Deforestación en el Amazonas: la selva de Brasil sufre la mayor pérdida de vegetación desde 2008

Un hombre al lado de un tronco caído en la Amazonía brasileña, en 2015. Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Algunos científicos sostienen que la Amazonía ha sufrido pérdidas aceleradas desde que Jair Bolsonaro asumió la presidencia.

El Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe) de Brasil dio este lunes una noticia alarmante sobre la Amazonía de ese país.

La deforestación en la selva amazónica de Brasil entre agosto de 2018 y julio de 2019 fue de 9.762 kilómetros, un aumento de un 29,5% con respecto al mismo periodo del año anterior.

La pérdida de vegetación es la más alta registrada desde 2008, año en que superó los 12.000 kilómetros cuadrados.

El ministro de Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, dijo en una conferencia que "el aumento de la deforestación muestra la necesidad de una nueva estrategia para combatir la tala ilegal, la minería y la ocupación de tierras".

Salles anunció también que se reuniría con los gobernadores de los estados amazónicos este miércoles, para debatir medidas contra la deforestación.

Graves incendios

La medición de la deforestación se difunde meses después de que una ola de incendios -especialmente entre agosto y septiembre- devastara extensas áreas de la Amazonía.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La deforestación en la selva Amazónica de Brasil es la más alta registrada desde 2008.

En 2019, se registraron más de 80.000 incendios en toda la selva amazónica (que comparten nueve países de América del Sur), lo que generó preocupación internacional.

Como la selva tropical más grande del mundo, la Amazonía es un almacén de carbono que ralentiza el ritmo del calentamiento global. El 60% de esa zona natural se encuentra en Brasil.

Entre enero y agosto, los incendios forestales en todo Brasil aumentaron en más de 80% con respecto al mismo periodo de 2018, de acuerdo al Inpe. Más de la mitad de estos incendios se desataron en la Amazonía brasileña.

Aunque de acuerdo a la NASA, la cantidad de fuegos que ardieron solo en la Amazonía de Brasil fue ligeramente menor que en otros años.

Pérdidas aceleradas

Sin embargo, algunos científicos sostienen que la Amazonía brasileña ha sufrido pérdidas aceleradas de vegetación desde que Jair Bolsonaro asumió el cargo en enero y afirman que el presidente favorece el desarrollismo sobre la conservación.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En total, la selva amazónica brasileña perdió 9.762 kilómetros cuadrados de vegetación entre agosto de 2018 y julio de 2019.

Durante la última década, los gobiernos anteriores en Brasil habían logrado reducir la deforestación con la acción concertada de las agencias federales y un sistema de multas.

Pero Bolsonaro y sus ministros han criticado las sanciones y en lo que llevan de gestión, se ha registrado una caída dramática en las confiscaciones de madera talada y en las condenas por delitos ambientales.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado