elecciones presidenciales se deben realizar primarias entre los partidos. El presente período constitucional vence el 22 de enero de 2020. ¿Cree que se va a lograr hacer todo eso en los plazos establecidos?

Es la exigencia de la ciudadanía en el entendido de que hemos pasado por procesos complicados como consecuencia de que autoridades del Tribunal Electoral han sido parte del Poder Ejecutivo. Obedecían órdenes que venían del poder político.

Si ellos hubiesen actuado con imparcialidad, todo este caos se hubiera evitado en el país. Ahora estamos viviendo una etapa de transición, que no es normal, y el pedido de la mayoría de los bolivianos es tener autoridades electorales que nos garanticen elecciones imparciales. Por eso nosotros haremos el esfuerzo, porque es una demanda ciudadana.

¿Entonces cree que le va a alcanzar el tiempo para cumplir con todas estas exigencias y realizar unas nuevas elecciones antes del final del período constitucional?

Lo que pretendo es que los bolivianos tengan gobernantes elegidos de manera transparente. Ahora buscaremos nosotros nuevos mecanismos para que las personas que administren los procesos electorales sean profesionales calificados.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Áñez dijo que sus prioridades son renovar las autoridades electorales de toda Bolivia y convocar elecciones.

En los futuros comicios, ¿qué debería pasar con Evo Morales?

Si se prueba el delito electoral tiene que tener su sanción y una de ellas es que el partido de Evo Morales pierda su personería jurídica.

En su momento se sabrá cuáles serán las sanciones a este fraude electoral que se produjo el 20 de octubre. Evo Morales ahora juega a la víctima y no es correcto lo que él dice. Es una actitud demasiado canalla la que toma.

¿Usted cree que Evo Morales podría volver a ser candidato a la presidencia de Bolivia?

Probablemente no pueda ser más candidato si se prueba que él cometió delito electoral. Para que haya un delito electoral tiene que haber un autor material y un autor intelectual.

Evo Morales debería tener una sanción ejemplar porque los bolivianos no merecemos pasar por esto cuando la democracia nos ha costado tanto.

Usted nos acaba de señalar que Evo Morales no respeta su condición de asilado en México. ¿Qué es lo que corresponde en esta situación?

Debe responder a la justicia porque se fue de la manera más cobarde. Él sabe que tiene que responderle a la justicia del país y además está rompiendo todos los protocolos del asilo porque hace política abiertamente y él no está permitido de hacer política en su condición.

Además, en el gobierno de Evo Morales se denunciaron muchísimos casos de corrupción que quedaron en total impunidad. Eso es algo que también nosotros tenemos pendiente al margen del delito electoral del 20 de octubre. Como ellos tenían cooptada la justicia del país no prosperaron las denuncias en todo este tiempo.

En redes sociales han realizado críticas contra usted y la han señalado de racista. ¿Usted se considera una persona así?

Acá se usa mucho la falsificación en redes sociales para descalificar a una persona. Ellos (los partidarios de Evo Morales) tienen algo que le llaman los "guerreros digitales" que se ocupan de eso.

Yo jamás he sido racista porque me considero común y corriente, no tengo ningún privilegio como para discriminar. Vengo de un pueblo muy chiquito y de un departamento con muchas necesidades.

Evo Morales ha incentivado la división. Nos insultan de neoliberales, nos insultan de oligarcas con el propósito de crear enemigos internos y enfrentarnos.

Image caption Añez se juramentó en una sesión relámpago de la asamblea, respaldándose en una decisión del Tribunal Constitucional.

Hemos visto que la gente que protesta ahora en La Paz, seguidores de Evo Morales, reclama porque la wiphala indígena llegó a ser quemada. ¿Usted respeta la wiphala como símbolo de Bolivia?

Evidentemente es una representación del occidente de mi país. Lo que pasa es que Bolivia es muy diversa y nosotros también tenemos nuestra propia bandera. Es la bandera del patujú y, de hecho, ahora es la primera vez que está en Palacio de Gobierno.

Por eso yo respeto mucho las culturas de los diferentes departamentos y la wiphala está reconocida como un símbolo por nuestra Constitución.

¿Usted piensa presentarse como candidata en las siguientes elecciones?

No tengo ese deseo. El objetivo que tengo es llevar adelante unas elecciones transparentes con profesionales que no tengan que rendirle cuentas a ningún partido político porque eso en el país ha sido muy dañino.

El presidente Morales destruyó la institucionalidad democrática en el país. Por eso decimos que ese es el comportamiento de todos los socialistas del siglo XXI. Tienen un mismo manual de conducta y por eso nosotros decíamos "esa película ya la vimos en Venezuela, en Nicaragua o en Cuba".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado