Qué se sabe del escándalo en Puerto Rico por la ayuda humanitaria del huracán María que se encontró vencida en un almacén

Puerto Rico Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Muchos de los bienes encontrados habían caducado.

En una isla que aún sufre por la devastación causada en 2017 por el huracán María, con una economía en ruinas y que en las últimas semanas estuvo remecida por terremotos, la ayuda humanitaria se vence y se pudre.

Y, como consecuencia, la ira y el descontento han vuelto a tomar las redes sociales y la vida cotidiana en Puerto Rico.

Todo comenzó el sábado pasado, cuando se descubrió un nuevo lote de provisiones, comida para bebé, medicina y otros útiles para situaciones de emergencia vencidos y sin distribuir.

Según confirmó el gobierno, se trata de parte de la ayuda que recibió la isla luego de que el huracán María barriera gran parte de su territorio en 2017 y dejara unos 3.000 muertos (según cifras oficiales) y miles de damnificados.

Pero dos años después, miles de botellas de agua y de comida se habían echado a perder sin ser distribuidas y se llenaban de polvo y mugre en un almacén en la ciudad de Ponce, en el sur, que ha sido seriamente afectada por los temblores que se reportan desde finales de diciembre.

Cuando un bloguero local lo denunció, decenas de habitantes de la comunidad rompieron los candados, entraron al almacén y comenzaron a repartir la ayuda entre los damnificados de los terremotos.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Puerto Rico sufre una secuencia de sismos desde finales de diciembre de 2019.

Las críticas generalizadas llevaron a la gobernadora Wanda Vázquez a despedir al jefe de la Oficina de Manejo de Emergencias y a los secretarios de Familia y Vivienda.

Pero los tres despidos en menos de 24 horas no han logrado calmar el descontento en una isla que vivió a mediados del año pasado una serie de protestas que llevaron a la renuncia del entonces gobernador Ricardo Rosselló.

"Hay mucha gente que está pidiendo la renuncia del nuevo gobierno, porque mucha gente cree que la responsabilidad no queda en los que despidieron", dijo a la BBC Lorenzo Delgado, el bloguero que descubrió el almacén donde se guardaban los bienes.

¿Cómo se descubrió?

Delgado, quien es conocido en Puerto Rico como "el León Fiscalizador" por sus denuncias sobre la corrupción gubernamental, contó a la BBC que unas fuentes le revelaron la existencia del almacén con la ayuda del huracán.

"Entonces hice guardia allí por dos días hasta que comprobé lo que había adentro", asegura.

Su trasmisión a través de Facebook llevó a decenas de personas hasta el lugar, donde rompieron las cerraduras y al entrar encontraron miles de botellas de agua, pañales, comida para bebé, radios de emergencia, baterías, carpas y otros útiles de primera necesidad.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Las personas comenzaron a distribuir la ayuda entre los afectados.

La situación generó un gran descontento, dado que Ponce se encuentra entre las más afectadas por los más de 2.000 eventos sísmicos que han estremecido la isla desde diciembre.

La alcaldesa de la ciudad, María Meléndez, aseguró que no tenía información sobre lo que había en el almacén y que nadie le habló de eso cuando solicitó ayuda para los afectados del terremoto.

"Todo el mundo sabe por lo que pasaron los alcaldes después del huracán María para tratar de obtener ayuda en nuestras ciudades y cómo hemos trabajado estas semanas para proporcionar suministros básicos a las personas afectadas por los terremotos. Los involucrados nos deben una explicación".

Sin embargo, Delgado cree que el gobierno en realidad estaba interesado en deshacerse de los bienes para evitar el escándalo.

"Lo que querían era sacarlos de ahí y tirarlo a la basura, querían esconderlo y tirarlo para ocultarlo de la prensa porque este es un año electoral", considera.

La isla caribeña, un estado libre asociado de EE.UU., elegirá un nuevo gobierno en noviembre próximo, dado que el puesto de Vázquez es interino producto de la renuncia de Rosselló.

¿Qué dijo el gobierno?

Vázquez condenó casi de forma inmediata lo sucedido y anunció el despido de Carlos Acevedo, director de la Oficina de Manejo de Emergencias de Puerto Rico.

En su lugar, nombró al mayor general José J. Reyes, el ayudante general de la Guardia Nacional de la isla.

"Hay miles de personas que han hecho sacrificios para llevar ayuda al sur y es imperdonable que se hayan mantenido recursos en un almacén", aseguró la gobernadora.

Un día después, a medida que el malestar social continuaba, pidió la renuncia de los los secretarios de Familia y Vivienda, aunque la implicación de estos últimos en el caso no trascendió.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Vázquez pidió una investigación sobre lo sucedido.

Acevedo, por su parte, desestimó como "una locura" cualquier insinuación de irregularidades en su gestión.

Según el exfuncionario, parte del agua se distribuyó al público cuando los huracanes Dorian y Karen amenazaron Puerto Rico el año pasado, pero alrededor de 80 paquetes, de un total de 600, se dejaron en el almacén porque se habían vencido.

"Es de suma importancia enfatizar que a ningún ciudadano se le ha negado ninguno de los artículos en el almacén", afirmó.

"En este momento no faltan ninguno de estos artículos y se están distribuyendo a las personas que lo necesitan. Esto puede corroborarse en los refugios y los campamentos base", dijo.

¿Qué pasa ahora?

Vázquez ordenó una investigación para aclarar lo sucedido y dio un plazo de 48 horas, que se cumplen este lunes, para presentar los resultados.

Según dijo, en dependencia de lo que se encuentre, los funcionarios destituidos podrían ser objeto de un proceso judicial por su papel en la falta de entrega de suministros.

El pasado viernes, la Casa Blanca autorizó el desembolso de más de US$8.000 millones de dólares en ayuda a la isla, de los fondos que había aprobado el Congreso y que el gobierno federal no había firmado más de dos años después.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Entre los bienes había comida y otros productos para niños.

Washington se ha mantenido reticente a descongelar los fondos por supuestos temores a que sean mal empleados por lo que Trump considera un "gobierno corrupto" en la isla.

Tras el descubrimiento del almacén Vázquez expresó su temor de que el hecho pueda ser utilizado para evitar que el dinero de la ayuda llegue a Puerto Rico.

¿Es la primera vez que ocurre?

No es la primera vez que se descubre ayuda del huracán que nunca se distribuyó y se echó a perder en Puerto Rico.

En septiembre de 2018 se encontraron miles de botellas de agua abandonadas en una finca que nunca fueron entregadas a la población.

Un mes antes, se localizaron 10 contenedores llenos con comida y otros artículos de emergencia y de primera necesidad que se habían abandonado en unas oficinas del gobierno y estaban infestados con ratas.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Miles de puertorriqueños están durmiendo en las calles por temor a las réplicas.

Toneladas de suministros recolectados y enviados por un residente del sur de la Florida tampoco se usaron luego de que se comprobara que el hombre había pagado con cheques falsos a compañías de vuelos chárter.

Las aerolíneas interpusieron un derecho de retención sobre los productos, que se mojaron y echaron a perder en el aeropuerto mientras miles de personas intentaban sobrevivir a los efectos del huracán.

¿Cuál es la situación de Puerto Rico?

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Harvard, más de 4.600 personas murieron como consecuencia del paso del huracán María, aunque el gobierno -que mantuvo por meses que solo hubo 64 víctimas- solo reconoce 2.975.

Gran parte de la infraestructura quedó devastada, las pérdidas ascendieron hasta los US$90.000 millones y miles de puertorriqueños tuvieron que abandonar la isla, que vivió meses de apagones y carestías.

El gobierno, que ha sido cuestionado por las formas en la que manejó el desastre, ha sido frecuentemente acusado de corrupción y vivió la mayor crisis política de su historia el verano pasado cuando unos chat homofóbicos llevaron a pedir la renuncia de Rosselló.

Desde el pasado 28 de diciembre una serie de terremotos ha estremecido la región sur del país, donde más de 8.000 personas viven actualmente en las calles por temor a las réplicas.

Tras el mayor de los sismos, de magnitud 6,4, el gobierno decretó nuevamente un estado de emergencia para toda la isla.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Según el gobierno, unas 8.000 personas están en refugios oficiales.

Desde 2006, Puerto Rico vive una desastrosa crisis económica de la que todavía no ve un posible escape.

Ese año, el Congreso de EE.UU. suspendió un acuerdo que favorecía a las empresas estadounidenses para que se establecieran en la isla, lo que conllevó a un éxodo de compañías y propició el inicio de la debacle económica.

Decenas de miles de puertorriqueños han emigrado desde entonces, los índices de desempleo y pobreza se han disparado, los recortes y la deuda se ha multiplicado y el gobierno se quedó sin fondos.

En 2016, Washington puso en marcha un mecanismo para la restructuración de la deuda, que ascendía entonces a los US$70.000 millones, a cargo de una junta federal de supervisión que tomaría decisiones respecto a los presupuestos del país, en lugar de la gobernación.

Desde entonces, esa junta se ha vuelto una figura incómoda, tanto para las autoridades locales como para muchos puertorriqueños, que la consideran una intromisión en los asuntos internos que limita la posibilidades de desarrollo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado